Actualidad

La Fiscalía pide casi cinco años de cárcel para Ancelotti por defraudar a Hacienda un millón de euros

  • El entrenador del Real Madrid supuestamente no pagó al erario en 2014 y 2015

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, en el punto de mira. La Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido cuatro años y nueve meses de prisión para Ancelotti por, presuntamente, haber defraudado un más millón de euros a Hacienda entre los ejercicios fiscales de 2014 (386.361 euros) y 2015 (675.718 euros).

El Ministerio Público ha informado esta mañana que la Fiscalía le imputa de dos delitos. Ancelotti reconoció que residía en España a efectos legales y aseguró que su domicilio estaba en Madrid; sin embargo, "solo consignó en sus declaraciones de la renta las retribuciones de trabajo personal percibidas del Real Madrid y omitió el rendimiento correspondiente a la explotación de sus derechos de imagen que había cedido a otras entidades", dicta el escrito de acusación.

En lo que respecta a los ingresos percibidos por los derechos de imagen, la Fiscalía subraya que con el fin de eludir la tributación, acudió a un "complejo" y "confuso" entramado de fideicomisos y sociedades entrelazadas para canalizar el cobro por derechos de imagen. Gracias a esta red de filiales, Ancelotti "simuló" la cesión de sus derechos de imagen a entidades "carentes de actividad real" y de capacidad de explotación que estaban domiciliadas fuera de España.

Entre 2013 y 2015

El entrenador del Real Madrid firmó en julio de 2013 un contrato de trabajo con el club hasta 2016. Desde ese momento, Ancelotti trabajaba y residía en España. Ahora bien, aunque el entrenador cesó su actividad con el club de manera anticipada en 2015, ese mismo año alquiló su vivienda hasta octubre del mismo año. Por ello, "España fue su centro principal de relaciones personales e intereses económicos".

En el mismo 2013, a penas días antes de firmar su contrato con el Real Madrid, Ancelotti cerró otro contrato. En este caso era de carácter privado y cedía sus derechos de imagen a Vapia Limited durante una década y por un valor de 25 millones. Sin embargo, en el acuerdo con el club madrileño, Ancelotti cedía el 50% de sus derechos de imagen al Real Madrid, mientras el otro 50% era controlado por Vapia LLP (Londres) y no la sociedad constituida en Islas Vírgenes. Esto no se comunicó al club hasta un año después.

La Fiscalía señala que los rendimientos derivados de la cesión de los derechos de imagen supusieron unos ingresos por importe de 1,3 millones de euros en 2014 y 2,9 millones 2015, sin que Ancelotti o las otras dos entidades hayan tributado por estas cantidades. Además, el técnico del Real Madrid omitió en sus declaraciones la titularidad de dos bienes inmuebles en el extranjero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud