Actualidad

CCOO y UGT Aragón instan a un pacto de salarios para no retraer el consumo y propiciar la recesión

CCOO y UGT Aragón se concentran ante la sede de la patronal para reclamar un pacto de salarios. Foto: Europa Press
Zaragoza

La Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) en Aragón han instado a la patronal a alcanzar un pacto de salarios para evitar la detracción del consumo ante la subida de precios, que derivaría en una recesión económica.

Ambas organizaciones se han movilizado en las capitales de provincia de todo el país. En el caso de Aragón, lo han hecho en Huesca y Zaragoza, ante las sedes de las organizaciones empresariales.

En la capital aragonesa, los sindicatos han realizado una manifestación que ha comenzado a las 10.30 horas en la sede de Cepyme, en Plaza Roma, y ha llegado hasta la nueva sede de CEOE, en el centro de la ciudad, en la calle Doctor Val-Carreres.

Tras una pancarta donde se podía leer 'Salario o conflicto', decenas de trabajadores han protagonizado una marcha en la que han participado los secretarios generales de CCOO y UGT en la comunidad autónoma, Manuel Pina y Daniel Alastuey, respectivamente, que han intervenido para cerrar la movilización.

Ambos responsables sindicales han reclamado una subida de los salarios que minimice el impacto de la inflación sobre el poder adquisitivo de los trabajadores, ya que, de no aplicarse, han indicado que se retraerá el consumo, algo que afectaría a la producción y más tarde a los empleos.

Visualizar el problema

El secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina, ha indicado que se ha cerrado la negociación sin acuerdo, pero aunque la patronal "ha escondido la cabeza como el avestruz", el problema de la subida de precios "no ha desaparecido" y con esta movilización se quiere "visualizar" su existencia y su agravamiento ya que el aumento del IPC es del 10,2 por ciento por lo que la subida salarial "es todavía más perentoria".

Pina ha recordado que su última propuesta, que siguen manteniendo, es una mejora de los salarios del 3,5 por ciento en 2022, del 2,5 en 2023 y del dos por ciento en 2024, "siempre que haya una cláusula de garantía que permita actualizarlos ante el incremento del IPC".

A su entender, de esta forma sería posible "no entrar en un bucle de subida de la inflación y mantener el poder adquisitivo", una propuesta que están trasladando al ámbito sectorial, tanto a los convenios de sector, como de empresa, si bien "estamos encontrando muchos problemas, sobre todo en los sectores más débiles", como son limpieza, campo y comercio en general, ha enumerado.

Pina ha enfatizado en que ya hubo una movilización el mes pasado en Madrid y si no se alcanzan acuerdos, las habrá este otoño para que la patronal "entienda que no vamos a dejar esta reivindicación".

Grave erosión

El secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha trasladado la preocupación de los trabajadores porque cuando comenzó esta situación "se apresuraron a decir que iba a ser muy transitoria" y que en la segunda parte del año se moderarían los precios, pero "no es así" y los trabajadores "van a seguir sufriendo una erosión muy grave de su poder adquisitivo".

Ha alertado de que el IPC está en "muy alto", en el 10,2 por ciento, con subidas incluso mayores "en aquellos capítulos en los que más gasta la gente trabajadora, como alimentación, transporte, luz y combustible", de manera que la inflación "es mas dañina" para ellos "que para el resto de la población" y "con un sueldo de mil euros, una subida de este tipo del coste de la vida significa renunciar a cosas".

Alastuey ha sostenido que las empresas "tienen margen para subir los salarios y, sobre todo, para moderar sus beneficios", cuando las energéticas "están ganando más que nunca" y otras compañías "han subido los precios sin ninguna razón, sin ninguna motivación, simplemente porque el IPC lo está haciendo".

El dirigente sindical ha pedido "corresponsabilidad" porque son las propias empresas las que están propiciando la escala de precios, algo que hace que los trabajadores sean los principales perjudicados, además de que no subir los salarios "va a tener un efecto muy nocivo en la economía" porque si las personas "no pueden consumir, se producirá un parón" que afectará al empleo y habrá una situación "peor que la que tenemos" y "una posible recesión".

Por eso, ha reclamado a la patronal "que se siente en la mesa y retome un pacto salarial que permita dar cobertura a toda la negociación colectiva", un planteamiento "racional para contener la subida de precios y repartir las cargas de esta crisis", con subidas moderadas, "que no impulsarían hacia arriba los precios y respaldadas por unas cláusula de garantía".

A su llegada a la sede de CEOE, los participantes en esta movilización han guardado un minuto de silencio en recuerdo de todos los trabajadores que han perdido la vida, entre ellos, Fernando Bolea, quien fue presidente del comité de empresa de Opel y que ha fallecido este domingo, a los 75 años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin