Aragón

Ibercaja cierra el tercer trimestre con un beneficio neto de 72,5 millones

Gráfico: Ibercaja
Zaragoza

La entidad ha aumentado los ingresos recurrentes y los recursos de clientes, además de incrementar el importe administrado en fondos de inversión. En este período, Ibercaja ha formalizado 4.181 millones de euros en nuevas operaciones de financiación crediticia y ha reducido los activos problemáticos en un 21%. La entidad, que ha fortalecido sus ratios de solvencia y liquidez, mantiene la previsión de salir a bolsa antes de finalizar el año 2020 para lo que ha contratado como asesor financiero independiente a Rothschild & Co.

Dentro de un contexto marcado por los tipos de interés que continúan en mínimos históricos, la fuerte competencia en banca minorista y la transformación del modelo de negocio del sector, Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 72,5 millones de euros en los nueve primeros meses de este año.

Un resultado que se debe, principalmente, a la continuidad del dinamismo de la actividad con clientes, tanto en recursos gestionados (+2,4%interanual) y su diversificación (el 46% del total son ya fondos de inversión, fondos de pensiones y seguros de ahorro), como a la nueva financiación crediticia concedida (+4,2% interanual).

El margen de intereses en estos nueve primeros meses del año ha sido de 419,2 millones de euros, un 0,2% superior al correspondiente al mismo periodo de 2017.

Esta variación es consecuencia de los mayores ingresos provenientes de la actividad minorista, que crecen un 2,5% (7,8 millones de euros), aunque en parte se ven contrarrestados por los menores ingresos derivados de la gestión de carteras mayoristas, que disminuyen el 17% interanual y suponen ya solo el 12% de los ingresos financieros del Banco. Sobre activos totales medios (ATM), el margen de intereses mejora 7 puntos básicos, hasta el 1,1%.

Las comisiones netas progresan un 4,2% interanual hasta los 279,8 millones de euros, impulsadas por los cobros asociados a la gestión de activos y los seguros (+7,7% interanual), que representan el 58% del total de ingresos por comisiones del Banco, mientras que las comisiones por servicios bancarios retroceden un 0,5% interanual.

Los ingresos recurrentes (margen de intereses + comisiones) se cifran a cierre de septiembre de 2018 en 699 millones de euros, un 1,8% más que en el mismo mes de 2017, continuando el alza progresiva en la rentabilidad del negocio minorista de la entidad iniciada ya el año pasado.

Los costes de explotación disminuyen un 6,8% interanual gracias al retroceso del 4,4% de los gastos recurrentes. Ibercaja completó el pasado mes de junio el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), acordado con una mayoría de los representantes de los trabajadores en 2017, que le ha permitido reducir a futuro los gastos de estructura operativa anuales en aproximadamente un 10%.

Como resultado de todo ello, el beneficio recurrente antes de provisiones (margen de intereses + comisiones – gastos de explotación recurrentes) crece un 15,8% interanual hasta los 243,3 millones de euros, mejorando el ratio sobre ATM en 12 puntos básicos con respecto a septiembre de 2017. De esta manera, la Entidad reafirma el objetivo de incrementar el beneficio recurrente antes de provisiones en un 10% a lo largo de 2018.

El beneficio antes de saneamientos ha crecido hasta los 233,2 millones de euros, un 10,7% interanual, gracias al progreso de los ingresos recurrentes (+1,8% interanual) y la disminución de los gastos recurrentes (-4,4% interanual) entre enero y septiembre de 2018 en comparación con el mismo período del año anterior.

La mejora de la coyuntura económica, la gestión activa de la inversión irregular que está llevando a cabo la Entidad y los niveles de cobertura disponibles, gracias a las dotaciones efectuadas en ejercicios anteriores, permiten situar el coste del riesgo en 46 puntos básicos, en línea con el objetivo marcado en el año de 50 puntos básicos.

Como resultado de estas tendencias, el beneficio antes de impuestos en los 9 primeros meses del año aumenta un 3% interanual hasta los 115,8 millones de euros.

Finalmente, el beneficio después de impuestos del Banco asciende a 72,5 millones de euros, un 10,1% inferior al de septiembre de 2017.

Gestión de activos

Los recursos de clientes totales administrados por Ibercaja han alcanzado los 56.687 millones de euros a finales de septiembre de 2018, lo que supone 1.308 millones más que hace un año, es decir, un aumento del 2,4%.

Por su parte, la gestión de activos y los seguros de ahorro siguen siendo el motor clave de esta evolución, con un aumento del conjunto de estas rúbricas del 5,3% interanual hasta los 25.889 millones de euros. Un volumen que representa el 46% del total de recursos de clientes que gestiona Ibercaja.

Además, los fondos de inversión han seguido creciendo y lo han hecho con un avance interanual del 5,3%, situándose próximos a los 12.600 millones de euros gestionados. Esto representa una cuota de mercado nacional del 4,6%.

El saldo gestionado en fondos de pensiones asciende a 6.344 millones de euros, un 1,1% más que en septiembre de 2017, lo que representa una cuota de mercado en España del 5,7%. Los seguros de vida han aumentado un 6,8% interanual hasta los 7.271 millones de euros, un 3,9% del mercado español.

Las primas de seguros de riesgo (vida riesgo y no vida) ha mostrado un comportamiento positivo, con un crecimiento del 6,4% interanual, hasta los 199 millones de euros. Dentro de este segmento, destaca el incremento del 7,5% interanual experimentado por los seguros de no vida.

Actividad crediticia

Ibercaja ha formalizado 4.181 millones de euros en nuevo crédito durante los nueve primeros meses de 2018, lo que supone un 4,2% más en términos interanuales. La Comunidad de Madrid y el Arco Mediterráneo representan el 48% de estas nuevas operaciones como consecuencia de la apuesta del banco por el crecimiento comercial en estas zonas, que son las más dinámicas del mercado bancario español.

Además, cabe destacar que el 69% del importe total (2.900 millones de euros) se ha destinado a la financiación de empresas, segmento objetivo prioritario en el Plan Estratégico 2018-2020.

La financiación acumulada de capital circulante de empresas se ha incrementado un 15,5% interanual hasta superar los 5.000 millones. Dentro de esta partida, la financiación al comercio exterior presenta un aumento del 18,6% frente al importe realizado en el mismo período de 2017.

En cuanto a las formalizaciones de nuevas hipotecas para la adquisición de vivienda de las familias, suman 962 millones de euros hasta final de septiembre, lo que supone un avance del 11,7% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta aceleración de la producción hipotecaria se debe, en parte, a la campaña de financiación hipotecaria que Ibercaja lanzó en el segundo trimestre de este año, con condiciones de acceso a bonificaciones en los tipos de interés aplicados a estas operaciones más flexibles.

El saldo de riesgo vivo de crédito en situación normal (ex adquisición temporal de activos) disminuye un 0,6% respecto a septiembre de 2017. Excluyendo el crédito al sector público, la caída se limita al 0,3% interanual. El aumento de la financiación a actividades productivas, cuyo saldo vivo crece un 6,7% interanual contribuye a la gradual estabilización de esta magnitud.

Activos problemáticos

El volumen de activos problemáticos brutos (dudosos + adjudicados) ha registrado una caída del 10,1% (437 millones de euros) frente a los primeros nueve meses de 2017, ubicándose ahora en 3.871 millones de euros. Con respecto a diciembre de 2017 estos activos han descendido un 7,3%.

Además, el saldo de riesgos dudosos ha disminuido un 6,5% (168,3 millones de euros) y la tasa de mora desciende hasta el 7,3% desde diciembre de 2017.

El saldo de activos adjudicados se reduce en un 8,7% (136,3 millones de euros). Las ventas de adjudicados en estos nueve meses alcanzan los 252,4 millones de euros, un más 18,2% más que entre enero y septiembre de 2017, con las que Ibercaja ha liberado nueve millones de euros de provisiones. Las ventas de suelo durante estos nueve meses representan 98 millones de euros, lo que supone un aumento interanual del 66%.

El ratio de cobertura medio de la exposición problemática de la Entidad alcanza el 52,9%, frente al 46,2% registrado en septiembre de 2017.

La reducción de activos problemáticos brutos, unido al esfuerzo realizado en ejercicios anteriores en la dotación de provisiones, permite que la exposición problemática neta haya caído 495 millones de euros, lo que representa un 21% respecto a la misma fecha del año pasado. Desde diciembre de 2017 los activos problemáticos netos caen 342 millones de euros, un 15,8%.

Solvencia y liquidez

En septiembre de 2018, el coeficiente de solvencia CET 1 (Phase In) se sitúa en el 11,7%, con un incremento de 5 puntos básicos en el año. El ratio de capital total (Phase In) asciende al 15,5%. Estos ratios de capital superan ampliamente los requerimientos SREP para 2018 (8,125% y 11,625%, respectivamente).

En marzo, se completó la emisión de 350 millones de euros en participaciones preferentes, capital de nivel 1 adicional (AT1), con la que Ibercaja mejoraba el ratio de capital total (Phase In) en 150 puntos básicos, en lo que constituye uno de los principales hitos establecidos en el Plan Estratégico 2018-2020.

A cierre del tercer trimestre, el ratio de solvencia CET 1 (Fully Loaded) mejora 9 puntos básicos en el año hasta el 10,6%, mientras que el ratio de capital total (fully Loaded) se sitúa en el 14,5%.

Por su parte, los activos líquidos disponibles y la capacidad de emisión de cédulas conceden a Ibercaja una robusta posición de liquidez total, que supera los 16.700 millones de euros (activos líquidos + capacidad de emisión), lo que equivale al 32% del activo.

Salida a bolsa

Ibercaja mantiene su previsión de salir a bolsa en el plazo marcado por la normativa vigente, antes de finalizar el año 2020. La entidad ha contratado a Rothschild & Co como asesor financiero independiente, según han indicado desde la entidad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin