Aragón

El centro tecnológico AITIIP desarrolla un sistema robótico para desmantelar y reciclar materiales compuestos de los aviones

  • HELACS espera movilizar de aquí a 2030 hasta 30 millones de euros, generando 750 nuevos puestos de trabajo directos, a lo largo de toda la cadena de valor de la industria aeronáutica europea
Zaragoza

AITIIP lidera el proyecto HELACS que propone un innovador modelo robótico basado en machine learning para transformar procesos de desmantelamiento de las aeronaves del futuro, que incorporan materiales compuestos en sus estructuras.

El proyecto HELACS, que cuenta con un presupuesto de casi dos millones de euros, tiene así como objetivo desarrollar una metodología doble de desmantelamiento integral controlada para hacer posible la clasificación, el reciclaje y la reutilización de piezas de aviones hechas de materiales compuestos termoestables y termoplásticos, que hayan llegado al fin de su vida útil.

Cada año, la industria aeronáutica genera más de 40.000 toneladas de residuos de material compuesto. Con la recuperación de materiales, la tecnología que propone HELACS favorecerá la transición de la próxima generación de aeronaves hacia un modelo de eficiencia energética.

El proyecto centrará su investigación en el desarrollo de un modelo de reaprovechamiento que combinará un sistema de corte por agua (que permitirá trocear selectivamente la pieza termoestable en una dimensión idónea para su reciclaje) y un proceso de pirólisis (carbonización de la matriz termoestable, para reaprovechar las fibras de carbono que sobreviven a esta descomposición química).

Para realizar el corte por agua, se está desarrollando una tecnología robótica basada en el machine learning. Esto es, el "humano", empleando una dummy tool, marcará la ruta de corte con sus movimientos, y el robot clonará el trazado para realizar el corte con agua a alta presión.

El proyecto HELACS plantea también el reprocesamiento de materiales compuestos termoplásticos mediante una segunda tecnología de soldadura resistiva, que servirá para "despegar" los paneles y así volverlos a usar, aprovechando las propiedades de los materiales termoplásticos (pueden volver a fundir una vez consolidados).

El objetivo es mejorar la capacidad de reciclaje de componentes de aeronaves en un 40% y, por tanto, reducir en un 50% la emisión de CO2 de los aviones. La metodología revolucionaria de desmantelamiento de HELACS proveerá de herramientas necesarias para hacer más sostenible a la industria aeronáutica del futuro, incorporando la Economía Circular en sus procesos. HELACS espera movilizar de aquí a 2030 hasta 30 millones de euros, generando 750 nuevos puestos de trabajo directos, a lo largo de toda la cadena de valor de la industria aeronáutica europea.

La investigación, enmarcada en el programa de financiación Clean Sky 2 Joint Undertaken de la Unión Europea, cuenta con la participación de cuatro socios de España, Bélgica y Reino Unido. AITIIP, como coordinador del proyecto, en conjunto con sus socios PLATA, Centexbel y Gen2Carbon, validará los resultados del proyecto mediante una fase de demostración en el Aeropuerto de Teruel.

El proyecto HELACS también promoverá la creación de nuevas rutas de valorización que maximicen la retención de valor de los diferentes componentes de la aeronave, aumentando la competitividad y haciendo posible que Europa se sitúe a la vanguardia de los procesos de desmantelamiento a nivel mundial.

Además, se estudiará la extrapolación de la metodología a otros sectores (ferroviario, automovilístico o construcción) que generan residuos de material compuesto y que comparten la misma necesidad de reformular sus prácticas ambientales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin