Actualidad

Alejandro Cebrián, Edelvives: "Vamos a invertir 15 millones en elaborar los nuevos currículos de educación"

  • La inversión en 2023 podría superar los 15 millones previstos para atender las necesidades curriculares y con la puesta en marcha del nuevo Plan Estratégico 2023-2025
  • Dispone de 14.000 metros cuadrados para acometer nuevas ampliaciones de instalaciones
  • Edelvives España tiene una plantilla de más de 600 empleados, cifra que supera los 1.000 en el grupo editorial y contando Latinoamérica
Alejandro Cebrián, director general de Edelvives España.
Zaragozaicon-related

El Grupo Edelvives ha nombrado a Alejandro Cebrián, director general de Edelvives España con el fin de fortalecer el trabajo que la editoral viene realizando en el ámbito educativo desde hace más de 30 años y en un momento en el que continúa trabajando en la adaptación de los currículos y materiales educativos a la nueva ley de educación. Un proceso dentro del que ya ha acometido inversiones de alrededor de 20 millones en 2022 y que continúa en 2023 para lo que realizará una nueva inversión de unos 15 millones de euros. Además, la compañía prepara su nuevo Plan Estratégico 2023-2025.

Llega a la dirección general de Edelvives España. ¿Qué líneas de acción se ha marcado?

Los objetivos pasan por equilibrar presente y futuro. Ahora mismo, la educación en España tiene que atender la necesidad de implantación de la ley, que tiene que ver mucho con el desarrollo de las competencias y con una dispersión curricular jamás vista hasta ahora. Jamás ha habido tantas versiones de un libro en las distintas comunidades autónomas.

Tenemos que cubrir esa necesidad, pero también tenemos que acompañar de manera urgente a los docentes en su hacer diario porque están ahora invadidos de procesos burocráticos, de presentación de documentación. Diría que están excesivamente presionados porque tienen que atender a una presión social, a unas familias cada vez más exigentes y, por encima de todo, a una juventud con unas necesidades muy concretas.

Lo primero que tenemos que hacer es atender todo esto a la vez que seguimos de alguna manera y con velocidad de crucero en el ámbito de la innovación. En todo esto nos estamos centrando, en ir medio paso por delante del futuro, y fundamentalmente, en entender y atender las necesidades que hay actuales. Es el cometido actual, el foco de trabajo.

¿Qué reto supone a nivel empresarial?

Supone una inversión descomunal y un esfuerzo tremendo por parte de las personas que forman parte del equipo. Hemos tenido que hacer los libros hasta tres veces en algunos casos. Unos fueron aprobados muy próximos al inicio de curso e, incluso, algunos con el curso arrancado. Tuvimos que presentar libros y materiales en su primera versión para que pudieran arrancar los cursos y, una vez han ido saliendo los borradores y los currículums, ir adaptando los materiales y atender la elaboración de las programaciones que los docentes necesitan presentar en cada una de sus comunidades ante la inspección. Supone un reto en todos los sentidos: desarrollo de programas digitales, impresión editorial, esfuerzo comercial para estar cerca de los docentes... Jamás hemos vivido en España una reforma con tanta exigencia.

En 2022, anunciaron para estos objetivos una inversión de 15 millones de euros, pero ha sido mayor.

Entendíamos que teníamos que estar en torno a los 15 millones, pero hemos superado los 20 millones de inversión en el ámbito editorial, en desarrollo de plataforma digital y del contenido acorde con la ley. Es una inversión descomunal y en visos de unas elecciones autonómicas en mayo. No sabemos si esto se aceptará o no en la siguiente legislatura. Lo que está claro es que hay una necesidad imperiosa de que haya una estabilidad en el currículo para todos.

No olvidemos que en 2023 tenemos ya una inversión similar. Ahora tenemos que elaborar los currículos de los cursos pares -empezamos los cursos impares y ahora tocan los pares-, y esto supone un desembolso muy similar. Es cierto que ya con un conocimiento del currículo, pero la inversión es similar y con la incertidumbre de si entrara o no Andalucía. Contemplamos otros 15 millones en 2023, aunque se podría superar, teniendo en cuenta o no la comunidad andaluza, que son seis cursos de Primaria.

Estamos trabajando en posicionamiento en el mundo del metaverso, de la realidad virtual, en nuevos formatos porque entendemos que la educación pasa por multitud de recursos

¿Han tenido que ampliar plantilla en Edelvives?

Tenemos un aspecto diferencial con el resto de sectores porque somos una editoral con fábrica y logística propia. Esto nos da capacidad y flexibilidad de producción ante una situación que se ha producido en el peor año de la historia, ya que tuvimos que aprovisionar papel por dos años para garantizar que iban a estar los materiales.

Tener fábrica y logística te da un plus que lo refuerzas con equipos fijos discontinuos y nos ha permitido hacerlo con recursos propios. En algunos casos tiramos de recursos externos para determinados asuntos, muy de matices, de localizar adaptaciones curriculares en alguna zona, pero en torno al 95% o 97% se ha hecho con el mismo equipo. Sí es cierto que a nivel comercial ha habido algún refuerzo en algún momento, pero todo ha sido con nuestros recursos y autofinanciado.

Bajo su dirección general, ¿tiene previsto lanzar nuevas líneas de producto?

Nuestras plataformas digitales son plataformas que evolucionan constantemente y esto significa que vamos a seguir invirtiendo en elementos de inteligencia artificial. Por ejemplo, tenemos la plataforma digital Go STREAM -fue premiada en la XV edición de los premios internacionales Quality Innovation Award (QIA)-, que va a seguir creciendo y la vamos a seguir nutriendo de nuevos proyectos cada vez más cortos, más ágiles, más transversales, para un docente que cada vez exige más. Ahí está prevista una inversión importante.

También está en marcha un nuevo plan estratégico.

Este año, acabamos plan estratégico y arrancamos uno nuevo. No vamos a parar. El equilibrio presente y futuro lo tenemos en la mente, así como una pasión tremenda por innovar. Es lo que queremos seguir haciendo. El Plan Estratégico 2023-2025 tiene unos pilares muy marcados, pero aún estamos en proceso de comunicación interna. Sí puedo decir que el anterior plan se culminó con éxito. Seguramente será una continuidad de los elementos de fortaleza que nos han llevado a donde estamos, pero con una clara visión de futuro distinta y con inversiones interesantes. Estamos trabajando en posicionamiento en el mundo del metaverso, de la realidad virtual, en nuevos formatos porque entendemos que la educación pasa por multitud de recursos y de necesidades y no por uno solo. Nosotros estamos siendo capaces de atender a toda la cadena de valor que, para nosotros, es importante.

¿Qué previsiones tienen de crecimiento?

Seguimos ganando posición y cuota de mercado. Llevamos 10 años de crecimiento sostenido en un sector que decrece por encima de dos dígitos anualmente en la parte más tradicional. En facturación estamos creciendo y en España la plantilla está por encima de las 600 personas y, en el grupo, supera las 1.000, incluyendo Latinoamérica.

Con los planes que tienen, ¿será necesaria una nueva ampliación de las instalaciones en Zaragoza?

Afortunadamente, todo lo que es el servicio de producción para terceros y logística sigue creciendo y requerirá nuevas inversiones porque es una línea con la que aportamos mucho valor no solo al grupo editorial, el mercado interno, sino a toda la línea de clientes que apuestan por nosotros para desarrollar proyectos en múltiples sectores y no solo en el ámbito editorial.

Tenemos unos 14.000 metros cuadrados más parar desarrollar ahí servicios

Estas inversiones aún no están cuantificadas y van ligadas al plan estratégico, pero superarán las pasadas. Ahora estamos siendo valientes en ese sentido y creemos que tenemos que seguir aportando valor. Estamos en procesos de automatización internos, muy inmersos en la industria 4.0 y sensorización... Hay un proceso de inversión grande. Por fortuna, hay posibilidad de ampliar porque tenemos un terreno libre. Las inversiones son sobre el espacio que ya disponemos y tenemos unos 14.000 metros cuadrados más parar desarrollar ahí servicios.

A lo largo de la historia de Edelvives, la compañía ha alcanzado varias alianzas. ¿Se mantendrá esta línea?

Seguiremos vinculados a las alianzas. Es donde creemos que hay que a estar atentos y habrá novedades porque todos los retos que he comentado pasan por ser generosos y compartir. Si algo diferenció años atrás a Edelvives es que abrimos la visión de cómo entendemos la educación. Hemos creado una plataforma digital, 100% editable, en la que la propiedad intelectual pasa al docente, que es algo que rompe la esencia tradicional. Entendemos que tenemos que seguir trabajando con otras soluciones y empresas que aportan valor al sector educativo y a la educación en general. Estando juntos, podemos aportar más.

¿Cómo ve el sector de la educación?

En el momento actual, lo veo claramente con la necesidad urgente de estabilizar la situación. Si hablamos de medio-largo plazo, desde mi punto de vista, está la necesidad de encontrar el equilibrio con el uso de la tecnología. La veo sobre la base de cómo seguir aportando rigor en el contenido y herramientas para que, a través de un contenido de rigor, se genere todo el razonamiento.

Y, luego, me parece fundamental trabajar por desarrollar la capacidad de concentración en un mundo en el que hay una pérdida de la capacidad de la concentración, no solo en los jóvenes, sino también en los adultos en general, porque somos incapaces de estar desconectados más de un minuto. Esto afecta a los tiempos, a la capacidad de reflexión.

En la era de la información, de los datos, cada vez se está perdiendo más la capacidad de conocimiento. Frente plataformas de inteligencia artificial, hay una inquietud de qué papel va a tener que jugar el docente ante niños que son capaces de hacer estructuras perfectas, redacciones o informaciones. Ese es el reto. Los docentes son cada vez más facilitadores del proceso de aprendizaje y ayuda. En el futuro, más que nunca, va a tener un peso más importante no como una persona que traslada contenido, sino que genera el contexto para desarrollar capacidad crítica y que los alumnos adquieran el conocimiento. Son los retos a resolver en los próximos años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud