Aragón

Aguirre (Ibercaja) cree que el sector financiero es fundamental en la transformación económica pero debe estar "saneado"

Zaragoza

El presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, ha considerado que el sistema financiero va a ser "fundamental" en su papel de "financiar" el proceso de transformación económica que tendrá lugar después de la crisis del coronavirus, pero ha advertido de que "el requisito para poder hacerlo es tener un sector saneado".

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la cumbre empresarial virtual organizada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que se ha iniciado este lunes y que consiste en una serie de encuentros en los que participarán líderes de diferentes sectores y que se prolongará hasta el 24 de junio.

El presidente de Ibercaja ha comenzado su intervención dedicando un recuerdo a las familias afectadas por la COVID-19 y agradeciendo a aquellas personas y sectores que han estado en primera línea: "Uno de ellos ha sido el financiero".

Aguirre ha recordado la crisis de 2008 para señalar que estuvo originada por una burbuja financiera, en un momento en el que el país tenía una alta deuda y que supuso que se tuviera que rescatar a las entidades financieras.

Frente a esta situación, la crisis del coronavirus "es global" y viene ocasionada por "un parón repentino que no ha tenido causa económica sino sanitaria". Además, ha destacado que en esta ocasión "no se ha destruido ningún sector" como puede ocurrir en situaciones de guerra y que, en concreto, el sector financiero "tiene más solvencia" y "ha aumentado de manera considerable su capital".

Apoyos económicos

En su intervención, el presidente de Ibercaja ha mencionado algunos de los apoyos económicos que se han puesto en marcha con motivo de la COVID-19, como las más de 500.000 solicitudes de avales ICO, la moratoria de hipotecas y créditos al consumo y los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para empresas.

En este contexto, ha señalado que las entidades financieras han tenido una gran "dosis de proactividad" durante la crisis y ha destacado la colaboración con el Banco Central Europeo (BCE) que ha insuflado liquidez, ha apoyado las primas de riesgo de los países más afectados con la compra de activos, ha marcado un "stop" en las exigencias regulatorias "porque la pandemia necesariamente lo implicaba y ha limitado el reparto de dividendos.

Sobre esta última cuestión, Aguirre ha esperado que sea de forma "temporal" porque "ha significado un sacrificio para los accionistas" de las entidades financieras.

A su juicio, de forma inmediata es necesario "dar confianza a la sociedad de que las medidas sanitarias serán efectivas" --bien por vacuna o por medios adecuados--, así como ofrecer "seguridad" de que si se produce un rebrote "habrá la capacidad sanitaria suficiente" para abordarlo "con mayor éxito".

Asimismo, ha remarcado que hay que "restaurar la confianza" a corto plazo en una serie de "sectores clave" como son el turismo, el comercio, la hostelería, el automóvil y la cultura. Para ello, ha llamado a "diagnosticar los problemas concretos" de cada uno de ellos, "aplicando soluciones por pasos sucesivos" y con el "apoyo público y privado" y la "financiación necesaria".

Transformación

También ha resaltado la importancia "para la transformación económica que se avecina" del sector turístico, "la continuidad" del sector de la alimentación "con pujanza a nivel europeo" y el valor del sector de la ingeniería.

De igual modo, ha subrayado la necesidad de que el automovilístico "siga siendo un sector del futuro" pero ha comentado que "requiere una conversión" en la que "la electrificación va a ser fundamental".

Según Aguirre para "favorecer" a todos estos "sectores críticos" es necesario llevar a cabo una formación "flexible, práctica y ligada a la empresa", así como tener en cuenta "la dimensión" de las compañías para "favorecer el crecimiento de las más valiosas y con futuro" y destacar la exportación como "clave del éxito empresarial".

Al mismo tiempo, el presidente de Ibercaja ha opinado que el sistema financiero "debe ser un actor fundamental" y "financiar" el proceso de transformación económica pero, para ello, es necesario "tener un sector financiero saneado".

Así, para Aguirre, es necesario "preservar la solvencia del sector bancario en un escenario de "lenta recuperación" y con "aumento de morosidad" y para ello, se debe mantener el sector "como atractivo para el capital inversor".

Fiscalidad homogénea

Para acometer estas cuestiones, ha solicitado que el sector bancario "tenga fiscalidad homogénea con el resto de países que son supervisados por el Banco Central Europeo" y que las exigencias de capital que se apliquen a la banca española "sean homogéneas con las de otros países". En la actualidad, España está "relativamente penalizada en esta situación" y eso "hay que corregirlo".

Por último, el presidente de Ibercaja ha instado a "defender la pluralidad bancaria" para que haya "entidades grandes a nivel global" y otras "más pequeñas", así como compañías plurirregionales, como la entidad aragonesa, que están "muy próximas al territorio". "Son parte de la solución", ha finalizado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin