Actualidad

El Mad Cool 2024 sigue sin tener licencia y Almeida echa más leña al fuego

Mad Cool 2023. Foto: Europa Press.

A poco menos de un mes para que se celebre en Madrid el Mad Cool 2024, sigue sin licencia. El delegado del Gobierno en la Comunidad, Francisco Martín Aguirre, ha convocado a José Luis Martínez-Almeida a una reunión el próximo lunes a las 12:00 horas para abordar la situación actual de seguridad del recinto Iberdrola Music Villaverde en el que se llevará a cabo el festival, pero el alcalde de Madrid se ha negado a asistir.

Almeida acusa al delegado del Gobierno de querer hacerse "la foto" en lugar de que haya una reunión para organizar el evento. "Las reuniones no se fijan de manera unilateral", ha destacado el alcalde, que ha insistido en que si Aguirre tiene voluntad de reunirse "podía haber tratado de cuadrar las agendas y no mandar una carta sin previo aviso fijando una fecha y una hora predeterminada".

"El 17 de junio a esa hora, de hecho, no puedo", ha recalcado el regidor madrileño durante la celebración del 20 aniversario del Samur Social de Madrid, donde ha incidido en que a él lo que le preocupa es la integridad y la seguridad de las personas" que acudirán al festival de Villaverde.

Almeida ha destacado además que no puede ser que en un primer momento el delegado echara balones fuera sobre la autorización del festival alegando que no tenía competencias y que ahora convoque una reunión, a la que sí asistirá la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández.

En este sentido, Almeida ha defendido que quienes realmente deben reunirse son la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Municipal. "Lo único que le pido al delegado del Gobierno es que los técnicos se sienten y digan si el estudio de seguridad y movilidad de los promotores de Mad Cool es suficiente para poder celebrarlo, no le pido nada más", ha concluido.

El origen de la polémica

La celebración del macrofestival, que tendrá lugar del 10 al 13 de julio en el espacio Iberdrola Music de Villaverde, está todavía en el aire después de que el Ayuntamiento de Madrid anunciara que no concederá la licencia hasta que la Delegación del Gobierno dé el visto bueno al plan de movilidad presentado por el promotor. Una autorización que Martín Aguirre se niega a dar alegando no tener competencias en esta materia.

Pero esta polémica viene de lejos, concretamente desde 2023, cuando el caos de movilidad generado por el festival provocó que la Delegación del Gobierno enviara una carta al Ayuntamiento de Madrid en la que le pedía "reconsiderar" la autorización de este tipo de eventos masivos en Villaverde hasta que se tomaran las "medidas oportunas para garantizar una entrada y salida de público ordenada y segura".

Días más tarde se celebró el concierto de Harry Styles con 68.000 personas, y, sin embargo, el Reggaeton Beach Festival, que iba a concentrar a unas 38.000 personas, fue cancelado al no garantizarse las condiciones de seguridad y evacuación necesarias. Desde entonces no se ha vuelto a celebrar en el recinto ningún macrofestival.

Tras esta disputa, el Ayuntamiento de Almeida ha decidido este año adelantarse a los acontecimientos y envió al promotor un requerimiento en el que le exige un documento que acredite la aprobación de su plan de seguridad por parte de la Delegación del Gobierno. Un plan que reduce el aforo permitido, mejora el dispositivo de seguridad y movilidad y minimiza el impacto acústico de los conciertos.

No obstante, desde la representación del Gobierno en Madrid se niegan a dar el visto bueno al programa de movilidad porque "no tienen competencias" y acusan al Ayuntamiento de no aceptar una reunión que llevan intentando cerrar desde hace meses para abordar la situación del Iberdrola Music.

El delegado Francisco Martín insistió en la "terrible irresponsabilidad" de Almeida por intentar avalar el recinto de Villaverde, ya que a su juicio "no cumple en materia de movilidad y accesibilidad" y obliga a un despliegue policial "desproporcionado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud