Actualidad

Así es el Airbnb de las piscinas que triunfa este verano: cómo alquilar una y cuánto cuesta

  • Swimmy nació en 2017 pero ha sido en estos últimos meses cuando ha crecido
  • Su sistema es muy similar al de Airbnb con precios muy asequibles
Foto: Dreamstime.

Verano y piscinas van siempre de la mano. Los hay quienes pueden disfrutar de ellas en su casa, quienes las buscan en un hotel y, desde los últimos meses, quienes las disfrutan alquilándolas por días como si de una casa se tratase. Todo gracias a Swimmy, una aplicación similar a Airbnb que promueve el alquiler de estas instalaciones de particulares bajo un procedimiento y precio muy sencillo.

Pese a que este servicio nació en 2017, en Francia, no ha sido hasta estos meses cuando ha pegado su gran golpe encima de la mesa. Bajo el nombre de Swimmy, este servicio se ha aprovechado de los diversos confinamientos del último año y medio, la difícil situación para viajar y, sobre todo, las ganas de hacer reuniones sociales de muchas personas sin un lugar apto para ello.

Y es que Swimmy se basa en un sistema muy similar al popularizado por Airbnb. Con piscinas como referencia, en vez de viviendas, cada particular puede anunciar la suya para determinados días o momentos, estando apta para cualquier usuario que quiera alquilarla.

Todo desde un procedimiento sencillo en el que el cliente solicita el día y las horas que quiere usar una piscina, así como el número de gente que utilizará esta. Además, la aplicación tiene un filtro por el que se puede consultar la región de España más cercana a cada persona para facilitar su acceso y encuentro.

Precios asequibles por persona

Una vez se ha encontrado la piscina deseada, el particular recibe una solicitud y decide si la acepta o no por un precio previamente pactado. Entre los 10 y 20 euros de media, por persona, el propietario también puede habilitar si solo se puede usar la instalación de la piscina o por contra hay más accesos de la casa o finca al servicio de los clientes.

Ya con más de 120.000 usuarios entre España y Francia, el objetivo ahora de Swimmy es expandirse hacia Italia, Alemania o Estados Unidos. Todo bajo un servicio que ha encontrado en la pandemia por la covid-19 su gran impulso y que este verano está teniendo especial éxito para albergar reuniones sociales en ambientes refrescantes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin