Actualidad

Este es el motivo por el que tu gato te acompaña al baño: no es para protegerte

Un gato tumbado en el retrete de un baño. / Foto: Dreamstime

Las personas que nunca han convivido con gatos piensan que estos animales siguen con sus condiciones intrínsecas de felinos salvajes, por lo que no tienen en cuenta algunos comportamientos que son propias de los gatos domésticos, completamente acostumbrados a convivir y relacionarse con humanos.

Tanto es así que, por lo general, los gatos domésticos presentan un gran apego y dependencia de sus humanos, algo que demuestran en muchas ocasiones, sobre todo, cuando pasan muchas horas solos en casa. Así, con sus acciones, demuestran constantemente que quieren compañía, comida, juegos, comida y pasar tiempo con su humano.

¿Por qué mi gato me sigue al baño?

De hecho, es muy común que estas mascotas persigan a su dueño a muchas estancias de la casa. Esto es debido, no solo a que quieran compañía, sino también a que son animales muy curiosos y activos, por lo que no pasa desapercibido para ellos ningún movimiento, ruido u objeto nuevo que entra en casa.

Uno de los comportamientos más repetidos por los dueños de los gatos domésticos es que estos suelen seguir a los humanos al baño. Cada vez que uno de los dueños se levanta del sofá, la mesa o la cama y acude al retrete, el gato aparece en la puerta del baño, aparentemente, sin hacer nada, pero mirando fijamente a su dueño.

Una de las teorías más populares sobre este comportamiento gatuno es que los gatos, al ser territoriales y tener instinto de convivencia en manada, acuden detrás del dueño para protegerle en el baño, ya que los gatos entienden que este es uno de los momentos en los que el humano se encuentra más indefenso.

Sin embargo, esta no es la teoría mayormente respaldada por los expertos, que apuntan más a una cuestión de atención. Como se ha comentado, los gatos son animales dependientes y buscan constantemente llamar la atención de sus dueños, por lo que este sería el motivo por el que los gatos acuden hasta el baño, persiguiendo dueños.

Así, estos gatos que tienen mayor apego hacia los humanos con los que conviven, es frecuente que no solo acompañen a los dueños al baño, sino también a otras estancias de la casa, buscando también ratos de juego o durmiendo al lado de sus humanos siempre que tienen ocasión.

Eso sí, también hay otro motivo por el que los gatos pueden llegar a pasar mucho tiempo en el baño, sobre todo durante el verano: el calor. Durante los meses de máximas temperaturas, el baño puede resultar para estos animales el lugar más fresco donde tumbarse y descansar, normalmente, porque esta estancia tiene baldosas en el suelo que suelen estar más frías que el resto del suelo del hogar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud