Actualidad

Así son los detergentes y cosméticos sin químicos del CSIC que pronto podrán comercializarse

  • La institución coordina el proyecto junto a 16 socios europeos
  • El objetivo es reemplazar los químicos por enzimas microbianas
Foto: Dreamstime.

En plena ola de buscar los productos más sostenibles para el planeta, los detergentes y cosméticos son algunos de los artículos que siempre han estado puestos sobre el foco de la contaminación. Con muchos químicos para lograr su fórmula, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está llevando a cabo un programa para acabar con los compuestos dañinos para el medioambiente de estos. Un proyecto que lidera junto a la participación europea y que pronto verá la luz.

FuturEnzyme es la investigación que el CSIC, junto a 16 socios académicos e industriales de toda Europa, está llevando a cabo para terminar con el uso de químicos en detergentes o cosméticos. A través de enzimas microbianas, la función de estas es reemplazar por completo a los químicos logrando unas fórmulas más sostenibles.

Con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en 42 millones de toneladas al año, este proyecto cuenta con una financiación inicial de seis millones de euros, a través del programa marco de I+D+I de la UE Horizonte 2020. "Las enzimas actuales no pueden hacer frente a la formulación de productos de consumo de mayor calidad medioambiental", ha señalado Manuel Ferrer, investigador del CSIC en el Instituto de Catálisis y Petroleoquímica (ICP-CSIC) y coordinador del proyecto europeo.

Y es que aunque ya existen algunas enzimas que tratan de acabar con los químicos, tal y como refleja Ferrer, estas solo cubren menos del 10% de los productos del mercado. Por ello, "resulta crucial diseñar tecnologías inteligentes basadas en una nueva generación de enzimas con más actividad, estabilidad y menor coste, que puedan satisfacer las demandas tanto de los consumidores como de la industria".

Las enzimas también podrán ser usadas en ropa deportiva, cuya composición tiene muchos químicos contaminantes

Estas enzimas se extraerán de microorganismos aplicando técnicas que permitan seleccionar de una forma racional las más adecuadas en cada momento y para cada producto. Unos procesos en los que el CSIC estará involucrado en todo momento combinando el análisis masivo de datos biológicos mediante supercomputadores, bioprospección, ingeniería de proteínas, biotecnología y pruebas preindustriales.

Además estas también se podrán usar en ropa deportiva, con el fin de que al igual que los detergentes y cosméticos no sean nuevos, si no mejorados de los ya existentes en el mercado. "No se trata de diseñar nuevos productos que tardarían años en comercializarse, sino de mejorar los ya existentes para hacerlos más ecológicos, funcionales y sostenibles", remarca Ferrer.

Así pues, aún sin fecha de lanzamiento al mercado, pues aún queda todo un proyecto por delante, desde la Unión Europea se confía en que estén listas cuanto antes y poco a poco vayan introduciéndose en los productos, para ayudar a la citada sostenibilidad. "Enzimas para conducir hacia un planeta más verde del mañana", concluyen desde FuturEnzyme.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin