Banca y finanzas

El crédito al consumo marca récords y crece al mayor ritmo desde la llegada del Covid

  • Sube un 7,2% en la comparativa interanual
  • Supera los 101.000 millones de saldo vivo
El crédito al consumo marca récord. / iStock

El crédito al consumo marca récords y crece al mayor ritmo desde la llegada del Covid. Así lo muestran las cifras del Banco de España (BdE) correspondientes al mes de mayo hechas públicas este mismo lunes que dejan ver un incremento superior al 7,18% en la comparativa interanual.

De esta forma, el saldo vivo supera los 101.000 millones de euros después de la Semana Santa y en plena preparación de la época estival. Esta importante subida en la comparativa año contra año no se veía desde marzo de 2020, justo cuando estalló la crisis sanitaria del Covid-19 y el confinamiento frenó el consumo de productos y servicios que no eran de primera necesidad. Entonces el saldo vivo, que iba creciendo mes a mes y ya superaba los 95.000 millones, frenó en seco, cayendo en los meses de marzo, abril y mayo de ese mismo año. No fue hasta finales de 2022 cuando la escalada comenzó a notarse de nuevo.

En los últimos meses, y desde que la inflación comenzase a subir hace casi dos años, las familias han reducido su renta disponible mes a mes y han optado por acudir a este tipo de financiación para mantener el consumo. Y es que, la financiación al consumo es la que menos ha trasladado la subida de tipos de interés. Según los últimos datos del Banco de España, el interés de estos créditos ha escalado desde el 6,10 al 7,92% TEDR –similar a la TAE sin incluir comisiones– entre diciembre de 2021 y abril pasado, últimos datos disponibles. En paralelo, el TEDR de las nuevas hipotecas avanza del 1,39 al 3,51% y del 1,8 al 5,56% en la financiación a las empresas.

Si bien estas cifras siguen por encima de las que se cosechaban antes del inicio de la subida de tipos, las expectativas de bajada que se tienen en los mercados para este ejercicio han hecho que los porcentajes que marcan el coste de este tipo de financiación se vayan reduciendo de forma paulatina.

Se da por descontado que las cifras de saldo vivo de este tipo de financiación seguirán creciendo en los próximos meses, pues la llegada de la época estival hace que el gasto se dispare, más si cabe en un verano en el que los precios de las vacaciones volverán a marcar récords.

El crédito a familias cae

Más allá del crédito al consumo, la financiación total a las familias cayó un 1,3% en mayo de 2024 respecto al mismo mes de 2023, hasta los 689.088 millones de euros. Si se tiene en cuenta la comparativa mensual, los créditos a las familias subieron ligeramente, con un incremento en los saldos de 957 millones de euros en mayo.

Y es que las hipotecas, la otra gran partida de financiación para los hogares, empiezan a recuperarse tras el bajón de los últimos meses. La caída de las amortizaciones que durante meses fueron claves, sumada a la reactivación de la nueva contratación han dado como resultado el segundo incremento consecutivo en el saldo vivo. En lo que respecta a la comparativa interanual, esta todavía es negativa, si bien el porcentaje se va reduciendo paulatinamente.

En el lado de la financiación a empresas, esta descendió un 0,9%, hasta 918.500 millones de euros en la comparativa de año contra año. Por su parte, la deuda de las empresas se situó en mayo un 0,7% por debajo del dato de abril.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud