Actualidad

¿Quieres seguir teletrabajando? Las claves para convencer a tu empresa de que te lo permita

  • Ser sincero y reunir evidencias de cómo trabajar desde casa puede ayudar también a la empresa son algunas de las claves

Los casi dos años de pandemia han hecho que haya mucha gente favor del teletrabajo... Y otra mucha que la odie con todas sus fuerzas. Si eres de los primeros, es posible que te estés planteando si cuando haya cierta normalidad podrás seguir disfrutando de cierta flexibilidad.

Lo cierto es que la empresa es la que tiene la sartén por el mango, pero eso no quita que se pueda negociar.

Chris Voss trabajó como negociador de rehenes para el FBI y ahora se ha convertido en un autor de referencia en el arte de la negociación. Él habla de un concepto llamada empatía táctica que requiere demostrar a tu interlocutor lo mucho que escuchas sus palabras. Una táctica en torno a esto, dice, "es usar las mismas palabras al principio que el interlocutor".

Sé objetivo con pruebas de que trabajas mejor desde casa

Esta empatía es una de las claves que este y otros expertos dan para conseguir sacar adelante una negociación en la que queremos conseguir mayor flexibilidad, o incluso seguir teletrabajando.

"Deberemos reunir pruebas y evidencias de que el trabajo en remoto ha sido beneficioso para ambas partes, y no olvidarse de ser honestos y decir si estamos interesados por algo en concreto, como ver más a nuestros hijos o evitarnos los atascos", escribe por su parte la experta en Recursos Humanos Deborah Tennen en el blog de la herramienta Zapier.

Para cualquier solicitud de trabajo a distancia permanente, querrás mostrar a tu jefe que te has tomado el tiempo de considerar lo que implica trabajar desde casa a largo plazo. Que es algo meditado y realmente evaluado.

Adapta tus respuestas a las necesidades y deseos profesionales de tu jefe. Ten claro cómo afectará a tu jefe y al resto de la organización el hecho de que trabajes a distancia.

Explica si hay problemas personales que te empujan a solicitarlo

Sé sincero en cualquier negociación, pero sobre todo si tienes algún problema. Por ejemplo, si trabajar desde casa te permite tener un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada, eso significa que estarás menos estresado y serás más productivo.

Siempre que sea posible, utiliza ejemplos concretos de la época de la pandemia para respaldar tus argumentos. ¿Cuáles fueron los grandes avances mientras trabajabas desde casa? Asegúrate de tener una o más historias que realmente se centren en cómo ayudaste a la empresaa durante este tiempo. Estos ejemplos mostrarán que has sido capaz de desenvolverte con éxito en el trabajo a distancia durante un periodo extremadamente estresante y les hará confiar en que podrás seguir haciéndolo.

En cualquier caso, debes agrupar la información que has recopilado sobre lo que ya has logrado mientras estabas trabajando a distancia, cuáles son los beneficios, cómo te gustaría que fuera tu vida de trabajo en remoto y cómo vas a mitigar cualquier preocupación por parte de la empresa. Con las cartas ya sobre la mesa, es el momento de levantarlas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin