Actualidad

"Recordemos qué pasó en la Gran Recesión": Bill Gates advierte de otro daño colateral de la Guerra de Ucrania

  • Gates teme que la crisis y la ayuda directa a Ucrania recorte otros fondos de ayuda humanitaria

Bill Gates se encuentra de gira por Europa, donde estos días ha protagonizado varios encuentros en España, como el que mantuvo con el Presidente Pedro Sánchez.

Gates, a sus 66 años, se ha convertido en una especie de oráculo, especialmente en lo últimos años, a raíz de sus opiniones sobre la pandemia por COVID-19 o el reto del Cambio Climático. Un cambio de registro desde su posición como fundador de Microsoft que le ha traído a partes iguales muchas veces alabanzas y críticas.

El multimillonario también se ha pronunciado -aunque tardó- sobre la Guerra de Ucrania, y ahora, en un artículo de opinión que ha sido publicado por la CNN, Gates vuelve sobre el conflicto advirtiendo de un problema de segunda fila bajo el que, aparentemente, nadie está reparando.

Gates cree y señala en datos que la aportación de los países ricos hacia el tercer mundo está cayendo al concentrarse gran parte de la ayuda hacia Ucrania.

"En un año normal, las naciones del G7 donan unos 122.000 millones de dólares para atender las necesidades de salud, desarrollo económico y bienestar a largo plazo en los países de bajos ingresos. Pero este no es un año típico. Las crisis a las que se enfrenta el mundo se han multiplicado: COVID-19, la guerra en Ucrania, la escasez de alimentos, la inflación. Algunos países se están planteando reorientar la ayuda hacia la asistencia humanitaria inmediata, como el alojamiento de los refugiados ucranianos. Los esfuerzos para luchar contra las enfermedades en los países de bajos ingresos pueden perder miles de millones de dólares", escribe.

Gates pide que no se recorte en ayuda humanitaria

El magnate y filántropo considera que deberíamos revisar ejemplos como el de la crisis de 2008, cuando a pesar de la recesión, el cómputo global de ayuda humanitaria creció.

"Entre 2007 y 2009, los datos que analizamos de la OCDE  muestran que los países donantes aumentaron su compromiso con la ayuda sanitaria mundial en un 16%, y se salvaron millones de vidas. Ahora mismo, corremos el riesgo de que el resultado sea muy diferente".

Aunque Gates ha recibido algunos golpes en el nivel de flotación de su popularidad tras su divorcio y los escándalos que le han seguido, sigue siendo uno de los mayores multimillonarios de la historia que además dirige una de las mayores organizaciones benéficas del planeta, la Fundación Bill y Melinda Gates, fundada hace más de 20 años.

Gates ya se pronunció sobre el conflicto. La primera vez lo hizo el pasado 9 de marzo en Twitter en un mensaje en el que se podía leer: "Es desgarrador ver al pueblo de Ucrania sufrir tanto. El mundo se siente especialmente pesado en este momento, con cada día trayendo noticias de familias destrozadas en Afganistán, Ucrania y tantos otros lugares".

"No podemos dar la espalda a los afectados por la guerra. Pero no tenemos que aceptar el sufrimiento extremo en una parte del planeta para aliviarlo en otra. Aunque será un reto abordar las necesidades urgentes a las que se enfrenta ahora el mundo, no podemos permitirnos no hacerlo. Durante la crisis financiera, los líderes mostraron la voluntad política de dar prioridad a la salud mundial. Ahora, también, los países y las organizaciones que tienen más que dar deberían comprometerse a destinar más ayuda sanitaria en sus próximos presupuestos en lugar de menos", concluye.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin