Aragón

Ibercaja acepta la refinanciación de 281,9 millones en deuda subordinada

Zaragoza

Ibercaja ha aceptado la refinanciación de obligaciones subordinadas por un importe nominal de 281,9 millones de euros, según ha informado la entidad en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La semana pasada, Ibercaja acordó llevar a cabo una oferta de recompra en efectivo de obligaciones subordinadas por 500 millones de euros emitidas por la propia entidad y con fecha de vencimiento en julio de 2025.

Los titulares de la deuda podían enviar ofertas de venta desde el momento de su anuncio hasta el pasado 15 de enero a las 17.00 horas, mientras que el banco avisó de que adquiriría todas las obligaciones válidamente ofrecidas.

Finalmente, el importe nominal aceptado para la recompra ha sido de 281,9 millones de euros, con una rentabilidad del 0% para Ibercaja y a un precio de compra del 102,555%, asumiendo que la fecha de liquidación será el próximo 23 de enero.

Este precio representa el 100% del nominal de las obligaciones más los intereses devengados y no pagados desde la última fecha de pago de intereses hasta la fecha prevista de liquidación.

Las obligaciones que Ibercaja no ha aceptado para su refinanciación, por un importe nominal de 218,1 millones de euros, permanecerán en circulación con sujeción a los términos y condiciones de las mismas.

Esta operación se lleva a cabo para gestionar "eficientemente" su capital de Nivel 2, mejorar su perfil de deuda y optimizar sus gastos de intereses futuros.

BBVA, Barclays, Merril Lynch y UBS han participado como entidades directoras o 'dealer managers' en la oferta de recompra de deuda subordinada de Ibercaja.

Nueva emisión aún condicionada

Con el fin de alcanzar estos objetivos, Ibercaja también tiene intención de llevar a cabo una nueva emisión de obligaciones subordinadas en euros con un tipo de interés fijo revisable y dirigida a inversores cualificados.

En este sentido, el inversor que haya presentado ofertas de venta de obligaciones en la operación de recompra, tendría prioridad en caso de que solicite la compra de obligaciones si finalmente se produce la nueva emisión.

No obstante, Ibercaja precisa que podrá decidir dar marcha atrás en la nueva emisión si así lo considera, sea cual sea el motivo, por lo que hasta que no esté firmado el contrato de colocación no será oficial. "Ibercaja podrá, a su sola discreción, renunciar a la condición de nueva emisión", subraya.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0