Actualidad

Amazon puede quedarse sin Black Friday: los empleados de 20 países harán una huelga durante la campaña

  • La campaña incluye una coalición de 70 organizaciones
Foto: Dreamstime

Una de las campañas más importantes para el comercio peligra gravemente para Amazon. Los empleados de la compañía de más de 20 países irán a la huelga durante el Black Friday para exigir una mejora de las condiciones laborales. La iniciativa, liderada por 'Make Amazon Pay', contará con una coalición de 70 sindicatos y organizaciones que incluyen a Greenpeace, Oxfam y Amazon Workers International.

"La pandemia ha expuesto cómo Amazon pone las ganancias por delante de los trabajadores, la sociedad y nuestro planeta", dijeron los organizadores en un comunicado. "Amazon toma demasiado y devuelve muy poco. Es hora de hacer que pague".

Aumentos salariales, mejor seguridad laboral y reducir el nivel de producción

La huelga reunirá a trabajadores de todas las áreas de actividad de Amazon, incluyendo refinerías de petróleo, fábricas, almacenes, centros de datos y oficinas, tal y como ha informado Insider. Las demandas de estos empleados pasan por reducir las jornadas, hasta subir los salarios. La plantilla exige una mejora de las condiciones a todos los niveles.

En concreto, la campaña 'Make Amazon Pay' demanda una reducción de la jornada, una revisión de los sistemas de análisis de desempeño, un aumento de los salarios y una mejora de las condiciones de seguridad laboral, así como "suspender el severo régimen de productividad y vigilancia que Amazon ha utilizado para exprimir a los trabajadores", tal y como dijeron los organizadores en el comunicado.

Hacer un modelo de negocio más sostenible y reducir la desigualdad

Por otro lado, esta iniciativa también pretende mejorar las condiciones que Amazon ha instaurado en sus relaciones con la sociedad en general, lo que ellos han definido como "un pago a la sociedad".

Esto incluye un esfuerzo por mejorar la sostenibilidad del modelo de negocio de la compañía, incrementar la protección y la transparencia sobre los datos y la privacidad, así como poner fin a las relaciones con las fuerzas policiales y las autoridades de inmigración, que los organizadores de 'Make Amazon Pay' tildan de "institucionalmente racistas".

"Amazon no está solo en estas malas prácticas, sino que se encuentra en el corazón de un sistema fallido que impulsa la desigualdad, el colapso climático y la decadencia democrática que marcan nuestra era", dijeron.

Amazon se defiende de las acusaciones

Por su parte, Kelly Nantel, portavoz de Amazon, alegó que la compañía ya está aumentando sus esfuerzos en muchas de las materias que trata esta campaña. Así, la empleada del gigante del comercio electrónico recordó que la empresa impulsó recientemente una iniciativa para alcanzar las emisiones cero de carbono para 2040, del mismo modo que puso de manifiesto que también se está trabajando para mejorar los salarios de los trabajadores.

"Estos grupos representan una variedad de intereses, y aunque no somos perfectos en ningún área, si observa objetivamente lo que Amazon está haciendo en cada una de estas áreas, verá que nos tomamos nuestro papel y nuestro impacto muy en serio", argumentó Nantel, tal y como recoge Insider.

La respuesta de la contraparte a estos alegatos no redujo su dureza: "Durante la pandemia de COVID-19, Amazon se convirtió en una corporación de un billón de dólares, y Bezos se convirtió en la primera persona en la historia en acumular 200.000 millones de dólares en riqueza personal", dijeron. "Mientras tanto, los trabajadores de los almacenes de Amazon arriesgaron sus vidas como trabajadores esenciales y solo recibieron un aumento de sueldo breve y transitorio".

Para concluir, los organizadores de la iniciativa recurrieron al gran crecimiento que ha vivido Amazon durante los últimos ejercicios, exigiendo que parte de esos beneficios recayese en los empleados.

"La riqueza de Amazon ha aumentado tanto durante la pandemia que sus propietarios podrían pagar a los 1,3 millones de empleados un bono COVID de 690.000 dólares y seguir siendo tan ricos como en 2020", concluyeron.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.