Andalucía

Juanma Moreno convoca al fin las andaluzas para el 19 de junio

  • Argumenta la fecha en la necesidad de entrar en 2023 con presupuestos
  • El PP parte como claro favorito, aunque no llegaría a la mayoría absoluta
  • Ningún sondeo da opciones al bloque de izquierdas y todos dan a Vox papel importante
Sevillaicon-related

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha convocado elecciones autonómicas. Al fin. Se celebrarán el próximo 19 de junio. Después de semanas de incertidumbre, finalmente ha sido el argumento de que la comunidad necesita unos presupuestos a principios de 2023 para adaptarse a la nueva situación económica (inflación y crisis energética fundamentalmente) el que más ha pesado en su decisión.

El presidente ha argumentado que ahora la comunidad se enfrenta a "la pandemia económica. Andalucía necesita seguir avanzando, no se puede permitir el lujo de volver hacia atrás. Tenemos que ajustar nuestros pasos, con anticipación. Adelantarnos a unos problemas que ya están dando la cara. Los precios se han incrementado un 10%. Lo vivimos cada día. Y la guerra de Ucrania ha empeorado esta situación. El acero el cobre, el hormigón …El precio disparado de los  carburantes y de los materiales nos genera un grave problema que hay que afrontar. Hemos aprobado tres presupuestos. Los que tenemos están prorrogados de 2021, y que se hicieron en 2020. Es fundamental arrancar 2023 con nuevos presupuestos para aprovechar los fondos europeos y frenar la subida de los precios", ha dicho en una intervención televisada.

La fecha

El día 19 de junio es Corpus (fiesta en Sevilla y Granada), coincide con las oposiciones a Educación (40.000 aspirantes) y con las elecciones legislativas francesas. Es la cuarta vez (en once legislaturas) que han convocatoria anticipada.

Moreno ha explicado que la ley impide celebrar en julio y agosto, y que su interés personal podría ser convocar para otoño, y poder inaugurar proyectos como el metro de Málaga, el tranvía de Cádiz o el Hospital Militar de Sevilla. Pero por encima estaba, ha asegurado, "llegar a 2023 con nuevos presupuestos".

El presidente ha destacado la estabilidad de la legislatura. "Es un orgullo poder decir que el Gobierno del Cambio llega unido hasta el final. No es lo habitual, pero demostramos una vez más que cuando se pone por delante el interés general todo es posible. Gracias por dejaros el alma por Andalucía" ha tuiteado sobre el último Consejo de Gobierno.

Adelanto técnico

Moreno siempre había asegurado que agotaría la legislatura. La fecha en el horizonte era el último fin de semana de noviembre (las de 2018 fueron el 2 de diciembre). "Salvo que se bloquee la acción de gobierno en el Parlamento", era la coletilla en referencia a la necesidad de que o Vox o PSOE apoyasen cada iniciativa que se presentaba. El borrador de presupuestos para 2022 fue rechazado en la cámara.

Votar en junio se daba ya por seguro desde principios de abril. Un adelanto técnico y forzado por las circunstancias.

Entre incesantes rumores, los consejeros económicos (Bravo de Hacienda y Velasco de Transformación Económica) ya se habían mostrado públicamente partidarios de adelantar a junio para formar gobierno antes del final de verano y que hubiera tiempo de sacar un presupuesto antes de empezar el nuevo año, y no depender de los 2021 prorrogados más tiempo. Moreno también apoyó esta opción en público. Y desde el PP se daba la legislatura por "agotada" desde hace quince días. Sólo faltaba ponerle fecha.

El PP, claro favorito

Las encuestas son unánimemente favorables a Moreno y al PP como primera fuerza política. Puede que sume incluso más que todas las formaciones de la izquierda juntas, según los estudios demoscópicos publicados. Pero los pronósticos lo colocan con unos 45 escaños, lejos de los 55 que marcan la mayoría absoluta (ahora tiene 26), por lo que tendría que negociar la investidura con Vox.

Los de Abascal pasarían a doblar en Andalucía sus 11 parlamentarios actuales, y serán clave. Vox aún no tiene candidato. El nombre que todos repiten desde hace meses es el de Macarena Olona, pero la convocatoria los ha sorprendido sin designación oficial y con Manuel Gavira, portavoz parlamentario, aún ejerciendo el liderazgo regional. Su objetivo es entrar en el gobierno. El de Moreno, gobernar en solitario. Una cuestión de trascendencia no sólo para Andalucía, sino también para la política nacional y la carrera de Feijóo hacia la Moncloa.

Ciudadanos, siempre según los sondeos y encuestas publicadas, queda al borde de la desaparición desde sus 21 parlamentarios actuales. Lo único claro es que el candidato será el actual vicepresidente, Juan Marín. El partido está en franco proceso de disolución (hoy mismo se ha ido de la formación naranja otro alcalde, el de Huéscar en Granada, y dos parlamentarios).

El PSOE

El PSOE se quedaría según los sondeos en los 30-35 escaños, en el suelo que les marcó el proceso de 2018. Tiene ya candidato, Juan Espadas, y está en pleno proceso de elección de sus listas electorales. Se ha anunciado una profunda renovación respecto a las últimos comicios, con lo que se espera que apenas repitan un 30% de los candidatos. El resto serán caras nuevas al menos en la política regional.

Espadas ha asegurado que aspira a ser primera fuerza y que no se plantea negociar con el PP "porque Juanma Moreno está ya pactando con Vox".

División más a la izquierda

Y a la izquierda del PSOE pasarían a repartirse una decena de los 17 parlamentarios actuales según los sondeos.

Por un lado concurrirá a los comicios Adelante Andalucía. Repetirá Teresa Rodríguez como cabeza de cartel.

Por otra parte, IU y Podemos podrían ir juntos a las elecciones.

Podemos, en un acto protagonizado por la ministra Ione Belarra, apuesta por el Guardia Civil y diputado por la provincia de Cádiz Juan Antonio Delgado.

Lo normal es que los morados acudan en confluencia con Izquierda Unida. En este caso, IU no tiene un candidato claro, pero es unánime el buen papel desempeñado por su portavoz parlamentaria Inmaculada Nieto en el último tramo de la legislatura.

Está por ver si otros partidos logran unirse en otra confluencia, o se suman a alguna de las candidaturas de Adelante o IU-Podemos (caso de que estos últimos lleguen a un acuerdo sobre el candidato)

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud