Actualidad

La OCU denuncia a dos populares marcas de aceite de oliva por incumplimiento en su etiquetado

  • Las catas llevadas a cabo descartan que sean aceite de oliva virgen extra
  • Reclama que se etiqueten sin el 'extra' con la respectiva bajada de precio

El aceite de oliva es un producto tan insignia de la gastronomía mediterránea que conviene prestar especial atención a su cuidado. Más en la categoría Virgen Extra (AOVE), pues es la que más respeta el producto en sí. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha procedido a denunciar a dos marcas que no cumplen los requisitos del Reglamento Europeo.

En constante análisis de los diferentes productos que se ofrecen a los consumidores, la OCU ha venido a denunciar en esta ocasión un irregular etiquetado en uno de los artículos de mayor protección en la dieta española. Sobre el aceite de oliva virgen extra, el mercado aporta 39 marcas de las que 2 no pasan los informes de laboratorio por lo que deberían ser solo aceite de oliva virgen (AOV).

Una categoría menor y, por tanto, de menor precio, por lo que exige un cambio rápido para no generar dudas sobre los clientes. En España, el incumplimiento de la normativa en el etiquetado de los productos es una infracción administrativa, por lo que se ha elevado la demanda antes las comunidades autónomas competentes en la materia.

Olivar de Segura y Borges, las dos firmas implicadas

En concreto sobre las compañías Olivar de Segura y Borges, muy afincadas en la cesta de la compra tradicional, ambas no pasan las pruebas sensoriales a través de los paneles acreditados y la correspondiente metodología que ordena la Unión Europea. Unas catas que se dirigen, en concreto, a las botellas de 1 litro, las más demandas en el supermercado.

Eso sí, sin alertar de que este problema tenga consecuencias negativas sobre la salud pública, la OCU reconoce que sí cumplen los requisitos para ser comercializados aunque bajo la categoría de AOV. Además, la institución reseña los buenos resultados de este último análisis donde solo estas dos firmas no han conseguido el aprobado descartando, también, una mezcla con otros tipos de aceites.

La OCU pide que se endurezcan las sanciones sobre las empresas que comentan un incumplimiento en su etiquetado

Ya por último, la OCU quiere aprovechar esta denuncia para reclamar a las autoridades una mayor inspección sobre el AOVE, así como un endurecimiento de las sanciones a las empresas que incumplan la normativa. Un estudio que ha destapado la irregularidad de Olivar de Segura y Borges con un alimento "tan importante en la dieta española".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin