Actualidad

Mercedes Vitoria preacuerda un convenio hasta 2026 que afianza la inversión de 1.200 millones

  • UGT, CCOO, Ekintza y PIM, la mayoría del comité, aceptan la oferta de la multinacional
  • ELA, LAB y ESK se quedan fuera y mantienen la huelga para mañana
Trabajador de Mercedes Benz en la planta de Vitoria (Álava). eE
Bilbao

La dirección de la planta de Mercedes Benz en Vitoria ha alcanzado un preacuerdo sobre el convenio colectivo para 2021-2026 con la mayoría del comité, representada por los sindicatos UGT, CCOO, PIM y Ekintza. Este preacuerdo se someterá a votación entre los trabajadores el próximo 18 de julio.

Con su aprobación se pondrá fin a las jornadas de huelga que han mantenido parada la producción en la factoría alavesa y se dará vía libre a una inversión de 1.200 millones que la multinacional alemana anunció para las instalaciones de Vitoria.

ELA, LAB y ESK mantienen la jornada de huelga convocada para mañana miércoles tras no sumarse al preacuerdo alcanzado, porque consideran que "las subidas salarias no van ligadas al IPC y se pierde poder adquisitivo".

Como pagos garantizados, el preacuerdo recoge un incremento salarial consolidado de un 6% para el ejercicio 2022, que será de un 2,25% anual entre 2023 y 2026.

Asimismo, a la firma del convenio los trabajadores recibirán una paga única no consolidable de 500 euros, más una otra paga única de 4.000 euros correspondiente al año 2021. A esto se añade una nueva paga de Transformación, en septiembre, de 1.000 euros al año.

En cuanto a pagos en base a objetivos, dirección y la mayoría de los sindicatos acuerdan una paga de resultados de hasta 2.250 euros al año y otro paga de 500 euros al año en caso de superar los 200.000 vehículos producidos.

Contratos indefinidos

Respecto de los sábados a trabajar, el preacuerdo recoge que se convocarán 10 días antes del fin de mes previo y se trabajarán por norma general. Además, se convertirán 400 contratos temporales en indefinidos, 150 de ellos a la firma del convenio, y se darán puestos protegidos para 150 personas con limitaciones acreditadas. Se recoge, también, la jubilación de más de 250 personas a través de contratos relevo, siempre que cumplan con las condiciones legales vigentes.

El preacuerdo firmado no hace referencia a la sexta noche, ya que la dirección de Mercedes Benz ya había aceptado retirarla previamente de las negociaciones.

Este preacuerdo llega días después del viaje realizado por el Ejecutivo vasco a Stuttgart, con el lehendakari Iñigo Urkullu a la cabeza, para mostrar su apoyo al proyecto de Mercedes Benz en Euskadi y colaborar para que esas actividades se desarrollen en la comunidad autónoma.

En esa reunión se recordó la importancia de tener un convenio firmado con las condiciones de flexibilidad que requiere la planta para abordar la producción del vehículo eléctrico y conectado y las citadas inversiones de 1.200 millones.

Un futuro para Euskadi

La firma de este preacuerdo asegura un futuro para los casi 5.000 trabajadores que tiene Mercedes Benz en su planta de Vitoria y para los cientos de proveedores vascos. La inversión de 1.200 millones doblará la capacidad de producción: una parte se destinará a prolongar la vida del modelo actual de combustión y el resto se orientará a la fabricación de nuevos modelos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin