Andalucía

Atlantic Copper explotará la mina que todos llevamos encima: móviles y tabletas

  • CirCular obtiene licencias municipales y arrancará en septiembre
  • Tratará en su planta de Huelva 60.000 toneladas anuales de residuos tecnológicos
  • Con inversion de 280 millones extraerá cobre, oro, plata, paladio, platino, estaño y níquel
Sevilla

Atlantic Copper ha conseguido licencias municipales para su proyecto CirCular, cuyas obras podrán arrancar en septiembre. Un proyecto minero. Minería urbana. La empresa explotará en su planta de Huelva la mina que todos llevamos encima: teléfonos móviles, tabletas y aparatos electrónicos. Se estima que un smartphone está construido con 75 elementos de la tabla periódica. Algunos, de gran valor, como el oro o la plata. Otros de gran poder estratégico, como ha demostrado la actual crisis de precio en las materias primas, como el cobre o el níquel. La empresa del grupo internacional Freeport-McMoRan va a procesar 60.000 toneladas al año de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos (RAEE), con una inversión de 280 millones de euros.

Un informe de enero pasado de Ecologistas en Acción financiado por el Ministerio de Transición Ecológica (Reciclaje de metales: la alternativa a la minería, de Martín Lallana Santos y Joám Evans Pim) revela que "el valor económico anual de las materias primas contenidas en los RAEE generados en 2019 triplicaría la producción del conjunto de minas de plata del mundo". Solo que tecnológicamente es complicado y costoso recuperarlos. Justo el proyecto en el que se ha embarcado Atlantic Copper.

El consejero delegado de la compañía, Javier Targhetta, ha explicado que CirCular permitirá el tratamiento tratamiento de 60.000 toneladas de fracciones metálicas con contenido en cobre, oro, plata, paladio, platino, estaño y níquel, que contienen los aparatos eléctricos y electrónicos en desuso (RAEE).

Innovación mundial

La planta de Huelva no recibiría directamente los dispositivos en desuso, sino que serán tratados antes por otras empresas que surtirán a Atlantic Copper de materiales con cobre, oro, plata, paladio, platino, estaño y níquel. Allí, indicaron responsables de la empresa, serán procesados con una tecnología "innovadora a nivel mundial".

Targhetta ha explicado a la ministra que la inversión del proyecto -280 millones de euros- generará 350 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos- "Un proyecto que supondrá un gran avance en el cumplimiento de los hitos del Pacto Verde y generará actividad económica y desarrollo social en Huelva, Andalucía y España".

Targhetta: "Generará riqueza y desarrollo social en Huelva, Andalucía y España"

El proyecto está "maduro" en lo que se refiere a operativa y tecnología, indicaron en la compañía, aunque sigue pendiente de concretar financiación. Además a la convocatoria de Next Generation en la que se le han concedido 25 millones se ha presentado a otras líneas, y está a la espera de que se resuelvan para cerrar esta cuestión.

Colaboración público-privada

El proyecto ha recibido el apoyo del Gobierno central, a través de la concesión de ayudas Next Generation, y de la Junta de Andalucía al declarar CirCular como proyecto de interés estratégico, la aprobación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) o la aprobación más reciente del proyecto CirCular por parte de la Autoridad Portuaria de Huelva. Y ahora se explicita el apoyo municipal con la concesión de licencias.

Para el consejero delegado de Atlantic Copper, "esta colaboración público-privada es necesaria para consolidar un modelo económico que garantice y revitalice nuestro desarrollo, tanto en el corto como en el medio y largo plazo. Contar con el apoyo de las instituciones nos garantiza a las empresas un respaldo y un impulso a la inversión para seguir desarrollando iniciativas que nos hagan más competitivos y nos permitan seguir apostando por el futuro de nuestra tierra".

Sostenibilidad

Javier Targhetta ha subrayado los logros obtenidos por la empresa en materia de sostenibilidad durante los últimos años. "Hoy en día, y gracias a nuestras inversiones en innovación (una media de 10 millones de euros al año) y a la puesta en marcha de proyectos de eficiencia energética, producimos de forma sostenible y responsable metales esenciales para afrontar los desafíos de la transición energética, electrificación y movilidad sostenible. Por ejemplo, el 51% de la electricidad que consumiremos en 2022 provendrá de fuentes renovables, con el objetivo de llegar al 70% en 2025, una apuesta que contribuirá a la reducción de las emisiones de CO2., que en los últimos años hemos recortado en un 48%".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.