Redactora de Sanidad

Un estudio cifra en un mínimo de 15.000 millones los ahorros que se pierden por la ausencia de biosimilares ('genéricos biológicos') de algunos medicamentos. Lo llaman 'el vacío biosimilar'.

Salud

Si hace unos años fueron las inmunoterapias las protagonistas de los encuentros científicos dedicados al tratamiento del cáncer, en la última edición del encuentro que organiza todos los años la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), el Congreso ESMO 2023, todos los ojos han estado puestos por primera vez en los estudios sobre conjugados anticuerpo-fármaco.

Salud

Instituciones y compañías innovadoras buscan las nuevas fórmulas de éxito para mejorar la atención a las enfermedades del campo de la salud mental. Con el Día Mundial por la Salud Mental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos difunden sus nuevas directrices para el cuidado de la salud mental, con el objetivo de ayudar a los países a mejorar su legislación y promover el acceso a una atención de calidad en el área de salud mental. En los laboratorios, los equipos de investigación han redoblado sus esfuerzos con un total de 118 potenciales nuevos medicamentos con nuevos mecanismos de acción ya en fases de 1 a 3 (probadas en pacientes). Son 44 fármacos para la depresión, 29 para esquizofrenia, 23 para trastorno por ansiedad, 9 para trastorno bipolar, 6 para hiperactividad y déficit de atención y 7 más para diversas indicaciones en el área de neuropsiquiatría, según un estudio publicado en la revista científica 'Expert opinion on drug discovery'.

Salud

En España hay 28 millones de personas que utilizan de forma habitual las redes sociales (RRSS). Cuando se trata de pacientes de ginecología, el 40% de ellas consulta información sobre su salud antes de ver al especialista, y la misma proporción lo hará después de la consulta para contrastar información, según ha expuesto Jackie Calleja, director médico de la Clínica Bmum (Madrid) en la jornada WHC Exeltis Day.

Sanidad

El encuentro centrado en prevención que convoca todos los años la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) se ha celebrado en Málaga en su última convocatoria. Bajo el lema ‘Definir los objetivos e individualizar estrategias’, los expertos han compartido las últimas evidencias científicas sobre cómo cuidar la salud del corazón. Ser prudentes con la sal -aunque no tengamos hipertensión- y evitar las siestas prolongadas (de pijama y orinal en jerga popular) son dos buenas formas de hacerlo.

En el cuarto año de pandemia, la atención vuelve a otros problemas de salud y los patrones de consumo de medicamentos dan indicios de haber recuperado las tendencias previas a la crisis, aunque la incertidumbre sobre nuevas variantes de SARS-CoV-2 aún se cierne sobre los mercados. El informe de IQVIA sobre empleo de medicamentos en 2023 documenta una previsión al alza que supera las estimaciones prepandémicas en 497.000 millones de dólares, con un incremento del 1,6% medido en días de terapia y un impulso acusado en Asia-Pacífico, India, Hispanoamérica, África, Oriente Próximo y China. Se espera que la tasa de crecimiento para los países con mayores ingresos en Europa Occidental, norte de América, Japón y Europa Oriental sea más modesta (entre el 0,1% y el 0,4% para el mismo periodo), en parte porque sus cifras de empleo de medicamentos son elevadas desde el primer año del análisis.

El área de la medicina de precisión está avanzando de forma vertiginosa. La revista Forbes la ha destacado como la primera de las cinco tendencias clave en el mundo de la salud para este año. El impulso de las nuevas ciencias ómicas va a traducirse en una nueva generación de medicina de precisión que permitirá conocer mejor la salud humana, las causas de las enfermedades y las mejores estrategias para ponerles freno antes de que se presenten. "Se espera que en 2023 la investigación recurra a estas disciplinas para prevenir y tratar de forma más eficaz las enfermedades más importantes", dicen los expertos de Forbes.

Los expertos aseguran que, a medida que aumentan los diagnósticos de cáncer, las organizaciones que no inviertan en innovación van a enfrentarse, con los mismos recursos (o menos) a una población de pacientes cada vez más amplia y a la que será más costoso atender. La innovación es la solución.