Empresas y finanzas

Guillermo Vicandi (Bnext): "Tenemos el objetivo de hacer accesible el mundo cripto y crecer en Latam"

  • "Hemos captado más de 11 millones de euros con la venta de nuestro token"
Guillermo Vicandi. Foto: eE

Bnext, la fintech española que nació en 2017 y cobró protagonismo gracias a una tarjeta que permitía a los usuarios retirar efectivo en cualquier cajero sin comisiones, comienza una nueva andadura tras conseguir la licencia por parte del Banco de España de entidad de dinero electrónico y pone el foco en nuevos objetivos. Guillermo Vicandi, consejero delegado y cofundador de la compañía, señala a elEconomista que Bnext, que acaba de lanzar su propio token (B3X), tiene sus esfuerzos puestos en hacer los productos blockchain, criptos y 3.0 más accesibles, pero también en su expansión internacional, especialmente en los países hispanohablantes.

Están en plena fase de lanzamiento de su token, B3X, ¿por qué lanzar una moneda digital?

Queremos apalancarnos en la posibilidad que da la tecnología blockchain de habilitar todo tipo de productos de banca retail. Nunca habíamos hecho una emisión de un token, pero sí que habíamos hecho crowfunding, así que pensamos que hacer una ICO (oferta oficial de monedas, por sus siglas en inglés) era como el 2.0 del crowfunding. Dijimos, vamos a explorar la posibilidad de emitir un token, por un lado, como forma de financiación y, por otro, de creación de comunidad. Eso es B3X, un token que da utilidad a los usuarios de la plataforma. Evidentemente habrá quien los compre pensando que en dos años van a subir de precio y ganar dinero, pero esa no es nuestra intención. Nuestro objetivo es que los token tengan utilidades dentro de la plataforma como usarlos de colateral para un crédito.

¿Qué acogida han tenido las dos primeras fases de colocación, a falta de cerrar la tercera y última?

Hicimos una primera colocación privada dirigida a institucionales en la que captamos 5,6 millones de euros; el ticket medio fue de 250.000 euros. El 1 de marzo abrimos la primera fase pública o para particulares y se captaron otros 5,6 millones, el ticket medio fue de 2.300 euros. Ahora está abierta la segunda fase pública que tiene un importe mínimo de inversión más bajo, 500 euros. El token tiene un periodo de bloqueo de seis meses, es decir, en ese tiempo no se puede comprar ni vender, los usuarios lo ven en su monedero, pero mantendrá una cotización plana, lo podrán usar a partir de septiembre.

Criptos: "Nuestros clientes cada vez lo demandan más y se han transaccionado unos 12 millones"

¿Qué va a ocurrir en esos seis meses de bloqueo?

De un lado, moveremos el monedero cripto que los usuarios tenían con Onyze a Bit2Me porque hemos usado su plataforma de lanzamiento. También estamos negociando diferentes exchanges en los que listar el token. Además, queremos desarrollar productos para que los usuarios se queden el token y le den uso, como un servicio de buy now-pay later (compra ahora-paga después).

Bnext ya ofrecía a los usuarios inversión en otras divisas digitales, ¿cuál es la acogida de los clientes?

Nosotros lanzamos inversión en criptomonedas un poco antes del verano, tras ver que había un crecimiento brutal en este tipo de activos. Comenzamos con dos monedas, Bitcoin y Etherum, pero tras unos meses lo ampliamos a 13 monedas. Nuestros clientes cada vez lo demandan más. Además, tenemos una ventaja sobre los exchanges normales, que el usuario puede mover el dinero de su monedero cripto directamente a su cuenta de Bnext, lo normal es que se mueva el dinero de la moneda digital a euros y luego a la cuenta del banco, ahí te cobran dos veces. Nuestros números son humildes, pero desde que lo lanzamos se habrán transaccionado entre 10 y 12 millones de euros y hemos tenido casi 10.000 clientes nuevos.

Bnext ha conseguido la licencia de entidad de dinero electrónico permitiéndole romper con su socio de origen y comenzar a caminar en solitario, ¿cuáles son los nuevos objetivos?

Nosotros nacimos con Pecunia como socio, pero estábamos limitados a lo que la compañía nos permitía. Cuando nos dan la licencia, tenemos un horizonte temporal en el que sabemos que vamos a poder tener el control total. Los esfuerzos los tenemos puestos en hacer los productos blockchain, cripto y 3.0 un poco más accesibles para todo el mundo y más masivos, pero también en la expansión internacional. Ya estamos presentes en México, donde los clientes pueden mandar dinero de una cuenta Bnext a otra cuenta Bnext, ahora queremos entrar en Ecuador, Colombia, Perú y República Dominicana. Hubo interés de una gran firma de remesas en nosotros, así que comenzamos a explorar el negocio y, gracias a la tecnología blockchain, montamos un servicio de envío de dinero internacional. De momento, estamos haciendo acuerdos con compañías similares para los envíos a estos países y, cuando veamos el flujo de dinero, trataremos de entrar nosotros.

"Más allá de dar el servicio 'compra ahora-paga después, no creo que entremos en crédito"

¿La ruptura con Pecunia les conllevó una pérdida de clientes?

Nosotros teníamos más de 400.000 clientes en Pecunia, de los cuáles realmente activos eran unos 140.000. En el proceso de migración, los clientes más activos, como unos 130.000, se movieron rápido. En ese proceso de comunicación, 65.000 clientes que no nos utilizaban nos han vuelto a utilizar. Otros que no nos usaban, no se han migrado.

¿Se plantean ofrecer crédito?

Las entidades de dinero electrónico no podemos utilizar el dinero de los clientes para nada. Si queremos dar crédito es a través de nuestro capital o conseguir un tercero que nos preste. No es nuestro negocio principal, así que más allá del producto compra ahora-paga después, que es distinto porque usas un token de colateral, no creo que entremos nunca en crédito.

¿Se plantean integrar Bizum?

Sí tenemos planes, aunque no me atrevo a decir plazos. Nosotros tenemos un sistema de envío propio, pero es evidente que Bizum se ha impuesto, así que lo integraremos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud