Actualidad

Podemos pide subir Patrimonio en Cataluña al nivel de la tasa a los 'ricos'

  • El nuevo tributo a las grandes fortunas es más gravoso a partir de 3 millones
  • La recaudación adicional del alza en el gravamen patrimonial sería de apenas 12 millones
  • ERC rechaza aumentar o reducir el IRPF pese a las presiones moradas y de Junts
Salvador Illa, Pere Aragonès y Jéssica Albiach. EE

En Comú Podem no cesa en su presión para que los Presupuestos de la Generalitat de 2023 incluyan alzas fiscales para las rentas más altas, y entre sus últimas propuestas en la negociación con ERC figura elevar el impuesto de Patrimonio en Cataluña para equipararlo al nuevo tributo estatal que gravará a las grandes fortunas.

Y es que, según la formación morada, los contribuyentes catalanes con más de 3 millones de euros pagan menos con la configuración actual de Patrimonio en la comunidad que con el nuevo gravamen nacional.

El argumento de la formación liderada por Jéssica Albiach para convencer a Pere Aragonès es que se debería subir Patrimonio en Cataluña para que este diferencial de recaudación se quede en las arcas públicas catalanas en vez de repercutir en los ingresos fiscales del Gobierno central. Se trata más de un gesto político que económico, pues la diferencia de recaudación rondaría apenas los 12 millones de euros, según sus estimaciones.

Esta propuesta va acompañada también de la petición de subir el impuesto catalán a los pisos vacíos en todos sus tramos -aunque en mayor proporción para las viviendas con más metros cuadrados- o reducir el tiempo necesario para que se consideren vacíos (pasando de los dos años actuales a solo uno), con el objetivo de incentivar que estos inmuebles sean sacados al mercado de alquiler.

En Comú Podem ha puesto énfasis en la mesa de negociación sobre estos planteamientos fiscales después de que ERC haya rechazado su pretensión inicial de subir el tramo autonómico del IRPF para rentas de 120.000 a 175.000 euros y de más de 175.000, con lo que calculaban una recaudación adicional de 85 millones de euros.

Nuevos impuestos

También persisten los contactos para poner en marcha nuevos impuestos autonómicos ya pactados en los Presupuestos catalanes de 2022. Así, las perspectivas pasan por que el nuevo impuesto ambiental a los grandes barcos se active ya en 2023, mientras que el que debe gravar los alimentos ultraprocesados no entrará en vigor hasta 2024 debido a los tempos de su tramitación parlamentaria. Tampoco hay fecha para el nuevo impuesto ambiental a las emisiones de la industria.

Desde En Comú Podem reivindican que "la fiscalidad se debe tocar sí o sí", pese a las reticencias de ERC, y mientras las propuestas de Junts reman en dirección contraria a las de la formación morada. Esta semana, los exsocios de ERC en el Govern presentaron sus pretensiones para los Presupuestos catalanes de 2023, que pasan por deflactar el IRPF en todos los tramos y rebajarlo a las rentas más bajas, bonificar el impuesto de Sucesiones, destinar más fondos a la escuela concertada y al catalán, y asegurar el proyecto de Hard Rock junto a PortAventura en Tarragona.

Con En Comú Podem totalmente contraria a rebajar impuestos y a este complejo de ocio y juego heredero de BCN World, se vislumbra imposible un acuerdo presupuestario entre ERC, Junts y Podemos, por lo que entraría en juego la mano tendida del PSC si Aragonès pretende aprobar las cuentas del próximo año, que ya no llegarán a tiempo para el 1 de enero. Esta semana, los republicanos han intensificado los contactos con estas tres formaciones de la oposición.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud