Actualidad

Qué son los 'ayunos de gasto' y cuánto se puede ahorrar con ellos

  • Retos como el de 21 días están al alza, ayudando a plantearse cada una de las decisiones de gasto que tomamos

Ahorrar es uno de los objetivos que muchas personas y familias se marcan por comienzo de año. No es sencillo, pero en los últimos años, al calor de los consejos sobre finanzas personales y las redes sociales, los denominados retos de ahorro o de no gastar se han puesto de moda incentivando el ahorro.

Qué proponen los retos de 'no gastar'

Algunos de ellos, como el de 21 días, proponen estar ese tiempo sin acometer ni un solo gasto: no hacer la compra, no gastar en ropa o restauración... Absolutamente nada a no ser que nos giren un recibo por el banco o durante el reto toque pagar el alquiler o la hipoteca.

El objetivo es claro, en este denominado 'ayuno de gasto' se consigue ahorrar y limitar el gasto de forma clara gracias a pasar una días viviendo de forma bastante frugal.

A partir de ahí, cada uno se puede marcar su objetivo. Hay quien lo hace durante 7 días, o quizá solo los fines de semana durante un tiempo, de lunes a viernes...

Lógicamente, no existe un cálculo sobre cuánto se puede ahorrar con este tipo de política autoimpuestas, pero elimando pequeños gastos como un café, u ordenando las compras al supermercado para prevenir compras más pequeñas y donde tendemos a gastar en productos quizá no tan necesarios, fácilmente podemos ahorrar un mínimo de 5 euros al día, lo que se traduce en un mínimo de 105 euros.

Tipos de ayuno de gasto

Desde varios portales norteamericanos y blogs sobre finanzas personales se ha ahondado en distintas fórmulas, entre las que destacan:

- La regla de las 24 horas: La regla de no gastar en 24 horas es más una filosofía financiera que un reto de no gastar. Con ella, esperas un día entero antes de comprar algo que no sea esencial. Puede ser ropa, libros, maquillaje, productos electrónicos, compras al azar en Amazon, lo que sea.

- La regla de la semana: La regla de la semana es similar a la regla de las 24 horas, pero hay que esperar siete días completos antes de comprar algo en lugar de esperar sólo un día.

- Ayuno de un día de gasto: El propósito de un día sin gastos es ayudarte a ser más consciente de tus hábitos principalmente. Nadie se hará rico de la noche a la mañana, pero ver las tentaciones que tenemos puede ayudar.

- Fin de semana sin gastos: Otra de las fórmulas que se proponen es pasar un viernes, un sábado y un domingo completos sin gastar dinero. No tiene que significar no salir de casa, si no hacer cosas gratis. Por ejemplo, ejercicio o un paseo por la ciudad o el campo.

- El reto de la semana: En este caso se permite hacer excepciones con las facturas y otras necesidades. Especialmente indicado para gente que suele tirar de pedir comida a domicilio.

- El reto de los 21 días: el ya comentado. En su libro 'The 21-Day Financial Fast: Your Path to Financial Peace and Freedom', la asesora financiera y columnista del Washington Post Michelle Singletary describe esta 'dieta económica' que promete acabar con los malos hábitos de gasto, crear un plan para liberarse de las deudas y ponerse en un mejor rumbo financiero para el futuro.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin