Aragón

Garamendi espera que tras el 28-A haya estabilidad y moderación

Zaragoza

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, espera que tras las elecciones generales haya estabilidad y moderación en España. Tras la cita electoral, pedirá a los partidos políticos que empiecen a trabajar "en lo que nos une".

"Los empresarios no hacemos política, pero sí es cierto que siempre planteamos que nos gusta la estabilidad", ha añadido Antonio Garamendi en Zaragoza durante su asistencia al cambio de presidencia de CEOE Aragón, que ahora pasará a ser liderada por Ricardo Mur, también presidente de CEOE Zaragoza, tras la marcha de Fernando Callizo.

Garamendi ha indicado que la estabilidad es necesaria para las empresas, la economía y la generación de riqueza y empleo, aunque no es lo único que se precisa, ya que también ha considerado que es necesaria la "moderación. A los empresarios nos gusta la estabilidad a través de la moderación, pero son los españoles y ciudadanos los que tenemos que tenemos que votar porque los empresarios, en ese sentido, somos personas. Después de las elecciones, veremos cuál es el campo de juego de los españoles. Desde luego, nosotros vamos a trabajar y siempre vamos a estar para sumar".

De esta manera, el presidente de CEOE ponía de manifiesto su voluntad de que, tras las elecciones, "nos pondremos a disposición del gobierno que salga lógicamente para sumar y seguir trabajando, que es lo que debemos hacer".

Garamendi ha evitado pronunciarse sobre determinadas formaciones políticas como Vox y su irrupción en el panorama político, reiterando su afirmación de "estabilidad y moderación. Con esto lo estoy diciendo todo".

El presidente ha explicado que lo que sí harán tras la cita electoral es plantear a los partidos políticos que se trabaje en los que "nos une y no en lo que nos separa", aspectos estos últimos que tienden a "venderse" más durante las campañas electorales.

Garamendi, durante su visita a Zaragoza, también ha mostrado su rechazo a los 'Viernes sociales' porque siempre han apostado por el diálogo social, que "es la mayor infraestructura que podemos tener en España porque es la paz social".

En este sentido, ha mostrado su rechazo a los Reales Decretos aprobados, que "no nos gustan por varios motivos. El primero de ellos es que el Real Decreto es un contrato de adhesión. Un Proyecto de Ley nos permite decir lo que opinamos", mientras que en un Real Decreto "aceptas la letra entera o no vale. Y, en segundo lugar, tenemos derecho a la audiencia que, en un Real Decreto, no tenemos".

Garamendi ha matizado que desde CEOE no se ha entrado "tanto en las medidas, sino en cómo podían haber salido"los Reales Decretos. "Hemos dicho en todo momento que se hagan las elecciones. Nosotros vamos a seguir estando ahí y, si los temas son tan importantes, vamos a hablar sobre ellos. Un Real Decreto tiene que ser un hecho extraordinario, urgente y necesario. No discutimos que los temas no sean necesarios pero entiendo que, si son importantes, no pueden ser urgentes ni excepcionales".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.