Banca y finanzas

Revolut se lanza con ofertas a derribo a por los TPV tras la caída de Redsys

  • El 'atasco' en el procesamiento de pagos en España da cabida a nuevos entrantes
Pago con tarjeta de Revolut.

Los pagos digitales toman cada vez más relevancia y los problemas de Redsys, operador principal en España, en las últimas semanas dejan el camino despejado a sus competidores para tratar de conseguir una parte del pastel que en nuestro país ya mueve más de 250.000 millones al año. Con este contexto, Revolut, uno de los bancos digitales más grandes de Europa, se prepara para lanzar una ofensiva en España para captar clientes de su pata Business –principalmente pymes– a través de una oferta a precio de coste para este tipo de transacciones, tanto en comercios físicos como digitales. Incluso antes de que este movimiento se produzca, la compañía ya ha visto aumentar el número de transacciones a través de este tipo de pagos y cifran en un 10% el aumento de ellas con la primera de las caídas del servicio de sus rivales, que dejó a buena parte del país sin poder operar durante horas.

"Vamos a lanzar una campaña de procesamiento, para facilitar el procesamiento a los comercios en España, tanto en comercio físico como online", señalan a elEconomista.es Alex Codina, Head of Acquiring de Revolut a nivel global y Jesús Romo, responsable de pagos en persona. "Los pequeños y medianos comercios en Navidad, diciembre y enero, tienen su pico de ventas. No pueden quedarse tirados. Queremos una alternativa clara para para la economía, para estos comercios que se lo están pensando y vamos a ofrecer procesamiento a coste hasta finales de enero", admiten. "No vamos a hacer margen, pero por lo menos en España, si alguien quiere utilizar los métodos de pago de Revolut como una alternativa, lo va a poder hacer en cuestión de minutos".

Así, la oferta comercial supone un 50% de descuento sobre el precio del Revolut Reader y sobre todas las comisiones. El coste normal de este dispositivo es de 49 euros en un pago único y las omisiones que se aplican son del 0,8% más 0,02 euros por transacción para tarjetas del Espacio Económico Europeo y para el resto 2,6% más 0,02€ por transacción, que se reducirán en el periodo promocional a la mitad.


Codina y Romo reconocen que los competidores que operan en España llevan mucho tiempo en el mercado y que "han hecho las cosas muy bien" pero subrayan la importancia de que "los comercios entiendan que cuando seleccionan un TPV o una pasarela de pagos online u otra, el ecosistema de pagos tiene muchos actores". "Puedes encontrar una situación en la que el TPV está fabricado por un fabricante, vendido por un banco, y procesado por uno de estos grandes que integran directa o indirectamente con Visa, Mastercard, etc.", ejemplifican, "o puedes tener algo más controlado por el prestador de servicios que es, por supuesto, el fabricante del terminal. Siempre tienes algún partner, pero la integración con esquemas y el procesamiento de pagos, nosotros lo hacemos propio". A la pregunta de por qué desarrollar un sistema propio para procesar los pagos, desde Revolut señalan la pervivencia de sistemas legacy en el mercado, "que son más viejos y que no necesariamente puedes contar con ellos" y el control que da poder tener un servicio así de forma interna. "Toda la tecnología falla, pero si la tecnología está internalizada tienes la posibilidad de levantar el sistema más rápido", admite.


Revolut decidió desarrollar su propio sistema de procesamiento de pagos a través de una estructura que ellos mismos definen como "moderna, muy bien dimensionada, flexible y escalable". "La red de procesamientos de pago en España está muy concentrada en dos o tres grandes procesadores", reconocen, por lo que decidieron montar un sistema propio apalancando tecnologías cloud, que permiten dimensionar infraestructuras de forma más ágil.


La fintech aspira así a conseguir una parte del pastel del procesamiento de pagos. "La idea es que para Navidad los comercios puedan quedarse con gran parte o todo lo que puedan del margen de sus ventas y también durante todo enero. La cuesta de enero en este país sabemos lo que supone y esto es algo que lo vamos a hacer de forma exclusiva en España", detallan.
"Creemos que en este momento en España hay que arrimar el hombro más que en otros países que no tienen esta gran congestión de procesamiento en dos o tres players con el riesgo que esto supone", finalizan.

Nuevo terminal y RevolutPay en 2024

Con este primer paso en el corto plazo, Revolut trabaja ya en nuevos lanzamientos para el año que viene. "Vamos a seguir desarrollando y vamos a lanzar en la parte de pagos en persona un terminal más avanzado para las empresas medianas", admiten, además de la implantación de su propio método, Revolut Pay, en comercios. La fintech, que operaba hasta hace unos meses a través de IBAN lituano, puso sobre la mesa la posibilidad de conseguir un identificador nacional para los particulares, algo que ahora también extenderán a la pata de negocios. "Será en breve", señalan con respecto a los tiempos para este lanzamiento.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud