Actualidad

Descubren los efectos positivos del ejercicio en la supresión del crecimiento de tumores

  • Es una investigación de la Universidad Edith Cowan (ECU)
  • Una publicación de la revista 'Medicine & Science in Sports & Exercise'.
  • El deporte provoca la secreción de proteínas efectivas contra el cáncer
Madrid

Un estudio de la Universidad Edith Cowan (ECU) de Australia, publicada en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, revela que hacer ejercicio es positivo para evitar el crecimiento de un tumor. En concreto, un tipo de proteínas que se generan durante la actividad deportiva, las mioquinas, tendrían la facultad de combatir activamente las células cancerosas.

Este hallazgo se encontró a raíz de un ensayo clínico en el que pacientes obesos con cáncer de próstata se sometieron a un entrenamiento regular durante 12 semanas. "Cuando tomamos su sangre antes del ejercicio y su sangre después del ejercicio y la colocamos sobre células vivas de cáncer de próstata, vimos una supresión significativa del crecimiento de esas células de la sangre después del entrenamiento --explica--. Eso es bastante sustancial e indica que el ejercicio crónico crea un entorno supresor del cáncer en el cuerpo", explica .Jin-Soo Kim,  líder de la investigación

A pesar de estos resultados, la investigación explica que las mioquinas, por sí mismas no pueden asociarse con otras células de la sangre para luchar activamente contra el cáncer. No obstante, "sí indican a nuestras células inmunitarias que ataquen y maten a las células cancerosas", explica el líder del estudio.

La realización de ejercicio, además, es de ayuda en el caso concreto del cáncer de próstata, uno de los que más afecta al sexo masculino, pues complementa otros tratamientos del cáncer de próstata, como la terapia de privación de andrógenos, que es eficaz y se prescribe habitualmente, pero que también puede provocar una reducción significativa de la masa magra y un aumento de la masa grasa. Esto puede dar lugar a una obesidad, peor salud y resultados del cáncer.

La universidad está llevando a cabo otros estudios, incluido un ensayo en el que los pacientes con cáncer de próstata en fase avanzada se someten a un programa de ejercicios de seis meses. Por el momento, los resultados preliminares podrían servir para explicar por qué  los hombres, incluso con cáncer avanzado, si son físicamente activos, no sucumben tan rápidamente al cáncer. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.