Actualidad

Estos padres de familia dejaron sus empleos para crear su propio negocio: ahora facturan 800.000 euros al año

  • La familia Chou logró esos ingresos con un negocio online de venta de textiles personalizados
mywifequiteherjob.com

El sueño de dejar un empleo de ocho horas para emprender un negocio propio a veces se suele vender de forma un tanto difusa. Sin embargo, ejemplos como los de la familia Chou, residente en el área de Silicon Valley, demuestran que hay algunos casos en los que se cumple y con creces.

En el valle en el que se concentran las empresas más grandes de tecnología del mundo los Chou decidieron emprender en el mundo digital con una tienda online, pero con un producto que puede no parecer nada moderno: servilletas bordadas personalizadas. La fórmula fue un éxito en eventos como bodas y otras celebraciones. Además, venden delantales y toallas diseñadas a medida.

Ahora, empresa Bumblebee Linens de Jen y Steve Chou genera un millón de dólares de ingresos anuales para los dos (890.000 euros aproximadamente al cambio), los que les ha dado la posibilidad de pasar todo el tiempo que quieran con su hija de 13 años y su hijo de 12.

Eso sí, no ha sido un camino de rosas. Ambos llevan contando su trayectoria desde que iniciaron su empresa en 2007 en un blog (titulado en inglés 'Mi mujer ha dejado el trabajo') y han recopilado sus avances para una entrevista en la CNBC.

Un camino de 14 años hasta generar 1 millón de dólares al año

Hace catorce años, Jen, que ahora tiene 45 años, y Steve, que tiene 46, comenzaron el proceso de dejar sus trabajos de 9 a 5.

Tanto Jen como Steve dicen que crecieron con padres muy trabajadores que no pudieron pasar tanto tiempo con ellos como les hubiera gustado. Y para Jen, la libertad de ser su propio jefe tiene un significado adicional al poder cuidar de sus hijos.

"Mi madre falleció cuando yo era muy joven", dice. "Ahora, solo quiero recuperar ese tiempo y asegurarme de estar presente para [mis hijos]".

Jen puso en marcha Bumblebee Linens cuando estaba embarazada de su primer hijo, dejando el trabajo de analista financiera que la mantenía en reuniones desde primera hora de la mañana con el equipo europeo de su empresa hasta tarde por la noche con el equipo de Asia.

Ella y Steve habían tenido éxito vendiendo los pañuelos sobrantes que compraron como recuerdos para su boda, así que pensaron que un negocio similar de comercio electrónico sería una buena forma de crear una nueva fuente de ingresos. La inversión inicial fue de unos 600 dólares para encargar unos cientos de pañuelos y una cámara digital para fotografiarlos.

"Mi objetivo para el negocio era inicialmente de 5.000 dólares al mes", dice Jen. "En ese momento, me dije: 'Si solo puedo ayudar a pagar las facturas, sería increíble'", teniendo en cuenta el coste de la vida en esa zona de California, una de las más caras de Estados Unidos.

Un millón de euros no cunde tanto en Silicon Valley

Pero Bumblebee Linens creció rápidamente, y en cinco años se había expandido fuera del garaje de la pareja a un espacio de almacén con dos empleados.

Además de sus responsabilidades en Bumblebee Linens, Steve también ha pasado los últimos 13 años trabajando en 'My Wife Quit Her Job', que comenzó después de responder a las interminables preguntas de amigos y compañeros de trabajo sobre cómo él y Jen construyeron una operación de comercio electrónico. Anteriormente, trabajó como director de ingeniería eléctrica, pero dejó el puesto en 2016 para centrarse en su blog a tiempo completo.

A pesar de que ingresan un millón de dólares al año, Jen y Steve no se sienten especialmente ricos en Silicon Valley por la riqueza de la zona. Sin embargo, la pareja dice que "no gastan ni una fracción" de lo que ingresan y se consideran relativamente frugales para su nivel de ingresos.

A pesar de que ingresan un millón de dólares al año, Jen y Steve no se sienten especialmente ricos en Silicon Valley por la riqueza de la zona. Sin embargo, la pareja dice que "no gastan ni una fracción" de lo que ingresan y se consideran relativamente frugales para su nivel de ingresos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin