Actualidad

Así será la inteligencia artificial en 2041, según un exinformático de Google y destacado inversor en tecnología

Foto: Dreamstime

¿Cómo será la inteligencia artificial dentro de 20 años? Kai-Fu Lee, quien un día dirigió las operaciones de Google en China y ahora es un destacado inversor en tecnología, asegura que estas innovaciones revolucionarán la medicina, el sector financiero, la educación y hasta el mundo de los automóviles eléctricos.

Este experto acaba de publicar el libro AI 2041 en EEUU, tres años después de su anterior lanzamiento, AI Superpowers. En esta lectura, Lee aborda como será el potencial impacto de distintas tecnologías durante las próximas décadas. Además, para explicarlo, cuenta con la ayuda de un reconocido escritor de ciencia ficción, Chen "Stan" Qiufan. Así, entre ambos crean una narración del futuro de la inteligencia artificial.

¿Cómo será la inteligencia artificial en 2041?

Según las predicciones de Lee, esta tecnología permitirá la medicina de precisión, hasta tal punto que los médicos se dedicarán a validar los diagnósticos que llevará a cabo un software. No obstante, esto no devaluará el trabajo de los doctores. Por el contrario, permitirá que estos profesionales tengan el tiempo suficiente para otorgar los cuidados oportunos que merecen los pacientes.

También cambiará el sector financiero, afectando a las operaciones de mercado basadas en acciones y a materias primas. Sin embargo, los humanos seguirán siendo esenciales en la negociación de los acuerdos de mayor riesgo, como los que incluyen capital riesgo o bienes raíces.

Por su parte, el sector de la educación cambiará drásticamente, ya que los alumnos recibirán una enseñanza a medida dirigida por la inteligencia artificial. Así, los profesores solo tendrán que preocuparse por dotar al alumnado de las habilidades y el pensamiento crítico necesario.

Los robots permitirán que las tareas mundanas del hogar, además de la limpieza y otros quehaceres, dejen de ser problema de humanos. Además, los vehículos eléctricos serán cada vez más comunes en las ciudades.

Por el contrario, Lee también encuentra problemas en estos avances. Esta tecnología podría facilitar la difusión de fake news. Además, los gobiernos podrían utilizarla como sistema de control de la población.

Sin embargo, la mayoría de aspectos que relata el informático en su libro serían positivos, facilitando la vida de las personas, reduciendo drásticamente el coste de vida, así como el de producción, y mejorando la salud de los ciudadanos. Realmente, se trataría de sacrificar una parte de la autonomía del ser humano en pro de grandes beneficios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin