Actualidad

Qué diferencia hay entre el poliuretano, el polietileno y el poliestireno

iStock

A falta de que culminen las labores de investigación, todo apunta a que el principal responsable de la veloz propagación de las llamas en los edificios de Valencia fue, junto con la intensidad del viento, el material que revestía las fachadas: el poliuretano.

Esta afirmación proviene de Esther Puchades, la especialista que peritó el edificio hace unos años y que acreditó que la fachada contenía poliuretano. "Eso es lo que ha ocasionado que el edificio ardiera en menos de media hora", ha señalado Puchades, quien también es vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia (Cogitival), en declaraciones al canal autonómico À Punt.

Del mismo modo, Puchades ha detallado que el conjunto de viviendas se construyó en 2005, y que por aquel entonces el poliuretano "no tenía la mala fama" con la que cuenta hoy en día, tras varios incendios de características similares en los que el poliuretano fue el protagonista.

Como te hemos contado, el poliuretano es un material plástico que se obtiene de la mezcla de bases hidroxílicas combinadas con diisocianatos. Una de las aplicaciones del poliuretano más extendidas tiene que ver con el revestimiento de los edificios. La industria de la construcción incluye este material en las obras de las fachadas para conseguir aislamiento térmico y acústico en las viviendas, así como impermeabilización.

El poliuretano no se debe confundir con otros materiales como el polietileno o el poliestireno. Aunque ambos son polímeros termoplásticos, poseen diferentes composiciones y estructuras, lo cual les confiere diferentes propiedades.

Polietileno y poliestireno

Por un lado, el polietileno es un polímero termoplástico que se produce a partir de la polimerización del etileno. Es uno de los plásticos más versátiles, y se caracteriza por su ligereza y flexibilidad. Se emplea para la elaboración de envases, como bolsas de plástico o embalajes de plástico, para el recubrimiento de cableados, para muebles de jardín y, en definitiva, para cualquier plástico que necesite cierta flexibilidad.

Por otro lado, el poliestireno es otro polímero termoplástico que se produce a partir del monómero de estireno. Este polímero también es muy ligero, pero es más rígido y aislante. Es aquel plástico blando en forma de pequeñas bolas blancas que podemos encontrar en bandejas y envases de alimentos, dentro de cajas para proteger productos frágiles o en maquetas o decoraciones. También se emplea en la construcción para aislar acústica y térmicamente edificios. También se utilizan en refrigeradores y congeladores para mantener la temperatura interior.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud