Banca y finanzas

La banca se acoraza y limita hasta el 2,5% el impacto a la bajada de tipos

  • Las entidades mejoran coberturas al tiempo que el mercado recorta previsiones
  • Sabadell se coloca como la que tendría menos impacto
Varias sucursales bancarias. Archivos.

La banca española ha aprovechado el año de la vuelta a los tipos de interés normalizados para crear una coraza que les permita sortear mejor la bajada de tipos de interés que llegará en los próximos meses. Así, las entidades han rebajado notablemente la sensibilidad a la bajada del precio del dinero sobre el margen de intereses en 2023, de acuerdo con sus propios datos, al mismo tiempo que el mercado rebaja sus expectativas de recortes de tipos para este año 2024.

Con todo y con ello, y teniendo en cuenta una bajada de 50 puntos básicos durante este ejercicio, los bancos que esperan un impacto mayor lo limitan a una caída del margen de intereses de hasta el 2,5%. Estos serían, de acuerdo con sus propias previsiones, algunos como BBVA y Unicaja, entre las entidades más grandes que operan en España. Por contra, otros como Sabadell, se quedarán incluso en impactos que se colocan incluso por debajo del -1%.

Con respecto al escenario de tipos de interés, los mercados aguardan la primera bajada para inicios de este verano, concretamente en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del próximo junio. Lejos de las seis rebajas que se planteaban hasta hace varias semanas, las expectativas se han relajado. El supervisor bancario europeo incluso ha recordado que estas bajadas en el precio del dinero no tienen por qué ser lineales como fueron las subidas que comenzaron en verano de 2022. De esta forma, aleja la idea de que este indicador pueda rebajarse en 100 puntos básicos este año o incluso llevarse a cabo seis bajadas como se llegó a plantear.

Entidad a entidad

Empezando por la entidad de origen catalán, en la última presentación de resultados, su director financiero, Leopoldo Alvear, señaló que "hemos venido reduciendo nuestra sensibilidad en el NII. (...) Lo hemos hecho reduciendo la parte cubierta de la cartera ALCO [bonos soberanos] que está vinculada a tipos flotantes y aumentando también la parte cubierta de la financiación mayorista que es flotante". Así, y gracias a estas medidas, a cierre de 2023 la sensibilidad a 100 puntos básicos de bajada de tipos era de alrededor del 1% en su negocio en euros. Si se extrapola al total del grupo –TSB en libras, el negocio en México en pesos y la parte de Estados Unidos, principalmente Miami, en dólares– la sensibilidad subiría al 3% negativo. Estas cifras dejan como resultado de un ejercicio teórico en el que la bajada sería la de alrededor de 50 puntos básicos que ahora se maneja en el mercado, apenas impactaría en el margen de intereses de Sabadell.

En el caso de otras entidades, como por ejemplo Santander, la situación es similar. "La sensibilidad a una caída en paralelo de 100 puntos básicos en España tendría un impacto de -1.000 millones de euros con el resto de variables iguales. Pero si utilizamos las expectativas de la curva de tipos de interés con un coste de los depósitos plano (...) que probablemente no es realista, el impacto en el NII es positivo en 500 millones de euros", señaló José Antonio García Cantera, CFO de Grupo Santander. "A cierre de diciembre de 2023 (...) el riesgo más significativo de la sensibilidad del NII se concentró en el euro, con 886,2 millones; en la libra esterlina, con 245,8 millones; el dólar, con 99,4 millones; y el z?oty polaco, con 24,0 millones", recoge sin embargo en el informe anual de la entidad.

CaixaBank, por su parte, también ha visto rebajada su sensibilidad a la bajada de tipos. "Ha bajado notablemente desde diciembre de 2021", señaló Javier Pano, director financiero del banco. Para ello, ha llevado a cabo, tal y como explicó, un aumento de activos a tipo fijo, tanto hipotecas como un incremento de la cartera ALCO. En este sentido, en el informe anual reseñan que el impacto de una bajada de 100 puntos básicos sobre el margen de intereses sería del 2,85%.

Bankinter, por su parte, mantiene una sensibilidad a la bajada de tipos de interés de entre cero y un 3/4% negativo, tal y como reseñó su director financiero, Jacobo Díaz, durante la llamada con analistas que tuvo lugar hace unas semanas. "Esto significa que existe una gran resiliencia frente a una reducción de tipos de interés actualmente", apuntó el ahora también Para conseguir estas cifras, "hemos hecho nuestros deberes en los últimos años".

El caso de BBVA y Unicaja

El caso de BBVA incluye también una mejora de los impactos. "Una bajada de 100 puntos básicos implicaba un -20% en el NII hace un año y medio", comenzaba diciendo Onur Genç, consejero delegado de BBVA, durante la llamada de resultados con analistas. "En los últimos dos años hemos venido gestionando estos números trimestre a trimestre. Así, los últimos que en nuestro informe son un más o menos 5%, de forma que cada peldaño de 100 puntos básicos en la curva de tipos de interés implica ahora una sensibilidad mucho menor gracias a las estrategias ALCO que hemos implementado", explicó.

En el informe anual, BBVA desglosa este impacto por divisas. En el caso del euro, la rebaja de 100 puntos básicos supondría entre el -1,5 y el -0,5%, porcentajes que se mantienen también para el caso del peso mexicano y el dólar. En la lira turca, importante para esta entidad por su volumen de negocio en el país, el impacto va desde el -0,5 y el 0,5%. El total de grupo se colocaría entre el -3,5 y el -1,5% de acuerdo con los mismos datos.

Unicaja es menos específica a la hora de desglosar los datos. En su informe anual, la antigua caja malagueña apenas señala en su informe anual que este impacto sería "inferior al 5%", cifra que se ha visto reducida desde el indicador de "inferior al 8%" que se había marcado a cierre de 2022.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud