Aragón

Ibercaja se convierte en uno de los fundadores de la alianza de cero emisiones netas de Naciones Unidas

Zaragoza

Ibercaja se ha convertido en uno de los miembros fundadores de Alianza Net Zero Banking (NZBA, por sus siglas en inglés) liderada por el sector bancario, auspiciada por la ONU y co-lanzada por la Iniciativa Financiera de la UNEP (Programa para el Medio Ambiente de Naciones Unidas) y el Grupo de Trabajo de Servicios Financieros de la Iniciativa de Mercados Sostenibles. El objetivo es liderar la transición hacia una economía global baja en carbono.

En su compromiso con la sostenibilidad, Ibercaja ha explicado que se une a este proyecto que pretende movilizar los billones de dólares necesarios para construir una economía global de cero emisiones netas y cumplir los objetivos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, en el que se establecen medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

NZBA reúne a un grupo inicial de 43 de los principales bancos del mundo, con activos por valor de 28,5 billones de dólares. Además, se une a las acciones existentes: la Iniciativa Net Zero Asset Managers y la Net-Zero Asset Owner Alliance convocada por la ONU.

Todos los bancos que han firmado el compromiso deberán lograr la neutralidad de emisiones de sus carteras de préstamos e inversiones para 2050 o antes. Asimismo, dentro de los 18 meses posteriores a su incorporación, tendrán que establecer metas para 2030 y otro objetivo para 2050.

Las primeras metas se centrarán en los sectores prioritarios en los que el banco puede tener un impacto más significativo, es decir, los más intensivos en gases de efecto invernadero (GEI) dentro de sus carteras.

Dentro de los 36 meses posteriores a su incorporación, los bancos establecerán una nueva ronda de objetivos a nivel sectorial para todos o una mayoría significativa de los sectores específicos intensivos en carbono, que incluyen: agricultura, aluminio, cemento, carbón, sector inmobiliario comercial y residencial, hierro y acero, gas de petróleo, generación de energía y transporte.

La iniciativa está diseñada para garantizar que los bancos se comprometan con la propia descarbonización de sus clientes, promoviendo la transición a la economía real.

Las entidades deberán publicar cada año las emisiones absolutas y la intensidad de las mismas en línea con las mejores prácticas, así como a establecer finalidades y divulgar su progreso con respecto a una estrategia de transición revisada a nivel de la junta directiva.

El compromiso

Esta alianza se sustenta en el compromiso de Ibercaja con la sociedad, la sostenibilidad y el medioambiente y le permite continuar con el impulso a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La entidad promueve la Inversión Sostenible y Responsable que se materializa en productos como la gama de planes de pensiones y fondos de inversión que invierten con criterios ASG y que permiten contribuir con proyectos de protección de la naturaleza y el medioambiente y con proyectos sociales.

El objetivo de Ibercaja es ser neutros en carbono en 2020, compensando este año las emisiones propias emitidas. En este pasado año redujo sus emisiones un 85 por ciento, gracias al consumo de energía verde, tanto en su sede central como en sus oficinas.

El Sistema de Gestión Ambiental vigente en Ibercaja está certificado desde 2007 para la sede central conforme a los requisitos de la Norma UNE-EN ISO 14001:2015 por AENOR y recoge, dentro de su Política Ambiental, los principios de prevención de la contaminación y colaboración en la protección del medio ambiente.

La Política de Sostenibilidad de Ibercaja pone de manifiesto y formaliza el compromiso del Grupo Ibercaja con el desarrollo sostenible y la creación de valor a través de su actividad y recoge los principios para implantar, progresivamente, los criterios ASG en la estrategia corporativa global del Banco, en su oferta de productos y servicios, en la gestión de activos y de inversiones, y en la gestión de los riesgos crediticios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.