Actualidad

Cómo ahorrar y planificar el gasto para Black Friday y Navidad

  • Llega la época del año en la que más dinero se emplea en regalos y en compras de rebajas, lo que puede suponer un agujero para el bolsillo
  • Recopilamos algunos consejos para anticipar la cuesta de enero

Estamos a las puertas del Black Friday y la Navidad se acerca también. Pronto veremos algunas ciudades que empiezan a desplegar sus luces navideñas considerablemente pronto pero, cuando nos demos cuenta, quién más quién menos, todos nos toparemos con algún gasto extra en forma de regalos, cenas o de ofertas que no podremos rechazar.

Ahorrar con antelación para esta época -en la que de media los españoles gastamos por hogar unos 250 euros en el Black Friday y casi 600 entre toda la campaña navideña- puede ayudarnos a allanar la cuesta de enero.

No es una cantidad de dinero razonable si queremos sacarla del presupuesto mensual. Al menos, para la mayoría de las personas. Pero aprovechando con unas semanas de antelación podemos amortiguarlas.

Como todo en finanzas personales, la Navidad también empieza con un presupuesto

Ser consciente de cuánto podemos gastar es el mejor punto de partida antes de saber realmente cuánto queremos gastar y en qué gastarlo. Nos protege de luego tener que tirar tarjetas de crédito y hacer que lo que debiera ser una época de celebración se convierta en algo estresante.

También evitará que -quién la tiene- utilice la paga extra de fin de año o la devolución de la Renta para pagar caprichos y así, en la medida de lo posible, destinar ese dinero a otros menesteres.

Así, hacer una lista de dispositivos u objetos que nos gustaría renovar para el Black Friday puede ser una buena aproximación para saber de cuánto dinero estamos hablando.

A la hora de ceñirnos a la Navidad en sí misma, hacer una previsión no solo de posibles regalos, sino también de eventos (gasto en cenas, viajes...) nos dará un aproximado de cómo vamos y si podemos permitirnos o tenemos que ajustar el rumbo.

Si tienes una lista de los regalos que compraste el año pasado o tus compras puede ser un buen punto de partida. Haz memoria y revisa tu historial de compra si sueles hacerlo en portales online.

Revisa también los extractos de tus tarjetas de crédito y débito. Aunque no tengas un total concreto, una cifra aproximada es suficiente para fijarte un objetivo de ahorro para este año y saber si ya cuentas con él y que no caiga en el saco de los imprevistos.

Fija un límite de gasto

Una vez con esto, y con el estado de tus cuentas actuales, otro consejo conveniente es fijar un límite de gasto. Si nos parece escaso y podemos subirlo, adelante, pero apuntemos la moraleja para el año que viene empezar a ahorrar antes.

Si crees que el curso pasado gastantes más de la cuenta o quieres reducirlo, analiza el gasto de este año con más detalle y busca dónde puedes recortar.

Todo el mundo siente cierta presión económica en Navidad, y mucha gente no quiere más cosas, así que quizá podrías poner en común eliminar algunas costumbres que quizá no tienen sentido como los famosos 'amigos invisbles' a un precio desorbitado.

Calcula cuánto dinero necesitas ahorrar en los meses que quedan para alcanzar tu objetivo. Y si no llegas a este año, para el curso que viene. Una vez con ello, una buena práctica es programar transferencias automáticas que vayan a una cuenta de ahorra. Y si es posible que sea separada del banco en el que tienes de gasto corriente, mejor.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin