Actualidad

La regla de los dos minutos: el secreto para tener siempre tu casa limpia

Mujer escuchando música mientras limpia el salón de su casa. Firma: iStock

Mantener la casa limpia no es algo sencillo, exige disciplina, ganas y tiempo. Hay personas que van acumulando ropa, suciedad o polvo durante días y solo limpian cuando empieza a molestar a la vista. Lo complicado es ir recogiendo poco a poco y que el esfuerzo sea más liviano.

No siempre es fácil conseguir que el hogar esté limpio de forma prolongada pero hay una forma: la regla de los dos minutos para limpiar. Con este truco se incentiva la organización a través de tareas simples que completar.

Hacer rutinas de tareas de limpieza pequeñas y evitar que se acumulen

Por lo que hay que hacer rutinas que sean pequeñas y evitar que se acumule y que se hagan más grandes. Por ejemplo, si acabo de comer, fregar la sartén al momento, algo en lo que se tarda dos minutos, y no dejarlo pasar y dejar que se acumule la loza en el fregadero. O si se ve una machan en la cocina, quitarla y no esperar a otro momento. Lo mismo puede pasar con hacer la cama, recoger la ropa o doblar una manta que se ha utilizado.

Esta regla se basa en subdividir las tareas siempre que se pueda. Si hay polvo en el salón, se tarda en limpiar dos minutos y que se puede hacer si estás viendo la televisión y está en anuncios. Esta ley cada vez es más seguida en las redes sociales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud