Aragón

UGT y CCOO Aragón piden que la recuperación económica cree empleo de calidad

Zaragoza

Las comisiones ejecutivas de CCOO y UGT Aragón se han reunido este miércoles, en el centro de formación Arsenio Jimeno de Zaragoza, donde han acordado su estrategia de cara al diálogo social y han señalado que "la recuperación económica debe servir para crear empleo de calidad", al tiempo que han pedido que "no se permita a nadie bloquear las negociaciones" del SMI.

El secretario general de CCOO, Manolo Pina, y el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, han informado en una rueda de prensa tras la reunión del resultado de este encuentro, y han coincidido en que "estamos en un momento crucial del diálogo social".

Pina ha indicado que tanto la legislatura española como aragonesa se encuentran en su ecuador y ambos gobiernos "van decidir cuál es el camino que a seguir y los sindicatos mayoritarios hemos de participar en esa reflexión", y se ha felicitado por acudir a ese proceso "con una sola voz" porque "eso nos fortalece".

Alastuey, por su parte, ha aludido a la recuperación económica y ha solicitado que sirva para generar empleo de calidad, recordando que "el trabajo precario es el primero que se destruyó en la pandemia". En este sentido, ha alertado sobre el riesgo de "apostar por sectores que producen ese tipo de empleo".

Pese a esta recuperación, el secretario general de UGT Aragón ha indicado que existen numerosas incertidumbres ligadas a "la pandemia, la crisis de los suministros y el encarecimiento del transporte".

"Habrá que observar cómo evoluciona la situación en los próximos meses para ver si esta mejora económica se consolida", ha afirmado.

Prórroga de los ERTE

Por ello, desde ambos sindicatos se ha pedido la prórroga de los ERTE, y se ha instado a crear "un sistema de ERTE permanentes" dentro de la próxima "reforma laboral".

Pina ha mencionado también esta revisión normativa pendiente sobre el mercado laboral, de la que ha dicho que, "tras tres negociaciones hemos cerrado textos y siempre le damos vueltas a los mismos cuatro temas: inaplicación de los convenios, prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, la subcontratación y la ultraactividad", ha enumerado.

Ambos dirigentes sindicales han recordado los avances conseguidos en las pensiones, con "la revalorización y la separación de gastos de la Seguridad Social", y en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), "con el acuerdo que se acaba de firmar, con una subida que consideramos razonable".

Han ratificado lo positivo del acuerdo alcanzado pero han advertido que debe cumplirse con la hoja de ruta estipulada en las negociaciones para los años 2022 y 2023 que marca que el SMI alcance el 60 por ciento del salario medio, antes del fin de la legislatura.

Respecto a la negociación del SMI, Pina se ha referido con dureza la oposición de la CEOE a aceptar cualquier tipo de subida para este año: "Hemos tenido tres rondas de negociaciones y ellos siempre han venido con una negativa a mejorar el salario mínimo interprofesional". El secretario general de CCOO Aragón ha afirmado que "no se debería permitir a nadie bloquear las negociaciones".

Alastuey ha pedido "no generar falsa conflictividad" que, ha opinado, "puede estar está motivada por factores externos a la propia negociación y al propio diálogo social". El secretario general de UGT Aragón ha recordado que "queda pendiente la parte más difícil del diálogo social, que es la de la derogación de las reformas".

Escudo social

Alastuey ha defendido también que los fondos europeos deben orientarse al relanzamiento de la economía y ha tener "sociedades más igualitarias y más resistentes", lo que exige ineludiblemente contar con "servicios públicos más potentes", que la pandemia ha mostrado como el medio para poder "hacer frente a las adversidades y las incertidumbres".

Por eso, para este otoño las dos organizaciones sindicales han marcado como objetivo prioritario mantener un "escudo social" que proteja el trabajo y las economías domésticas. Y han propugnado también un fortalecimiento de los tres pilares del Estado del bienestar como son la sanidad, la enseñanza y los servicios sociales.

Manuel Pina ha incidido en que, tras el provisional control de la pandemia, "no se deben cometer errores pasados, hay que aprovechar las medidas que se han puesto en funcionamiento como son los ERTE, el ingreso mínimo vital, o las normas para que impedir los cortes de luz a familias vulnerables, y otras medidas para proteger a las personas".

El secretario general de CCOO Aragón ha apuntado que el camino que se tome para la recuperación económica debe resolver los problemas que existían antes de la pandemia, que eran de "profunda precariedad laboral y desigualdad social", provocados por los recortes y la austeridad impuestos tras la "crisis de 2008".

Pina ha expresado que es "el momento de revertir esa situación" y marchar hacia "un equilibrio entre la mayoría social y el ámbito empresarial" porque la desigualdad "acaba en movilizaciones".

Fondos europeos

Ambos líderes sindicales han argumentado que esta aspiración igualitaria responde a los objetivos de modernización que exigen los fondos europeos que, junto a la digitalización y la transición ecológica, propugnan "la resiliencia de la sociedad", lo que solo puede darse "con sociedades más igualitarias y servicios públicos potentes", ha esgrimido Alastuey.

Ambos sindicatos han coincidido en la necesidad de revisar la Estrategia Aragonesa de Recuperación, "que se firmó en medio de la pandemia", en la línea mencionada de reforzar el sector público y del reparto de fondos europeos. Igualmente, han reclamado incluir en las mesas de diálogo sociales "no solo el departamento de Economía sino también los de Industria y Servicios Sociales".

Han apoyado la mayor necesidad de financiación de "las Comunidades Autónomas, como la aragonesa, que tienen mayores gastos por la despoblación", y se ha declarado contrarios a una bajada de impuestos ya que han ratificado su prioridad por "fortalecer los servicios públicos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.