Actualidad

Laboratorios Ovejero pide el concurso voluntario de acreedores para negociar un plan de pagos con proveedores y bancos

  • Su actual propietario, Grupo Zendal, asegura que es la mejor opción para garantizar su viabilidad
Valladolid

La empresa Laboratorios Ovejero acaba de solicitar el concurso voluntario de acreedores. Esta decisión tomada por la nueva dirección de la compañía se produce en aras de salvaguardar la actividad de la firma y para garantizar el futuro de la plantilla.

Este paso, determinado por la delicada situación patrimonial de la empresa leonesa acumulada en los últimos años, se produce tras meses de estudio de las cuentas y de analizar todas las posibilidades, afirman los propietarios de la compañía, el Grupo Zendal. Teniendo en cuenta todos los factores, se ha concluido que este paso, la ejecución del concurso voluntario, es la mejor opción para garantizar la viabilidad de la planta.

Por medio de este proceso, que se activa una vez han sido abonadas las deudas que arrastraba Laboratorios Ovejero con la plantilla, la Agencia Tributaria y Seguridad Social, tras la compra de la factoría por parte del Grupo Zendal, se prevé avanzar en la liquidación de los pagos pendientes a entidades financieras y empresas proveedoras.

El objetivo es adecuar un plan de pagos que permita obtener una situación financieramente saneada y poder así cerrar la integración total de Laboratorios Ovejero al Plan estratégico del grupo Zendal, ya que el objetivo del Grupo es conseguir la viabilidad de la planta leonesa lo antes posible, de modo que no solo garantice el mantenimiento del empleo, si no que se pueda avanzar en su crecimiento en el futuro.

El Grupo Zendal anunció la compra de Ovejero en junio de 2021, en un proceso en el que también pujaba el Grupo Laviana y con el que el anterior propietario había cerrado un acuerdo.

Laboratorios Ovejero, dedicada a la inmunoterapia en sanidad animal, posee un apmplio portfolio de productos veterinarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.