Actualidad

El juez Peinado, de secretario municipal en un pueblo de Toledo a investigar a la mujer del presidente

El juez Juan Carlos Peinado, titular del juzgado 41 de Madrid

El juez Juan Carlos Peinado, que instruye la causa abierta contra Begoña Gómez por un presunto delito de tráfico de influencias y corrupción en los negocios, cumplirá el próximo mes de septiembre 70 años. En teoría, tendría que jubilarse y dejar el caso. Pero no será así. El pasado 11 de enero, antes por lo tanto de que se presentara la denuncia contra la mujer del presidente del Gobierno, el magistrado logró la autorización del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para prorrogar su jubilación hasta el máximo permitido, los 72 años. Peinado es un juez tardío, que no empezó su carrera hasta los 40 años.

Previamente había trabajado como funcionario, desempeñando el cargo de secretario del ayuntamiento en municipios de pequeño tamaño. Trabajó así en los consistorios de Lominchar, Palomeque y Villatobas, en la provincia de Toledo, en Torres de la Alameda, en Madrid; e Higuera de las Dueñas y Fresnedillas, en Ávila. Tras su salto a la carrera judicial antes de llegar a Madrid pasó por los juzgados de Arenas de San Pedro (Ávila), Talavera (Toledo) y Getafe. Aunque no tuvo éxito, en 2013 se presentó como candidato a vocal independiente para el CGPJ y en 2019 intentó cubrir asimismo la plaza de refuerzo del juzgado de la Audiencia Nacional que dirige Manuel García Castellón.

Entró como titular del juzgado 41 de la capital de España en 2015 para sustituir a la magistrada Cristina Díaz, que acababa de ser nombrada directora general de Justicia y Seguridad del Gobierno de Cifuentes en la Comunidad de Madrid. Desde medios próximos al PSOE se le acusado en los últimos días de interferir en la campaña de las próximas elecciones europeas, insinuando un apoyo inesperado al PP porque su hija en concejal de dicho partido en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.

En su entorno aseguran, sin embargo, que está alejado de la política y que, en cualquier caso, estaría más próximo a la izquierda que a la derecha. Esta no es, sin embargo, la primera vez que abre una investigación tras admitir a trámite una denuncia de Manos Limpias. En 2015 abrió ya otra contra los concejales del Ayuntamiento de Madrid, Pablo Soto y Guillermo Zapata, pertenecientes a Ahora Madrid, el partido de Manuela Carmena, a cuenta de unos tuits ofensivos que estaban ya siendo investigados por la Audiencia Nacional, por lo que acabó inhibiéndose. Otro de sus causas más conocidas fue la abierta al exfutbolista y actual entrenador del Real Madrid Castilla, Raúl González Blanco, al que la Audiencia ha dado ahora la razón. El magistrado le investigó por, supuestamente, vaciar las cuentas de una de sus empresas y así evitar pagar una deuda pendiente de siete millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud