Nacional

Otro éxito de la ciencia española: el primer exoesqueleto comercializable para niños sale del CSIC

  • Creado por la investigadora Elena García Armada, ya tiene el 'marcado CE'
  • Se podrá exportar a todos los hospitales del mundo para ayudar a los niños
Foto: EFE.

La Agencia Europea del Medicamento, junto a las distintas autoridades comunitarias, acaba de conceder el 'marcado CE' por el que un producto se puede comercializar dentro y fuera de la Unión Europea a un exoesqueleto para niños con parálisis. La primera vez que esto ocurre en todo el mundo, por lo que significa toda una revolución para la ciencia española pues la patente llega desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Atlas 2030, por el titán al que Zeus condenó a llevar el cielo sobre sus hombros, es el primer exoesqueleto comercializable del mundo. Un hito "histórico", tal y como ha definido su inventora, Elena García Armada, y una muestra más que la investigación española está a la vanguardia cuando se le dan los instrumentos necesarios.

Junto al ministro de Ciencia, Pedro Duque, y la directora del CSIC, Rosa Menéndez, Elena ha presentado la herramienta que ya tiene patente española gracias a la empresa que ella misma fundó, Marsi-Bionics. Además, en el acto ha estado presente Víctor Millo, un niño con problemas de movilidad al que ahora, como a otros muchos de entre 4 y 10 años con parálisis cerebral, lesión medular o atrofia y distrofia muscular, el exoesqueleto le ayudará a caminar.

El éxito de Atlas 2030 radica en que detecta el movimiento del menor de forma no invasiva, lo que permite dar la sensación de caminar por uno mismo

Sujetando al niño de tronco hasta pies, además de poderse incluir un soporte para la cabeza, Atlas 2030 está hecho por ocho articulaciones activas que aportan movilidad en todas las direcciones y detectan el movimiento de forma no invasiva. Con unas dimensiones adaptables al crecimiento del menor, se coloca en tan solo 5 minutos y garantiza una total seguridad, hasta el punto de dar la sensación al niño de que camina por sí mismo.

Diez años de investigación, desde que García Armada conoció a una niña tetrapléjica, ven ahora el objetivo cumplido pero no el deseado. "Ahora el reto es democratizar esta invención para que esté al alcance de todos los niños que lo necesiten", ha indicado la investigadora. 

Un aparato que ya ha sido probado en hospitales y ahora da el salto a la comercialización "para dar una vida mejor a 17 millones de niños en todo el mundo". El primer exoesqueleto con 'marcado CE' y toda una muestra más del alto nivel que se encuentra dentro de la ciencia española.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin