El Ibex 35 baja el 2,31% en la sesión pero sube el 3,4% en el conjunto de la semana

elEconomista.es
19/10/2012 - 9:01 Actualizado: 17:39 - 19/10/12
  • El riesgo país cae un 10% en la semana y un 16% en lo que va de mes
Puntos Variación Hora
10.317,40 -0,42%  -43,70 puntos 17:38:00
Grafico


El selectivo cedió parte de las ganancias semanales en el 25 aniversario del crash de 1987 y cerró la sesión en 7.913,4 puntos. Los inversores movieron 4.148 millones de euros en todo el parqué y la prima de riesgo subió hasta 378 puntos. La esperada Cumbre de la UE no aportó novedades ni noticias tangibles. "Si tengo que pedir ayuda lo haré, pero no lo haré bajo presión", apuntó Mariano Rajoy a su témino.

Las caídas de hoy podrían ser lo que en el argot técnico se conoce como pull back o vuelta atrás a probar la solidez de antiguas resistencias que ahora se han convertido en soportes.

"Hablamos de los 2.535 puntos del EuroStoxx 50. Y prueba de ello es la magnífica vela semanal que se ha desplegado en las bolsas europeas pese a las caídas de hoy", comentan los analistas de Ecotrader.

Así las cosas, para que haya un verdadero deterioro de las posibilidades alcistas de la renta variable europea deben perderse los mínimos de la semana pasada.

El peor valor de la sesión fue Bankia, que retrocedió un 13,83% tras rebotar alrededor del 25% entre lunes y jueves. Gamesa perdió el 8,04%, Bankinter un 5,47% y Popular otro 5,27%. Entre los grandes la peor parte se la llevaron los bancos: BBVA cayó un 3,04% y Santander se dejó el 3%. Repsol perdió un 2,53%, Iberdrola un 2,45%, Inditex un 2,31% y Telefónica un 2,3%. (Un vistazo al Ibex 35, al Eco 10 y al resto del mercado)

El mejor valor del día fue Acciona con una subida del 4,18%, seguido de Dia, con un 1,73%, Técnicas Reunidas con un 1,28% y FCC, con un 0,83%. 

Las referencias de la jornada

La cumbre de la Unión Europea era principal centro de atención esta semana para los mercados y, de momento, no ha generado noticias de peso. Hoy no ha habido novedades después de que ayer los líderes europeos decidieran retrasar la puesta en marcha del nuevo sistema común de supervisión bancaria, lo que supone un revés para España. Y en cuanto al rescate español, "nada de nada".

"Parece que Alemania sigue empeñada en bloquear la posibilidad de que España recurra a una fórmula especial de rescate blando. Por lo tanto vuelve la incertidumbre sobre el timing del rescate", advierte el broker Banesto en su nota matutina según recoge Reuters.

La temporada de resultados en EEUU, que hasta el momento estaba sorprendiendo positivamente, se vio empañada anoche por las cifras de Google y Microsoft. Las de General Electric y McDonald's conocidas hoy también han sido peores de lo previsto.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias



Comentarios 158

#1
19-10-2012 / 09:03
Jaime Oro
Puntuación -13

Una matización a mi comentario de ayer. Cuando leen el lema carlista “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del carlismo actual -llamarlo “moderno” sería antagónico-, no entiendan el término “libertad” por libertad individual o personal. Se refieren al la “libertad del rebaño”, es decir, a la libertad del “pastor” para hacer y deshacer a su antojo para llevárselo crudo a casa -a la pela o la lana, me refiero-, mientras la libertad de la oveja brilla por su ausencia.

#2
19-10-2012 / 09:04
Jaime Oro
Puntuación -9

Una gran número de los inversores del IBEX siguen sin comprender la utilidad de comparar el valor de las acciones frente a activos que los gobiernos no puedan manipular. Así, siguen sin comprender la función del oro. No son los únicos como desvela este enlace: http://www.sunshineprofits.com/research/articles/correction-gold-underway/. Mientras Corea del Sur, país productivo donde los haya, compra oro sin parar para quitarse de encima las basura fiduciaria, los subdesarrollados de Corea del Norte lo venden. Claro, entren en Google Maps y posicionensé sobre Corea del Norte en vista de satélite. Luego muevan el mapa hacia el Sur. ¿Por qué no hay coches en las carreteras de Corea del Norte? Opción 1: porque con el socialismo radical y otras idologías que defienden que la libertad es algo prescindible, se tele-transportan. Opción 2: porque se enteraron que Google les iba a disparar la instantánea y se escondieron todos para que no veamos que allí todos tienen un Rolls. Una forma de evitar inmigraciones masivas a Corea del Norte. ¡Larga vida al oro!

#3
19-10-2012 / 09:35
Juan
Puntuación 14

Que triste al final el del Oro se ha cargado el foro... Y los del Economista sin hacer nada

#4
19-10-2012 / 09:37
kaxo linux
Puntuación 0

Ojo al cristo hoy,que a don mariano no le han concedido el credito virtual que pedia,(sera inutil).

AGUR windows

#5
19-10-2012 / 09:44
Puntuación 2

3

Te equivocas.

El foro se lo ha cargado el mandamandurrias del Gramos y un amigo que tiene forexiano

#6
19-10-2012 / 09:45
Puntuación -3

Wedding DressesWedding GownsEvening DressesProm DressesBridal Gowns¹ÚÉú԰·227ºÅ2ºÅÂ¥4Â¥£¬300ƽÃ×£¬2Ôª/©O/Ì죬ÎïÒµ6Ôª£¬Ö»ÓлõÌÝ£¬Ã»ÓеçÌÝ£¬±È½ÏʵÓ㡸ô¶Ï3´ó¼ä£¬5С¼ä£¬²»ÊÇÖн飬[b][url=http://www.dressesenter.com/]Wedding Dresses[/url][/b]

[b][url=http://www.dressesenter.com/]Wedding Gowns[/url][/b]

[b][url=http://www.dressesenter.com/]Evening Dresses[/url][/b][b][url=http://www.dressesenter.com/]Prom Dresses[/url][/b][b][url=http://www.dressesenter.com/]Bridal Gowns[/url][/b]





¹ÚÉú԰·227ºÅ2ºÅÂ¥4Â¥£¬300ƽÃ×£¬2Ôª/©O/Ì죬ÎïÒµ6Ôª£¬Ö»ÓлõÌÝ£¬Ã»ÓеçÌÝ£¬±È½ÏʵÓ㡸ô¶Ï3´ó¼ä£¬5С¼ä£¬²»ÊÇÖн飬

#7
19-10-2012 / 09:49
Puntuación 2

Vencimientos de Opciones Dax por la mañana, Ibex por la tarde. Si a eso unimos que Alemania nos está jodiendo pero bien, y que la reunión de pastores será un ridículo rodillo alemán, como siempre, mal asunto.

Sobre el troll Jaimito, a mi no me molesta. Simplemente no lo leo.

El que si me jode el es 21. Ese es un troll indeseable tocapelotas provocador.

#8
19-10-2012 / 09:53
Jaime Oro
Puntuación -13

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

Para quienes siguen sin comprender la vinculación en España entre el carlismo y el independetismo y el nacional-socialismo tribal-provinciano en Cataluña y Vascongadas les recomiendo el libro “Historia del Carlismo” de Román Oyarzun. Basta con que lean el último capítulo en el que el autor, navarro y carlista convencido, critica la deriva independentista de los “antes muertos que liberales”. Así muchos podrán entender ese odio intrínseco hacia el liberalismo que han mamado en casa. Si es su caso, su familia es claramente de origen carlista. Y el carlismo, surgido en los últimos años del reinado de Fernando VII -sí, la historia de España no empezó en el 36-, no era otra cosa que la pretensión de dar continuidad al absolutismo monárquico o, al menos, a sus fundamentos ideológicos y políticos. Se trataba de mantener los privilegios de los nobles tribales locales para mantener el control absoluto de la ciudadanía en las provincias bajo su dominio y a cambio de su apoyo al rey absoluto.

¿Les suena eso de los derechos forales? Bueno, pues eso es lo que siguen deseando mantener vascos y catalanes, los carlistas más acérrimos y ancestrales del panorama ibérico. De ahí la necesidad de levantar fronteras idiomáticas, educativas, fiscales, legales y las que se tercien. El objetivo último del absolutismo, en su forma carlista o cualquier otra en que haya devenido esta ideología ancestral -actuales socialismos de múltiples colores y el antiliberalismo rabioso-, es dificultar el libre movimiento de las personas. Si las personas pueden escapar del feudo, adios a los privilegios de la casta tribal. Claro, dado lo ancestral de esta ideología en su forma original, en la actualidad el lema “Dios, patria y rey” ha sido sustituído por el de “Libertad, Socialismo, Federalismo y Autogestión” del actual “Partido Carlista de Euskalherría”, por ejemplo. Leen ustedes bien la fórmula: “socialismo = absolutismo reciclado”. Y sí, este partido existe y no es una forma graciosa de llamar al PNV cuyo origen, por cierto, también es carlista -Sabino Arana lo era hasta la médula-. ¿Han comparado el uniforme de los requetés -soldados carlistas que combatían a las tropas liberales del Isabel II- con el uniforme de la policía vasca? La coincidencia no es casual.

La moraleja para el analista fundamental e inversor es que en un país así la seguridad económica es una quimera y existe la imperiosa necesidad de proteger el ahorro. De ahí la importancia del oro o cualquier cosa que no dependa de semejante horda de ultra tradicionalistas. Y no olviden, comparen el valor del IBEX con el del oro. El euro y el resto de monedas fiduciarias no sirven para medir el valor de nada. Hay quienes ya han recogido beneficios y de ahí la corrección de estos últimos días. Hoy están llenando otra vez la hucha. ¡Larga vida al liberalismo y larga vida al oro!

#9
19-10-2012 / 09:54
Parte
Puntuación 6

Hola buen dia ¿se ha ampliado el plazo de prohibicion de cortos? si alguno lo save que diga donde lo ha visto

Gracias.

#10
19-10-2012 / 09:55
cabetan
Puntuación 7

Cuidado con el optimismo excesivo, los problemas de base aún no se solucionan:

¿Momento de entrar a la bolsa?

#11
19-10-2012 / 10:01
petrovius
Puntuación 1

La cosa es evidente, cuando todo el mundo habla d la prima de riesgo es cuando hay que comprar, llevo diciendo esto hace mucho. Nos vamos a 14.000 puntos de Ibex y no me equivoco ni en 10 puntos

Comprar, comprar INCAUTOS

RubenVilela_com

Soy un crack oyeahhhh, i love wall street.... alrightttt

#12
19-10-2012 / 10:10
Miguel Angel ramos
Puntuación -4

Buenos dias a casi todos.

Un nuevo dia de hermandad, fraternidad y concordia.Como no puede ser de otra manera en un foro donde los tocapelotas y provocadores no tienen cabida.

Hoy dia de vencimintos sera una oportunidad mas para pipo va pipo viene recuperar parte de lo perdido hace 4 meses. Asi que no se desanimen que poco a poco se le va pillando el truco y el exito llega.

#13
19-10-2012 / 10:27
Puntuación 2

para el 9:

el ministro quiere ampliar la prohibicion pero todavia no esta decidido

#14
19-10-2012 / 10:35
amazing
Puntuación 5

Unión bancaria virtual, rescate virtual ni mencionado llevan a corrección real del mercado, la morosidad y el crédito inexistente es lo único real, estas subidas verticales son más especulativas-virtuales que reales, si vuelven los cortos, volverá la segadora al ibex.

#15
19-10-2012 / 10:37
Ana Lista
Puntuación 1

Buenos días.

Angela Merkel no es impredecible. Está visto que hay que hacerla actuar y que si no es presionando la prima al alza, aquí nadie pide nada (Mariano) ni nadie lo permite (Merkel).

Así que creo que desgraciadamente nos van a hacer sufrir y lo que se gana en 3 días, se puede perder en una hora.

Mis manos siguen quietas ¡

Por cierto me encantó ayer el que hizo la estadística de los comentarios, simplemente genial.

#16
19-10-2012 / 10:39
Ana Lista
Puntuación 0

Por cierto tras pagar el dividendo el soporte del Santander de 5,90 pasa a ser de 5,75 por ese descuento, verdad ?

Yo lo voy a seguir viendo y sigo sin descartar verlo en 5,20 la semana que viene. Va a empezar de verdad la presión del rescate.

#17
19-10-2012 / 10:54
Miguel Angel ramos
Puntuación -2

Antes de reuniones varias, googles varios y microsoft varios, ya apunte ayer el 7940. Que ahi estaba aunque para ayer no era creible. Pero estaba.

Pues ahi esta.

Y hoy facil facil acabamos positivos. Pero un dia de vencimientos sabe dios.

#18
19-10-2012 / 10:55
Miguel Angel ramos
Puntuación 0

#17# Si, si, pero nuestras caixas que???

#19
19-10-2012 / 10:57
g.u.o.
Puntuación 3

Ana lista, el rescate es para dentro de un mes. Vendí rápido los derechos. Hoy nadie recomienda nada importante, mantente al margen. Osezno, otra vez tenías razón.

#20
19-10-2012 / 11:02
Jaime Loro
Puntuación -2

Ana Lista cuantas veces has dicho qe te vas y vuelves, este foro sigue saboteándose que era la excusa para irte y por lo que vemos sigue aquí.

Eres un bocachanclas y pretendes que demos crédito a tus comentarios. Payaso

#21
19-10-2012 / 11:07
Miguel Angel ramos
Puntuación 1

A tomar por c.ulo la cordialidad y fraternidad.

PARRAPLAS.

#22
19-10-2012 / 11:10
Trabajador
Puntuación 3

JAJAJA

ALUCINO ¡¡

LA ORDEN DE LOS HOSPITALARIOS DE SAN JUAN DE DIOS TIENE UNA SICAV EN EL BANCO DE SANTANDER DE 14 MILLONES DE EUROS

14.000.000. DE EUROS ¡¡

ESTA GENTE ES LA QUE RECIBE SUBVENCIONES PARA SUS COLEGIOS PRIVADOS

ESTA GENTE ES LA QUE NO PAGA NI EL IBI

ESTA GENTE ES A LA QUE SE LE RESTAURA GRATUITAMENTE EL PATRIMONIO Y LUEGO PONEN ENTRADAS PARA QUE REPAGUEMOS

ESTO ES UN ESCÁNDALO MAYÚSCULO ¡

REVISIÓN DEL CONCORDATO YA ¡

#23
19-10-2012 / 11:18
Puntuación 2

Caixabank es un peso muerto en cualquier cartera.

#24
19-10-2012 / 11:19
Miguel Angel ramos
Puntuación -2

#23# Trabajador: Y solo les queda 14 millones????

Que pena. Una orden qeu ha sido dueña de medio mundo y entre sus bienes contaba incluso un pais actual como Malta.

Que pena, a donde vamso a llegar con el alcalde de Marinaleda.

#25
19-10-2012 / 11:22
Duque de Lerma
Puntuación 0

Next week Spain is going to "solicitar rescate" Mr. Rajoy said to Mrs. Merkel. Es una información de alguien muy cercano a un Ministro que conozco y que os sirvo en bandeja a todos vosotros y sobre todo para que Amazing y Ana Lista se tiren a la piscina y compren ya.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 119,02 +1,15 +0,98%
FRA 28,53 +0,15 +0,54%
ITA 164,33 +0,44 +0,27%
GRE 503,37 -0,68 -0,13%
POR 241,40 -0,22 -0,09%

Ecotrader



Evasión

Las nuevas cabinas de Airbus

Las nuevas cabinas de Airbus



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens