Actualidad

Cómo evitar el 'síndrome del impostor': el mayor problema cuando se cambia de sector

  • Al cambiar de sector laboral, muchas personas se sienten 'impostores' por falta de cualificación concreta o piensan que no están capacitados

¿Alguna vez has sentido que tu carrera profesional te supera? ¿O tal vez has leído la descripción de un puesto de trabajo y has pensado: "me encantaría pero es imposible que esté cualificado para eso"? Si es así, puede que estés experimentando el síndrome del impostor.

Qué es el síndrome del impostor: casi el 70% de los trabajadores lo sufre alguna vez

El síndrome del impostor es la aparición de pensamientos y sentimientos que te llevan a creer que estás fuera de lugar en una situación laboral determinada o que te van a 'pillar' reconociendo que no tiene ni idea de lo que haces. Todo ello, por supuesto, infundado. No es lo mismo hacernos pasar por arquitectos sin tener ni un solo conocimiento que cambiar entre sectores que son cercanos.

Un estudio científico explica cómo se manifiesta el síndrome del impostor en concreto en mujeres, donde suele ser más común: "A pesar de las pruebas objetivas de éxito, estas mujeres tenían una experiencia psicológica generalizada de creer que eran fraudes intelectuales y temían ser reconocidas como impostoras. Sufrían ansiedad, miedo al fracaso e insatisfacción con la vida", se comentaba en él.

El síndrome del impostor es un temor subyacente común en muchos profesionales. Ese mismo estudio también estimó que casi el 70% de las personas lo experimentarán en algún momento de su vida. El síndrome del impostor es especialmente frecuente en quienes buscan un nuevo empleo.

Como reconocer y superar el síndrome del impostor

El síndrome del impostor puede manifestarse en una búsqueda de empleo. Si estás buscando un cambio de carrera, pero te encuentras dudando de tu experiencia, tus habilidades o tus puntos fuertes, puede que te impida presentarte a ciertos puestos.

Es posible que al ver la descripción de un puesto de trabajo pienses que es imposible que estés a la altura, aunque tengas las aptitudes y la experiencia que se indican en la descripción.

Para evitarlo, aquí te dejamos algunos consejos:

- Prepara un porfolio con tus éxitos que te sirva tanto para buscar empleo como para darte cuenta tú mismo: Catalogar tus logros e hitos es una forma estupenda de reforzar tu valía.

- Anota los ascensos que hayas recibido y la evaluación positiva que los haya acompañado.

- Relativiza el currículum de los demás: Te sorprenderá saber cuántos otros compañeros de trabajo sintieron el síndrome del impostor alguna vez por muy impresionante que te parezca su carrera.

El síndrome del impostor puede convertirse el peor enemigo en una búsqueda de empleo si no lo controlamos, así que es importante controlarlo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin