Vivienda

Un banco de Ucrania encarga buscar casa para 300 empleados en Valencia a Engel & Völkers

Imagen a?rea de viviendas en el centro de Valencia.

La crisis provocada por la guerra en Ucrania que ha generado una avalancha de refugiados procedentes de ese país también empieza a tener efectos en la demanda de vivienda en algunas zonas. La inmobiliaria Engel & Völkers asegura que en el último mes entre el 15% y el 20% de las peticiones de alquileres que ha recibido en Valencia procedían de ciudadanos ucranianos. Incluso un banco de ese país ha solicitado alojamientos para 300 empleados y sus familias que se trasladarán a la capital del Turia.

"Nos ha contactado una importante entidad bancaria de Ucrania pidiéndonos alojamiento para 300 trabajadores que vendrán con sus familias a la ciudad en tres grupos de 100", señala Luis Martínez, director de la división de alquileres de Engel & Völkers Valencia. No es la única demanda que han recibido de un gran número de viviendas en alquiler para poder dar respuesta a esa demanda.

"También el consulado de Ucrania nos ha solicitado reubicar a 50 familias", en este caso de personas que hasta ahora se están alojando con familiares o amigos, añade el directivo. Según la inmobiliaria está resultando difícil cubrir esta demanda al no contar con edificios o grandes complejos para que puedan alojarse todos juntos como solicitan las compañías.

La inmobiliaria especializada en la intermediación de inmuebles de gama alta ha logrado reubicar a 35 familias en un edificio céntrico de la ciudad. El edificio rehabilitado tiene 75 viviendas a estrenar de superficies entre 60 y 90 metros cuadrados, de uno y dos dormitorios, en las que están instalándose las familias a medida que van terminando de equipar los inmuebles.

El perfil medio

El perfil de cliente ucraniano que está recibiendo Engel & Völkers Valencia es de poder adquisitivo medio-alto porque la mayor parte de ellos tenían puestos directivos o eran empresarios en su país. Predominan las familias con uno o dos hijos que solicitan viviendas completamente amuebladas, con dos o tres dormitorios y dos baños, aunque también hay perfiles que buscan de una habitación. La preferencia es que estén situadas en zonas céntricas con buenas comunicaciones.

"Cuentan con un presupuesto para destinar al alquiler entre los 1.000 y 2.500 euros mensuales y son personas solventes y trabajadoras", describe Martínez que ha cerrado las ultimas 25 operaciones de alquiler con ucranianos a un coste medio de 1.600 euros mensuales.

El director de Engel & Völkers Valencia, Miguel Ángel Cantos, hizo un llamamiento no sólo a la solidaridad con los ucranianos que están llegando a Valencia huyendo del conflicto, sino también a todos aquellos propietarios que estén dispuestos a alquilar sus viviendas a personas solventes. "Ahora mismo están alojados en casas de familiares, amigos o alquileres vacacionales y se encuentran en búsqueda de una propiedad para poder vivir en ella con su familia", explica Cantos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin