Actualidad

Robo de aceite en Málaga: asaltar una almazara es más rentable que atracar un banco

  • Una banda se lleva 7.000 litros de virgen extra envasado en Teba
  • En 2007 y 2017, campañas de cotizaciones altas, se produjeron numerosos robos
  • La Guardia Civil anima a mejorar los sistemas de seguridad en las fábricas
Envasadora de aceite en una almazara.

La Guardia Civil investiga el robo de 7.000 litros de aceite virgen extra en la almazara Terraverne de Teba (Málaga). Se lo llevaron ya envasado y listo para servir a un cliente. A precio de mercado, cada litro de aceite de máxima calidad vale más de ocho euros. Además de nueve palés con botellas y garrafas, los ladrones llegaron a activar la maquinaria de envasado para engordar el botín. En el sector hacen cuentas y alertan sobre la necesidad de extremar las medidas de seguridad, ya que el alto precio del aceite en origen hace que asaltar una almazara sea más atractivo que robar un banco.

Los robos de aceite en periodos de altos precios son un clásico. Ocurrió en 2007, con una veintena de robos en prácticamente todas las provincias andaluzas y un millón de kilos sustraídos, y en la campaña 2017/18. Con cotizaciones entonces de 4 ó 5 euros máximo, lejos de los entre 7 y 8 por kilo (según calidades) a los que se está pagando estos días de media

En las olas de robos en almazaras del pasado el objetivo no era el aceite envasado (al que se accede con un golpe de suerte o con información privilegiada sobre los movimientos en la bodega y las transacciones de la empresa), sino los depósitos. Bandas bien organizadas lograron asaltar numerosas fábricas inutilizando las alarmas y conectándo a través de mangueras los depósitos con un camión cisterna que tenían preparado.

Casi 200.000 euros

Al precio actual, y con una estimación conservadora, una cisterna de 25.000 kilos puede alcanzar en el mercado un precio de entre 175.000 y 200.000 euros. Este sistema implica que detrás del robo hay una estructura capaz de 'blanquear' el aceite y ponerlo en el mercado.

Desde el sector apuntan que en los últimos años las almazaras han mejorado sus sistemas de seguridad "fundamentalmente por exigencias de las compañías aseguradoras, que no hacen una póliza si no hay alarmas, cámaras y otras medidas que protejan las instalaciones". Aún así, admiten que también ha podido aumentar la sofisticación de bandas organizadas y que ante un asalto bien planeado y con medios son vulnerables.

En varias almazaras consultadas indican que actualmente tienen ya poco aceite almacenado, a la espera de que los depósitos vuelvan a llenarse con la próxima cosecha. La mayor parte de la campaña actual está ya vendida. Aún así la noticia del robo en Teba ha corrido entre los productores causando preocupación.

Más seguridad

Desde la Guardia Civil de Jaén, la provincia con más almazaras, se indica que en los contactos periódicos que mantienen con representantes del sector se les anima a mejorar la seguridad de las instalaciones.

Preocupa además el robo de aceituna en las fincas. A nadie escapa que la próxima campaña va a comenzar en octubre con un mercado muy tenso y cotizaciones muy altas. De hecho, la recolección de aceituna de verdeo (para mesa) se ha adelantado por el calor y la sequía y está ya a punto de comenzar. Además de las cuadrillas de aceituneros, los ladrones de aceituna también están ya preparados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud