Actualidad

Cómo ahorrar de forma sencilla durante el verano: aprovecha los gastos hormiga

  • Configurar tu banco para emitir transferencias y planificar tus objetivos también en verano te ayudará a mantener en orden tus finanzas

Se puede ahorrar dinero durante todo el año, pero las cálidas temperaturas del verano y las vacaciones exigen estrategias específicas que no se aplican en otros meses.

Y sí, puede que el actual contexto económico, con la inflación desbocada, no anime demasiado a guardar el dinero, pero evitar gastos innecesarios tampoco.

Es obvio que hay estrategias claras como elegir destinos de vacaciones más económicos, pero iremos a otros más concretos.

Fija unos objetivos de ahorro para verano

Como en todo, a la hora de dirigir tus finanzas personales o las de tu familia, si marcamos un objetivo de ahorro será más fácil perseguirlo. ¿Quieres aumentar tu fondo de emergencia? ¿Ahorrar dinero para hacer una reforma? ¿Para unas vacaciones mejores el año que viene?

Establecer objetivos de ahorro puede ayudar a mantenerse motivado para seguir ahorrando durante el verano y después. Asegúrate de que tus objetivos son específicos y realistas, y de que tienes un plazo claro para alcanzarlos. El uso de una aplicación de presupuesto que incluya un rastreador de objetivos de ahorro puede ayudarte a controlar tu progreso.

A continuación, piensa donde quieres guardar tus ahorros de verano. Quizá encuentres una cuenta de ahorro bonificada, prefieras invertirlo o quizá quieras tenerlo a mano en una cuenta corriente. El lugar donde decidas depositar el ahorro va en función de tu objetivo.

Ya que en el verano se gasta más, aprovéchate de los gastos hormiga

Es importante programar transferencias automáticas para asegurarnos ese ahorro, y que estas sean a comienzos de mes para asegurarnos que se ejecutan.

Por otra parte, seguro que estos meses de vez en cuando te dejes llevar y gastes dinero en helados, pequeñas compras o algún capricho. Son los conocidos gastos hormiga, pequeñas cantidades que parecen que no pesan en tu cuenta, pero que entre todas suman un importe relevante a final de mes.

El verano suele ser amplio en pequeños gastos. Una forma de complementar el ahorro es usar las opciones que ya permiten la mayoría de bancos en España de redondear tus compras y destinar ese dinero al ahorro. Por ejemplo, si compramos algo por 9,25 euros, el restante hasta 10 va a una cuenta de ahorro que hayamos configurado. Pregunta en tu entidad o en su app para conocer su funcionamiento.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Ni hormiga, ni ostias…Quédese en casa con el aire acondicionado y aunque actualmente la electricidad esta requetecara, solo con un par de noches de hotel, ya tendria pagado el consumo de todo el mes...y si no tiene aire acondicionado, siempre puede irse al pueblo...

Puntuación 2
#1