Actualidad

Cómo ahorrar de forma automática para las vacaciones: así puedes conseguir 100 euros cada mes

  • Separar una cuenta de ahorro y automatizar transferencias es el primer paso...
  • ...Pero antes conviene hacer un presupuesto del viaje realista

Las vacaciones de verano se acercan cada vez más, y con un contexto de inflación, seguramente muchas personas estén empezando a sacar la calculadora para ver qué se pueden permitir este verano y que no.

Con planes para viajar más focalizados a nivel nacional y contratados a última hora, el margen de improvisación es más amplio, lo cuál es bueno, pero también puede volverse en nuestra contra si nos dejamos llevar por el gasto sin tener nada planificado.

Pero para llegar sin apuros a las vacaciones o que no nos cueste más de lo que pensamos, empezar ahorrando y planeando con tiempo es la mejor opción. Aquí recopilamos algunas buenas prácticas para hacerlo.

Crea una cuenta de ahorro separada para las vacaciones

Es difícil no gastar dinero que no está asignado a un uso. Si vemos que lo tenemos disponible, lo más probable es que lo gastemos. Pero podemos hacer por 'quitarlo de nuestra vista'. Una forma fácil de hacerlo es crear una cuenta de ahorro separada solo para un fondo de vacaciones.

¿Y cuánto guardar? Pues dependerá de nuestra capacidad, está claro. Pero imaginemos un 10% de nuestros ingresos. Con un suelo de 1.000 euros, son 100 euros al mes, que de abril a agosto, por ejemplo, o incluso si empezáramos en Año Nuevo, serían entre 500 a 800 euros.

Programa transferencias automáticas

¿Cómo podemos ingresar el dinero en una cuenta de ahorro sin gastarlo primero? Utilizar una transferencia automática siempre nos los hará más fácil. Con la mayoría de los bancos, podemos transferir automáticamente una cantidad designada a una cuenta de ahorro para vacaciones desde su cuenta corriente cada vez que cobremos.

Si te devuelven en la Renta, tenlo en cuenta

Si te sale a devolver, puedes contar con ese extra, pero para eso deberás presentar tu declaración de la renta lo antes posible.

Fija un presupuesto realista para tus vacaciones

Para ayudar a ahorrar la cantidad adecuada, determina ya los costes de tus vacaciones de verano. De este modo, podrás centrarte en un objetivo para que no le falten fondos cuando los necesites. También evitarás ahorrar más de lo necesario y privarte de un dinero que podrías destinar a otras cosas.

Ahora te mostramos las principales partidas que se deberían tener en cuenta.

Comparar en un sector como el viaje es siempre fundamental, y por suerte hay muchos comparadores en internet. Pero no solo se trata de comparar aviones o trenes entre sí, sino los gastos que nos derivarán cada uno de estos medios.

Determina los costes de tomar un vuelo, un autobús, un tren, un coche de alquiler o un barco hasta el destino. Si piensas viajar a más de un lugar, calcula también cuánto costarán estos viajes. Súmalo y anótalo.

Haz una estimación del coste de alojamiento

De nuevo, la comparación a través de internet está hoy al orden del día, pero estos portales no te dicen cuánto dinero te gastarás después en transporte si el hotel está muy alejado o en comida si hubieras elegido un pequeño apartamento con cocina. El truco de los presupuestos, como vemos, es su visión de conjunto.

Investiga sobre las distintas opciones de alojamiento disponibles en el destino. Cada uno de nosotros busca cosas diferentes cuando viaja, así que busca los precios de la experiencia más cercana a lo que quieres para hacer una estimación lo suficientemente buena.

Cada destino es diferente, al igual que cada viajero. Así que el siguiente paso es pensar y averiguar cuál es la mejor manera de moverse una vez que se ha llegado al destino. A algunos les gustará explorar su destino a pie, a otros en bicicleta, en transporte público o en taxi. Sea cual sea la opción que mejor se adapte a tus gustos, haz una estimación de cuánto necesitarías reservar para moverte libremente por el lugar en el que te encuentras.

Calcula los gastos de comida y ocio

No hace falta hacer una lista de todo lo que pensamos comer durante el viaje, pero sí hacernos una idea de lo que cuesta una comida en los lugares a los que vamos a viajar. Algunas personas ya tienen una cifra en mente sobre lo que gastarían en comida en un día. Lo mejor es llegar a esa cifra investigando un poco. Recursos como las guías de viaje de Lonely Planet son buenos lugares para empezar a buscar. También puedes probar aplicaciones como TripAdvisor para encontrar los últimos precios actualizados.

Si no tienes tiempo para investigar, presupuesta un mínimo de 2 a 2,5 veces el precio de tu alojamiento por noche para la comida de un día por persona. Esta regla general funciona bien para los viajes económicos.

Si tu viaje es largo, intenta cocinar al menos una comida al día. Te sorprenderá el dinero que te ahorrarás.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Sara
A Favor
En Contra

Excelente articulo!

Puntuación 0
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Sisi nono
A Favor
En Contra

Eleconomista

"También evitarás ahorrar más de lo necesario y privarte de un dinero que podrías destinar a otras cosas", por ejemplo preparar tu jubilación o tener un colchón para las vacas flacas, los mensajes que hay que dar siempre en la dirección, de gasta todo lo que tengas para que votes al que te prometa algo de seguridad.

Vaya diario económico.

Puntuación 0
#2