Actualidad

Las empresas digitales y sostenibles son más competitivas respecto a su sector

Foto: iStock
Madrid

Hoy en día las empresas deben considerar el desarrollo sostenible como una de sus prioridades para no poner en riesgo las capacidades de las nuevas generaciones, buscando un equilibrio entre el crecimiento del negocio, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social.

En este contexto, ISDI, escuela pionera en formación en tecnología y negocio digital, ha organizado la mesa redonda "Sostenibilidad y Digitalización: obligadas a entenderse" en la que expertos del sector y representantes de empresas relacionadas han debatido sobre los pasos que tienen que dar las empresas en materia de sostenibilidad y cómo la digitalización se ha convertido en el gran aliado.

En la jornada, Clara Arpa, presidenta de la Red Española del Pacto Mundial, hizo hincapié en la importancia de integrar la Agenda 2030, entendida como herramienta para comprender y realizar la transición hacia la sostenibilidad, en las estrategias empresariales y políticas, ya que actualmente la forma de producir y consumir no es compatible con el futuro. Arpa recalcó que "es fundamental que las generaciones actuales podamos desarrollarnos asegurando que las futuras puedan disponer también de los recursos para hacerlo, lo cual se consigue con un desarrollo sostenible. Es necesario pasar de una economía lineal a una circular para estirar los recursos lo máximo posible y lograr pasar a un modelo de producción y consumo responsable". Añadía también que es inevitable y necesario que la sostenibilidad y digitalización se entiendan entre ellas mismas: "la digitalización es la herramienta de la Agenda de la sostenibilidad para lograr utilizar menos recursos. A través del internet de las cosas podremos estudiar y aplicar los resultados para lograr optimizar esos recursos".

Durante la mesa redonda se puso el foco en los aspectos más relevantes para conseguir una transición sostenible centrada en los retos medioambientales y energéticos, cómo las finanzas van a ayudar a superar el desafío y el ejemplo concreto de Salesforce, como empresa comprometida con la sostenibilidad y que desde hace años desarrolla iniciativas para contribuir a una economía sostenible.

Por su parte, Beatriz von Munthe, experta en transición energética, incidió en cómo la innovación en nuevas tecnologías contribuye a acelerar la transición energética: "La digitalización es un gran aliado en el sector energético. Está clarísimo que este binomio de sostenibilidad y digitalización van de la mano si queremos aumentar la eficiencia y provocar el menor impacto medioambiental posible. Hay estudios que indican que aquellas empresas que tienen una estrategia doble de transformación digital y energética, como es el caso de Accenture o Salesforce, van a tener una ventaja competitiva".

No hay que olvidar tampoco el rol que asume la industria financiera de ayudar a la movilización del capital desde la parte de financiación o inversión. Según Laura Blanco, responsable global de ESG en Banco Santander, "las decisiones en finanzas deben tomarse en rentabilidad, riesgo e impacto social y medioambiental, algo complicado pero en lo que se está avanzando, gracias en parte a la regulación de la UE, que actúa como catalizador. También está progresando la incorporación de estos impactos (sociales y medioambientales) en la contabilidad de las empresas, lo cual automáticamente haría que se reflejase en la toma de decisiones financieras y esa es la clave".

Asimismo, la gran palanca de cambio es que se cambie la percepción de la sostenibilidad como una transformación y, de esta manera, se incorpore a la estrategia y la operativa de la compañía e incluso la cadena de suministro. En esta línea, Salesforce es un ejemplo de empresa comprometida en diferentes aspectos, ya que hace años asumió un rol activo para ahondar en la estrategia de sostenibilidad de la compañía y continúan trabajando para contribuir a una economía sostenible. Para ello, crearon una aplicación, que posteriormente pusieron en el mercado, para conseguir los datos, conocerlos, medirlos e interpretarlos y que les permitiera tomar acciones en un proceso más rápido. Gonzalo Goñi, solutions engineering director de Salesforce, ha destacado la importancia de la formación individual y la motivación que deben tener las empresas para iniciar en estas materias de sostenibilidad: "hay que empezar por algo, medir lo que se lleva a cabo, poner objetivos y aprender en el camino".

Ricardo Magán, director de estrategia sistémica en Greenpeace, destacó como uno de los empeños de la ONG es la utilización del dato y la ciencia para demostrar cual es el escenario más previsible con las prácticas actuales y a partir de ahí aportar soluciones: "los grandes actores, que son las grandes palancas de cambio, son los que deben reaccionar y asumir la necesidad de afrontar la sostenibilidad como un reto sistémico, es decir, que tenemos que hacer que la forma de producir vaya más allá de interés cortoplacista económico sino por el bien de las personas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin