Banca y finanzas

La fintech Bnext negocia su venta a la estadounidense Rêv y sortea la tormenta 'fintech'

Juan Antonio Rullán y Guillermo Vicandi, cofundadores de Bnext.
Madridicon-related

La fintech española Bnext negocia su venta a la compañía estadounidense Rêv Worldwide. La operación, que llega varios meses después de conocer que la compañía dirigida por Guillermo Vicandi buscaba un socio mayoritario, está pendiente de la autorización del Banco de España, cuyo visto bueno está dilatando el proceso. La compañía ha levantado hasta el momento en torno a 50 millones de euros a través de distintas rondas de financiación que le ha permitido desplegar su negocio, incorporando distintos servicios financieros para orientar a la compañía a ser la alternativa digital a los bancos convencionales.

Fuentes del proceso explican a elEconomista.es que en los últimos meses distintos accionistas han acordado ya su salida de la compañía y han firmado su opción de venta. La transacción supone valorar en aproximadamente 50 millones Bnext, pagado en acciones de Rêv, de acuerdo a la documentación remitida a pequeños inversores de la fintech española y consultada por este periódico.

Bnext arrancó a finales de 2016 y desde entonces se apoyó en distintos inversores para desarrollar su negocio, hasta cerrar en 2019 la hasta entonces mayor ronda en el sector fintech en España. En el proyecto han participado desde fondos españoles como GED, a través de su venture capital Conexo Ventures, a inversores extranjeros como DN Capital, Redalpine y Speedinvest.

Recientemente, el mercado apuntaba a la búsqueda de un inversor mayoritario por parte de la empresa, que a su vez se había adentrado en el mundo de los criptoactivos con el lanzamiento de una oferta inicial (ICO, por sus siglas en inglés) de su utility token B3X en colaboración con la plataforma Bit2me.

Negociación

BNext negocia ahora la compra por parte de Rev, compañía estadounidense fundada por los hermanos Roy y Bertrand Sosa que ha engullido otros rivales en el resto del mundo. Así lo hizo a finales de 2023 con la adquisición del negocio de consumo Netspend a Global Payments en una operación que ascendió a 1.000 millones de dólares pagados en efectivo. El grupo se apoyó en esta operación con el fondo Searchlight Capital.

La integración de Netspend y Rêv Worldwide ha culminado en la creación de una nueva entidad corporativa global de servicios financieros bautizada como Ouro, en la que está previsto que se integre próximamente Bnext, cuya marca desaparecerá. Las fuentes del proceso recalcan que la operación está pendiente del visto bueno de la autorización del Banco de España, que tiene la última palabra para desbloquear la compra.

Acuerdo con Correos

BNext ya lleva meses trabajando conjuntamente con Rêv a través de un acuerdo con Correos, con los que han trabajado en la propia tarjeta prepago del grupo postal para servicios como el "Bono Cultural Joven" del Gobierno y el "Bono Cesta de la Compra" de la Generalitat Valenciana.

Según las cuentas del Registro Mercantil, las sociedades operativas de Bnext todavía no arrojaban beneficios hasta 2022. Marcandita, la sociedad matriz que opera y gestiona la app y la web de la compañía española, perdió 9,5 millones en 2020, último año con cifras disponibles.

Por otro lado, Bnext Electronic Issuer, la mercantil de dinero electrónico que gestiona el negocio de las tarjetas y las cuentas de pago, elevó sus números rojos hasta los 3,69 millones de euros. Vicandi explicó hace semanas en un foro con la comunidad de B3X que la compañía había cerrado 2023 con 12 millones en ingresos y 2 millones de beneficios, "lo que nos convierte en una empresa autosostenible", afirmó.

El CEO de la compañía mantiene una línea abierta con los inversores de su token, a quienes actualiza periódicamente sobre el futuro cambio de control de la compañía. Esta semana canceló su AMA (Ask Me Anything) porque la empresa se encontraba "en un punto crucial" con el regulador respecto a la venta de la compañía.

Según el whitepaper distribuido por la compañía en 2022 con motivo de su ICO, el objetivo era convertirse en un líder en los países de habla hispana, habida cuenta de que se trata de un mercado de más de 1.000.000 de millones de euros y con cerca de un 45% de su población está desbancarizada. Con el producto de transferencias internacionales, pretende capturar un flujo de dinero de más de 7.000 millones de euros cada año y alcanzar los 5 millones de usuarios en los próximos 4 años.

BNext, el Banco de España y Rêv Worlwide no han realizado comentarios tras ser contactados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud