Actualidad

El negocio del pádel mira fuera de España: EEUU y Qatar, los mercados deseados

  • El negocio movilizará 6.000 millones de euros en el corto plazo...
  • ... pero tiene trabas para construir pistas en Europa, clave en facturación
  • El CEO de All For Padel considera que estamos ante "el pico del iceberg"
José Luis Sicre, CEO de Adidas All For Padel, entrevistado por este medio. EE
Madridicon-related

Las cifras globales del pádel moverán dentro de unos años 6.000 millones de euros, según el informe anual de Playtomic, la aplicación para reservar pistas, y la consultora Deloitte. Un negocio agitado, en el que World Padel Tour (WPT) y Premier Padel se disputan ser el circuito principal. El impulso del negocio se moverá, especialmente, fuera de las fronteras españolas e incluso peligra con hacerlo fuera de las fronteras europeas de no salvar algunas trabas normativas. En un encuentro con elEconomista.es, el CEO de Adidas All For Padel, Luis Sicre, fija como próximos objetivos los mercados de EEUU y Qatar, donde el dinero de los jeques infla el circuito.

"Por el poder adquisitivo, gasto en deporte y edad media, EEUU tiene todo el sentido explotarlo. Tenemos un plan para EEUU y llevamos un tiempo explotando el mercado y abriendo contacto. Vamos a apretar fuerte a partir de 2024", declara Sicre. En los próximos años se espera un impulso significativo en regiones donde el pádel aún está en sus etapas iniciales, como el Reino Unido, Alemania, Francia, EEUU, Oriente Medio y Asia, según recoge el Global Padel Report de 2023.

En la inevitable expansión del deporte, que llegó a España de la mano de los argentinos, hay un factor común con otros deportes: el dinero de oriente medio. Qatar Sports Investments (QSI), cuya cara visible es Nasser Al-Khleaifi, irrumpió con el lanzamiento de un circuito que, en su primera temporada, ha sido capaz de llevar el pádel a las mismas pistas en las que reina Rafa Nadal: Roland Garros. Un ascenso artificial, basado en el músculo económico, que eleva a un nuevo nivel a este deporte.

El campeonato español, World Padel Tour, organizado por Setpoints Eventes (una empresa filial de Damm), comenzó a expandir el circuito por países nórdicos en 2021, cuando aterrizó en Suecia. Los nórdicos, además de algunos centroeuropeos como Países Bajos o Bélgica, e incluso Italia en el mediterráneo son mercados con cierta penetración del pádel y a los que llegan las marcas y los eventos. La rama de pádel de Adidas lidera esos mercados en venta de producto (palas y material técnico), que es línea de negocio más fructífera al facturar unos 27 millones.

Sin embargo, la regulación del viejo continente aún tiene algunas trabas que pueden provocar que la tarta de los 6.000 millones de negocio global no beneficie todo lo que podría a Europa. "En nuestro entorno próximo europeo, Francia, Alemania y Reino Unido hay grandes oportunidades que están tardando algo más en desarrollar y explotar este deporte por temas regulatorios", explica Sicre. "Estamos trabajando en una norma europea que vamos a presentar pronto en Bruselas para que esas barreras burocráticas, legales o reglamentarias se puedan solventar", confiesa.

La división de pistas de la rama de Adidas que se dedica al pádel facturó el pasado año 17 millones de euros. No obstante, citan la normativa europea como un obstáculo para desarrollar su negocio en tres de los citados países –Alemania, Reino Unido y Francia–. En España, AFP ha trabajado directamente en el proyecto de la norma UNE, promovido desde el Clúster Internacional de Pádel. El objetivo es unificar los requisitos y aspectos técnicos para la construcción, mantenimiento y revisión de las pistas. Y estos cambios legislativos se trabajan pensando en desbloquear la burocracia a nivel europeo. En España, el desarrollo apenas tiene mayor recorrido porque es un mercado más trabajado y madurado y la expansión está fuera.

De pyme a facturar 45 millones

No todo son negocios millonarios, ya que All For Padel era una pyme cuando propuso a la gigante marca Adidas el desarrollo de su marca dentro del pádel en España. "Hace 12 años teníamos relación con Adidas por un negocio anterior. Conocimos al departamento de licencias de la marca y después de establecer una relación bastante fluida con ellos se nos ocurrió proponerles entrar en el mundo del pádel", explica Sicre. Tras cerrar un partido en pleno verano con el encargado de la concesión de licencias, inició un viaje de dos años en los que desarrolló el proyecto que tuvo luz verde para obtener la licencia.

Preguntado por la burbuja, aclara que pese a las cifras mareantes que manejan informes como el de Deolitte con Playtomic "son solo el principio". "Decimos que solo estamos viviendo el pico del iceberg: hablamos de facturaciones y de la fiebre del pádel, pero el 70% de las pistas instaladas en el mundo están en siete países. Hay un recorrido brutal y lo vemos ya con grupos inversores que se meten en operaciones potentes", explica Sicre.

Movimientos como el de Qatar elevan la competitividad a la fuerza, lo que avanza más exigencias para las empresas que quieran operar en el negocio del pádel. "Veremos más concentración de marcas y de operadores porque los requisitos y las exigencias hacen que haya un filtro y solo las empresas más capacitadas podrán operar", avanza.

El precio: ¿Hacia un negocio elitista?

La inversión global en pistas y clubs alcanzó el montante de 200 millones de euros durante 2022. Cada vez hay una mayor y mejor oferta, según el Global Padel Report anual, pero hay cierto riesgo de que el deporte que más se ha popularizado estos años encuentre un nuevo obstáculo: el coste del alquiler de las pistas. El precio del alquiler de una pista para una hora y media en la capital española, Madrid, fácilmente ronda los 20 euros (y 30 si se alquila una hora y media, lo más habitual).

Las previsiones del monitor elaborado por Deolitte para Playtomic –precisamente la aplicación más usada para conseguir de pistas– proyecta que el coste por hora del alquiler del 20x10 subirá más de un 20% en el próximo lustro, pasando de los 25 euros por hora actuales a 32 euros por hora en 2026. Desde el sector no esperan que se convierta en un deporte elitista, aunque la subida será considerable y cabe la posibilidad de convertirse en una barrera de entrada. Ponen como ejemplo, eso sí, ciudades más caras como Londres, con poco espacio y un metro cuadrado muy cotizado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud