Aragón

Las ayudas de 50 millones del plan de choque al turismo y hostelería se podrán pedir en mayo

Zaragoza

El Gobierno de Aragón ha presentado la orden que regula el tercer plan de choque de ayudas a la hostelería y el turismo, habilitado para hacer frente a la crisis generada por la pandemia y que asciende a 50 millones de euros. El plazo para solicitar las subvenciones empezará el 25 de mayo, a partir de las 8.00 horas, y finalizará el 22 de junio, hasta las 14.00 horas.

De esta forma, los empresarios concernidos tienen aproximadamente un mes para pedir las ayudas a través de la sede electrónica de la Administración autonómica. Tras el último día de plazo, se les notificará la resolución de la concesión de las ayudas en un plazo máximo de tres meses y ante el silencio administrativo se entenderá la solicitud desestimada.

Así lo ha explicado el vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, en rueda de prensa. Según ha detallado, la cantidad mínima que recibirá cada beneficiario será de 3.000 euros y la máxima de 200.000 --este máximo está marcado por la normativa europea--.

Aliaga ha recordado que la previsión es que la comunidad autónoma aporte 30 millones de euros --el 60 por ciento del total--, 10 millones las diputaciones provinciales --20 por ciento-- y otros 10 los ayuntamientos --otro 20 por ciento--.

De esta forma se recoge en el convenio de colaboración formalizado a finales del pasado marzo entre el Gobierno de Aragón, las Diputaciones Provinciales y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias para la reactivación económica y social ante la crisis generada por la pandemia, en el marco de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica. Aliaga ha recordado que Horeca ha aportado parte del contenido de la orden para la concesión de las ayudas.

Partida presupuestaria

El Gobierno de Aragón ya tiene partida presupuestaria --la aprobará este miércoles-- para poner en marcha esta iniciativa, independientemente de las instituciones que se adhieran. No obstante, ha apuntado que en caso de que, por ejemplo, el Ayuntamiento de Zaragoza decidiese finalmente no participar --algo que ha confiado en que no ocurra--, los establecimientos de la ciudad se quedarían con el 80 por ciento de las ayudas en vez del cien por cien anunciado de forma inicial.

Aunque ha matizado que aunque se retrase la adhesión de algunos ayuntamientos "siempre" estará cubierto el presupuesto por parte del Gobierno de Aragón.

Podrán acogerse a este plan de ayudas autónomos o empresas que desarrollen actividades económicas vinculadas a estos sectores y que tengan domicilio fiscal en Aragón. Deberán acreditar su actividad a través de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas.

Entre los posibles beneficiarios se encuentran hoteles, camping, hostales, aparcamientos para caravanas, restaurantes y puestos de comidas, empresas de comidas preparadas para eventos, establecimientos de bebidas, actividades de las agencias de viajes, actividades termales y balnearios, empresas de ocio infantil y de turismo activo.

Para recibir las ayudas, se ha de acreditar que se han perdido un 20 por ciento de ingresos en 2020 en comparación con 2019. Si el solicitante inició su actividad a partir del 1 de enero de 2019 teniendo en cuenta el número de días que tuvo actividad y si se abrió después del 1 de enero de 2020 no se tendrá en cuenta este requisito para recibir la ayuda mínima.

También se pedirá que estén al corriente en el cumplimiento de cualquier deuda con la Administración de la Comunidad Autónoma y con la Seguridad Social, así como con las obligaciones tributarias con la Hacienda del Estado.

Cuantificación de las ayudas

Para la cuantificación de las ayudas, Aliaga ha expuesto que se calcula el porcentaje de reducción del volumen de operaciones en el IVA del año 2020, con respecto al del año 2019. Luego, se establecen una serie de intervalos en función del porcentaje.

En concreto, cuando se haya reducido el volumen de operaciones en un porcentaje entre el 20 y 30 por ciento se aplica un coeficiente del 0,05; del 40 al 60 por ciento 0,06, del 60 al 80 por ciento 0,07 y más del 80 por ciento un 0,08. En el supuesto de actividades de las agencias de viajes se aplicarán, en todos los casos, un 0,02.

No obstante, "cuando el solicitante cuente con la adhesión al programa 'Establecimiento Seguro' --en cualquiera de sus modalidades-- sumamos un 0,01".

"La ayuda teórica mínima va a ser de 3.000 euros cuando determinados establecimientos hayan tributado en el régimen simplificado del IVA, en el 2019 o 2020, cuando hayan iniciado su actividad con posterioridad al 1 de enero de 2020, porque no podemos comparar pérdidas, y cuando el resultado de efectuar los cálculos sea menor a 3.000 euros", ha añadido el consejero de Industria.

La instrucción y gestión del procedimiento corresponde a la empresa pública Sociedad de Promoción y Gestión del Turismo Aragonés.

Mantener la actividad

El beneficiario de las ayudas debe mantener la actividad que da derecho a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022, facilitar a la Administración la información para la tramitación y concesión de estas subvenciones y comunicar si tienen alguna otra subvención. Estas ayudas son compatibles con otras.

Aliaga ha recordado que este es el tercer plan de choque para el sector impulsado por el Gobierno de Aragón. "En el primero se presentaron más de 3.000 solicitudes, al final cobraron 2.700 porque hay gente que no cumplía los criterios, en el segundo se presentaron casi 5.000 expedientes, y estamos todavía resolviendo porque más de 1.500 se presentaron con defectos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.