Banca y finanzas

BNP Paribas se hace con el negocio de Orange Bank en Francia y España

BNP Paribas y elGrupo Orange han alcanzado un acuerdo por el que el banco galo se hace con la cartera de clientes de Orange Bank en Francia y España. La operación culmina después de que ambos grupos abriesen negociaciones en exclusiva en junio del pasado año y cristaliza en la firma de varios acuerdos. En España, Cetelem, marca de BNP Paribas Personal Finance, dará continuidad a los servicios para sus clientes y en Francia el servicio lo prestará el grupo galo a través de su filial Hello Bank!, según el comunicado conjunto divulgado este martes por ambas compañías.

La teleco lanzó Orange Bank como un banco móvil en Francia en 2017 con vocación de competir de forma directa con la banca tradicional y captar diez millones de clientes en un horizonte de diez años. En España entraba en 2019, con el plan de atraer 1,5 millones de clientes, equivalente al 10% de su clientela de valor en el país, con una oferta sencilla que abarcaría cuentas bancarias corrientes y de ahorro, tarjetas y transferencias, entre otras funciones.

Los clientes de ambos países podrán continuar utilizando las cuentas y servicios de Orange Bank hasta la recepción de una comunicación personalizada por parte del banco, donde les detallará el proceso de migración. Orange y BNP Paribas Personal Finance indicaron que colaboran además en la implementación de una nueva solución crédito para financiación de terminales móviles.

"Nuestros equipos ya están movilizados para proporcionar una transición sencilla y fluida para los clientes de Orange Bank en Francia y España, que en el futuro se beneficiarán de todos los servicios de BNP Paribas Group", destacó Thierry Laborde, director de Operaciones de BNP Paribas.

"Estamos encantados de trabajar con BNP Paribas, el banco líder en la Unión Europea, para asegurar un camino claro a seguir para nuestros clientes con una oferta dedicada, y con el apoyo de dos grupos de confianza", afirmó a su vez el CEO de Orange, Christel Heydemann, que enmarcó la operación dentro del plan estratégico de la teleco de "consolidar" su "liderazgo" en el "negocio principal".

A finales de 2023 y conforme a los datos desglosados por la teleco, la filial bancaria contaba con 1,9 millones de clientes en Europa. En España roza los 234.000 clientes, un 28% más que el año previo, y ha financiado unos 6,9 millones de dispositivos desde que inició operativa. De cara a la desinversión, Orange ha iniciado en Francia negociaciones con los empleados para un plan de ajustes que afectaría a 600 millones, y que la teleco ha provisionado con 122 millones.

La decisión de enajenar el banco la explicó Orange dentro de "una revisión estratégica lanzada hace varios meses" y que ahora llega a su fin tras culminar la búsqueda de un socio para apoyar el desarrollo de su filial bancaria, desligándola de la fusión de la filial española con MásMóvil.

A pesar de las negociaciones exclusivas, el estadounidense Ripplewood irrumpió en la operación con una oferta firme por la filial bancaria, según el diario galo Le Figaro. Su propuesta incluía una inversión de 300 millones para relanzar la actividad y la formuló, sin éxito, tras formular una oferta previa en la primavera de 2023, antes de que Orange entablase negociaciones en exclusiva con BNP Paribas.

El Grupo Orange dio el paso a enajenar el banco tras explorar otras alternativas como incorporar un socio vía desinversión parcial, mandato que habría dado al banco de inversión Lazard el año pasado.

En España, la teleco segregó el negocio local que no interesaba a BNP y abrió un proceso competitivo de venta que lidera Alantra. Según El Confidencial, por su plataforma y activos se interesó Ibercaja y algunas cajas rurales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud