Banca y finanzas

La financiación alternativa crece a ritmos del 50% con grandes oportunidades en suelos, cooperativas, lujo o rehabilitación

La financiación alternativa o complementaria a la bancaria está ganando peso a pasos agigantados en el mundo inmobiliario y promotor. Crece a ritmos del 50%, con una creciente entrada de nuevos operadores para, o bien acompañar al crédito bancario tradicional en segmentos donde no llega, o cubrir necesidades descuidas por el sector bancario. Entre los proyectos más desatendidos o menos cubiertos detecta oportunidades en la financiación de suelos, viviendas de lujo, rehabilitaciones de viviendas para usos que no sean su alquiler, proyectos de coliving o coworking o acompañar a las cooperativas de viviendas.

Son algunas de las principales conclusiones compartidas en las IV Gran Jornada Inmobiliaria: Un año de oportunidades para el sector, organizada por elEconomista.es, durante una mesa en la que han participado Iñigo Torroba, consejero delegado de Civislend; Ignacio Morales, Managing Partner & Founder de Terrano Capital; Juan Galobart Juste, Real Estate Investment Lending director en Onate; Jacobo Díaz de Bustamante, director de Inversiones de Izilend, y Antonio Mañas, consejero delegado de Wecity.

"Hay muchos proyectos y muchos promotores que no tienen acceso a la financiación bancaria o que directamente los bancos o la financiación tradicional les ha dejado de lado porque no les interesa por volumen, por ubicación o por lo que sea", comparte Iñigo Torroba, consejero delegado de Civislend.

Una situación que, según apunta, está provocando que esta actividad vaya "cogiendo más peso", y "año tras año crece a niveles del 50%". "Esto va a seguir así, equiparándose con países del norte de Europa, que ya tiene un peso casi del 50-50 comparado con la financiación tradicional", vaticina.

"La banca tiene ahora mismo en mercado unos 10.000-12.000 millones de euros de financiación para el sector inmobiliario. Con eso, el sector hace unas 80.000 o 90.000 viviendas y tenemos que hacer más del doble de viviendas", observa Ignacio Morales, Managing Partner & Founder de Terrano Capital.

Faltaría, por tanto, una cuantía similar de hasta 12.000 millones para alcanzar las 150.000 o 160.000 viviendas. Hoy, según comparte, la financiación complementaria a la bancaria alcanza los 400-500 millones, que si bien resulta "altita para la realidad del negocio" es limitada frente al déficit existente para llegar a esa "estabilidad entre la oferta y la demanda" de vivienda. "Eso ya te da una idea del enorme potencial que tiene el negocio y sobre todo de la justificación de por qué este negocio crece a doble dígito", reflexiona.

Un motivo para que haya espacios sin atender adecuadamente por la banca según Juan Galobart Juste, Real Estate Investment Lending director en Onate, son los propios condicionamientos a los que está sometida la banca desde la óptica regulatoria.

"La banca tradicional española es espectacular comparada con otras geografías y lo hacen muy bien, pero efectivamente necesitan de más dinamizadores del mercado en fases iniciales, que es un poco nuestro perfil, el dinamizar operaciones donde la banca tradicional no puede entrar por, principalmente, por la regulación europea de la que depende" y cuyos requerimientos son cada vez más duros, explica. Onate ha llegado a España procedente de Reino Unido, donde indicó que hay hasta 170 fondos haciendo financiación complementaria.

La financiación alternativa según Jacobo Díaz de Bustamante, director de Inversiones de Izilend, nace "porque lo requiere el mercado". Uno de los efectos de esos requerimientos bancarios es que demora también los procesos o tiene que imponer condiciones como puede ser prevender parte de la promoción para cerrar la financiación, mientras que la financiación complementaria puede acortarlos, suponiendo en sí una oportunidad, aunque también implica unos costes financieros superiores.

"La financiación alternativa viene a cambiar un poco eso, a democratizar quién puede financiarse o quién no. No hace falta solo ser un gran player en el mercado. El track récord es muy importante, pero también hay que dar la oportunidad a nuevos jóvenes que quieren entrar en el mercado y o a la gente emprendedora que crea valor", apuesta Díaz de Bustamante.

"El coste de oportunidad no es fijarse en el spread sobre el bancario, sino el poder o no poder llegar a hacer la promoción. Con lo cual sí que somos alternativos y somos complementarios. Y creo que este es el territorio en el que nosotros tenemos muchísimo recorrido", agregó el consejero delegado de Wecity, Antonio Mañas.

Puede ver la jornada completa aquí:

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud