Aragón

La agroalimentación aragonesa tendrá 53 millones en ayudas para incrementar ventas

Zaragoza

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha publicado este miércoles en el BOA la convocatoria de ayudas destinadas a la industrialización agroalimentaria dotadas con 22,2 millones para el periodo 2021-2022, que se completará el próximo año con una segunda edición con otros 30,8 millones, hasta alcanzar un total de 53 millones, y que primarán los proyectos orientados a incrementar las ventas de estos productos.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha presentado este miércoles estas subvenciones en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la directora general de Innovación y Promoción Agroalimentaria, Carmen Urbano.

Estas partidas presupuestarias provienen de los Fondos Europeos de recuperación Next Generation, encaminados a paliar los efectos económicos de la pandemia en el mundo rural, sin los cuales "hubiera sido imposible realizar esta inyección de recursos", ha afirmado Joaquín Olona.

El consejero ha indicado que el objetivo de estas ayudas es "impulsar de manera particular el crecimiento de las ventas en la agroindustria aragonesa", cuyas cifras espera que "se dupliquen en los próximos tres o cuatro años", y que pasen de los "cinco mil millones" actuales a "los diez mil millones". Olona ha expresado que "el Gobierno de Aragón quiere ser un agente activo" que apoye "estos logros empresariales".

A su vez ha explicado que espera que esa duplicación de las ventas lleve también a "doblar el empleo" en el sector y que "en el corto medio-se superen los veinte mil puestos de trabajo". Además, ha recordado que la vinculación de la agroalimentación con el territorio hace que esa creación de empleo se produzca en el medio rural.

El responsable de Agricultura y Ganadería ha resaltado "la importancia del sector agroalimentario en la economía aragonesa" que supone "el diez por ciento del PIB de la Comunidad", por lo que "su crecimiento contribuye al impulso del desarrollo general" del territorio.

Segunda convocatoria

Olona ha anunciado también que está previsto que el próximo año se publique una segunda oferta de ayudas "por valor de 30,8 millones de euros", que abarcará proyectos que lleguen hasta el 2025.

El consejero ha defendido el "efecto multiplicador" de este tipo de ayudas, que llega hasta "las seis veces", es decir, que "con 53 millones de euros estamos movilizando una inversión de 300 millones".

La directora general de Innovación y Promoción Agroalimentaria, Carmen Urbano, ha explicado por su parte, que el plazo para la presentación de solicitudes de esta primera edición comenzará mañana y estará abierto hasta el 12 de enero de 2022.

Urbano ha abundado en la orientación comercial y de marketing de esta convocatoria. Así, ha apuntado por un lado, que en el proceso de selección de los proyectos se puntuará de manera prevalente el incremento de ventas nacionales e internacionales; además se valorará que cuente con un plan de marketing y comercial.

Igualmente, ha detallado que se puntuará favorablemente "la alineación del plan de marketing y ventas con la estrategia institucional de promoción agroalimentaria del Gobierno de Aragón", así como con "los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Pacto Verde".

La directora general ha hecho hincapié en la importancia que se otorgará a que las solicitudes "tiendan a mejorar el rendimiento y desarrollo económico, fomenten los productos de calidad diferenciada, favorezcan la innovación, la internacionalización, la transformación digital y la indutria 4.0, el marketing, sean respetuosos con el medio ambiente, estén alineados con los objetivos de desarrollo sostenible y, por supuesto, contribuyan a la creación de empleo en el mundo rural".

Del mismo modo, ha afirmado que se favorecerán "los acuerdos estables de cooperación y la integración vertical y horizontal" con otros agentes "para salir al mercado", ya que se quiere potenciar "una estructura indutrial fuerte, con potencial y en la que nos acostumbremos a cooperar y colaborar".

Inversión mínima

La inversión mínima que deben tener cada proyecto para poder solicitar estas ayudas será de "cien mil euros", y se podrá obtener una cuantía máxima de "un millón de euros", ha referido la directora general.

La intensidad de la ayuda se incrementa en las zonas menos favorecidas. En la provincia de Teruel la ayuda alcanzará un 20% del gasto subvencionable de cada proyecto, que en Huesca y Zaragoza provincia será de un 15%. Estos porcentajes podrán incrementarse en un 10% adicional para las microempresas y pequeñas empresas.

El consejero Olona ha justificado este criterio por "el apoyo a la creación de empleo rural", por lo que las ayudas están "orientadas a ese ámbito territorial de manera prioritaria y menos hacia el entorno de la ciudad de Zaragoza".

En cuanto a los gastos subvencionales, Urbano ha detallado que se dirigen "tanto a los aspectos tangibles como intangibles". Así, ha especificado que incluye la construcción, adquisición o mejora de bienes inmuebles; la compra de nueva maquinaria y equipos de primera mano; los proyectos de las ingenierías, planes de marketing, de comunicación, la adquisición o desarrollo de programas informáticos, así como las adquisiciones de patentes, licencias, derechos de autor y marcas registradas".

La directora general ha aclarado que pueden optar tanto las empresas de nueva creación como las ya constituidas para "ampliación o desarrollo" de nuevos proyectos o instalaciones.

Impacto de la PAC

Joaquín Olona ha adelantado que este jueves, 28 de octubre, presentará su análisis sobre el impacto en Aragón de la nueva regulación de la PAC, que explicará esta tarde en una reunión previa con representantes políticos y organizaciones agrarias.

El consejero ha argumentado que "debemos ser realistas" con los objetivos que no se han conseguido desde Aragón como "el mantenimiento de los derechos históricos o la definición tan laxa de agricultor profesional" que se ha impuesto, pero "hay que seguir trabajando".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.